Inicio El Pais La economía argentina cayó 5,8% en el primer trimestre

La economía argentina cayó 5,8% en el primer trimestre

Por otra parte, la economía argentina cayó 5,8% en el primer trimestre del año en comparación con igual período de 2018, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos. El nivel del PIB en el primer trimestre es un 2% más bajo que en el cuarto trimestre de 2018, agregó el organismo que conduce Jorge Todesca.
La medición en la versión desestacionalizada del primer trimestre de 2019, con respecto al cuarto trimestre de 2018, arroja una variación negativa de 0,2%, mientras que la tendencia ciclo muestra un resultado positivo de 0,1%.
La industria manufacturera registró una baja en el nivel de actividad de 10,8% y el nivel de actividad del sector electricidad, gas y agua decreció 5,2% durante el primer trimestre respecto del mismo período de 2018.
La actividad de la construcción tuvo una baja de 6,8% en el primer trimestre y el comercio mayorista y minorista, y reparaciones tuvo una caída de 12,6%.
El sector hoteles y restaurantes registró una baja de 1,7% y el transporte, almacenamiento y comunicaciones mostró un decrecimiento de 4,0%.
Durante el transcurso del primer trimestre, la actividad de intermediación financiera observó un decrecimiento de un 10,3%, informó el Indec. (NA)

Sica culpó a la crisis del año pasado
El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, admitió la «preocupación» del Gobierno por el aumento del desempleo, la más alta de la actual administración, y la adjudicó al «impacto de la crisis del año pasado».
«Estamos viendo el impacto de la crisis del año pasado, eso es lo que muestra esa cifra», señaló el ministro en un comunicado al referirse al 10,1% de desocupación que anunció el Indec.
«Nos preocupa: son un millón ochocientos mil argentinos que buscan empleo y no lo encuentran, y todos tienen que tener acceso a oportunidades», sostuvo el ministro.
El funcionario señaló que «en lo urgente, ya comenzamos a ver recuperación de actividad (económica) en varios sectores», y sostuvo que «eso va a revertir la curva» de desocupación.
Sica dijo que el desafió del gobierno «es estructural» al señalar que se debe incorporar al mercado formal al 35% de trabajadores en negro y crear las condiciones para que las Pymes generen empleo de calidad.
«Para eso, lo primero es terminar con las crisis y el equilibrio fiscal es el verdadero camino. Lo estamos logrando», añadió el ministro.
Sica reclamó al Congreso la aprobación de la ley de blanqueo laboral e insistió en una reforma laboral para «seguir impulsando el cambio productivo que nos de competitividad y cree oportunidades».
«Necesitamos un mercado laboral dinámico, que aproveche las oportunidades del mundo, que nos oriente a la exportación», concluyó. (NA)