Inicio El Pais La familia reclama por "desaparición forzada"

La familia reclama por «desaparición forzada»

CUATRO AÑOS DE LA MUERTE DE SANTIAGO MALDONADO

Sergio Maldonado, hermano de Santiago, el joven artesano desaparecido durante una violenta represión llevada a cabo por Gendarmería en el noroeste de Chubut el 1° de agosto de 2017, y cuyo cuerpo sin vida fue hallado luego de 78 días, reclamó que la Corte Suprema ordene que la causa se investigue como una desaparición forzada seguida de muerte, a cuatro años de ese caso que conmovió a la sociedad argentina.
«La verdad, al cabo de cuatro años, la causa está parada y a la espera de que se resuelva en la Corte Suprema para que se investigue la muerte de Santiago como un caso de desaparición forzada y con otro magistrado. Creemos que el juez (Gustavo) Lleral no investigó cómo se debía. No hubo una reconstrucción de los hechos que determinaron la desaparición de Santiago», señaló el hermano de Maldonado. Y sobre la evolución del expediente en las distintas instancias del Poder Judicial, agregó: «En la causa se hicieron un montón de cosas mal. Pero la Cámara de Comodoro (Rivadavia) y Casación ratificaron todo y ahora estamos en la Corte. Es un peloteo que no termina más».

A cuatro años.
El 1° de agosto de 2017 Santiago Maldonado participaba en una protesta que la comunidad mapuche del Pu Lof de Cushamen realizaba cerca de la localidad de Esquel con un corte de la Ruta 40 que se había levantado el día anterior, en el marco de un conflicto de tierras que esa comunidad mantenía con el grupo empresarial Benetton. Ese día, la Gendarmería realizó un operativo represivo para desalojar la ruta pero además ingresó al predio del Pu Lof con el pretexto de la figura de flagrancia para perseguir a los manifestantes hasta las orillas del río Chubut, y en medio de ese accionar Santiago desapareció.
El cuerpo sin vida del joven artesano fue encontrado el 17 de octubre de 2017, en las gélidas aguas de ese río, en un lugar donde la familia denuncia que «se rastrilló tres veces antes» sin que se hubieran producido ningún tipo de hallazgos.
«Lleral concluyó que ‘las frías aguas del Río Chubut estaban esperando’ a Santiago y para él todo terminó ahí. No tomó declaraciones que le pedimos y no se realizaron las pericias que requerimos sobre ropas y elementos que había en el cuerpo de Santiago», cuestionó Sergio Maldonado.

Desaparición.
Sergio desde hace cuatro años impulsa junto a su familia que la causa de Santiago se caratule y se siga investigando como una desaparición seguida de muerte, y cuestiona desde entonces el proceder que tuvo la Justicia. «Siempre se dijo que en la autopsia de Santiago habían participado 55 peritos cuando en realidad eran 24, y solo dos estuvieron de forma presencial, el resto lo siguió por una pantalla. El juez dijo en ese momento que ‘no se registraban signos de violencia’ y parece que todo quedó ahí. Al día de hoy ningún forense me puede decir cuál fue la causa de la muerte de mi hermano», cuestionó.
Sergio planteó, además, otras objeciones sobre el proceder del Poder Judicial durante la instrucción de la causa en relación al procedimiento por el cual se halló el cuerpo de Santiago y al lugar exacto en el que fue localizado. «En la costa donde fue encontrado Santiago había sauces y muchas plantas de rosas mosquetas. Si hubiera pasado cerca de algunos de esos arbustos (el cuerpo) tendría marcas, rasgaduras, roturas en sus ropas, porque es una especie que tiene muchas espinas. Y no se encontró nada de eso», detalló Sergio Maldonado.
(Télam)