La inflación de 2018 llegó a 47,6%, la más alta en 27 años

PEOR QUE EN 2001, DESDE 1991 LA ARGENTINA NO PADECIA UN FLAGELO TAN GRAVE

El índice de Precios al Consumidor (IPC-Costo de Vida) aumentó 2,6% en diciembre y acumuló un alza del 47,6% durante el 2018, la más alta en 27 años, según informó el martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
La inflación anual de 2018 refleja la inestabilidad cambiaria que vivió nuestro país, con el dólar trepando más de 100% frente al peso. Las mayores subas durante el año pasado se anotaron en Transporte, con el 66,8%, Alimentos y Bebidas no alcohólicas 51,2%; Equipamiento y Mantenimiento para el hogar, con el 50%, entre otras.
El aumento acumulado de 47,6% resultó uno de los mas altos de los últimos años, superando al 38,5% del 2014, cuando se produjo una devaluación del 30%, la del 40,9 % del 2002, a la salida de la Convertibilidad, y solo por debajo del 84% de 1991, en el gobierno de Carlos Menem.
El BCRA indicó que “si bien (la inflación de diciembre) sigue siendo alta”, la misma “descendió por tercer mes consecutivo desde el pico de septiembre (6,5%)”.
“La prioridad del BCRA es evitar que episodios como los vividos en 2018 se repitan” indicó y pronosticó que “debido a que la política monetaria actúa con rezagos y a las correcciones de precios regulados y acuerdos salariales pendientes, es normal esperar que la inflación mensual se mantenga en estos niveles en los próximos meses”.
Si bien la Ley de Presupuesto estima que los precios aumentarán el 23% durante este año, a finales de diciembre, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, insistió en que el Gobierno “no pronostica la inflación”, pero está “convencido” de que será “más baja que en 2018”.

Diciembre.
Los precios minoristas se desaceleraron por tercer mes consecutivo en diciembre, al alcanzar una suba del 2,6% en su medición nacional en diciembre, indicó el Indec.
El dato mensual se ubicó en línea con lo esperado por el mercado, ya que los analistas consultados estimaban un incrementó promedio para el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de un 2,5 por ciento en diciembre.

Estimaciones.
La baja de la inflación se desaceleró en el mes de enero y pareciera haberse encontrado con un nuevo piso. En adelante, por los aumentos ya anunciados por el Gobierno se estima que inflación tendrá dificultades para bajar: “Hasta mayo la inflación va a rondar el 2,5%”, resumió Camilo Tiscornia, director de la consultora C&T Asesores Económicos.
Al pico de inflación del 6,5% en el mes de septiembre le siguieron tres meses en baja en la medida en que el dólar se estabilizaba: 5,4% en octubre, 3,2% en noviembre y, de acuerdo a estimaciones privadas, entre 2,5% (EcoGo) y 2,6% (C&T) en el mes de diciembre.
Para C&T, en diciembre la inflación respondió a una fuerte suba en dos rubros: esparcimiento (7%) y salud (6,3%). “En este caso, el determinante fue el ajuste de 8,5% en la medicina prepaga pero los medicamentos siguieron subiendo, aunque a menor ritmo que en meses previos”, explicó Tiscornia. En febrero habrá otro aumento del 5% para las prepagas.
“En otros rubros más ligados al tipo de cambio, como alimentos y bebidas, equipamiento del hogar y otros bienes y servicios, el ritmo de aumento fue mucho menor, cercano al 1,5%, reflejando el menor ritmo de depreciación del peso. En vivienda se destacó el incremento de 6% en los sueldos de los encargados de edificio mientras que en transporte influyeron las subas del taxi y el subte, atenuadas por la baja del combustible” agregó Tiscornia.
Por su parte, la consultora Focus Market especializada en consumo destacó que diciembre tuvo un elevado repunte en alimentos. Las cinco categorías de productos que más aumentaron fueron Mayonesa (24,2%), Jugos Líquidos (18,2%), Chocolates (13,4%), Cervezas (7,8%) y Cremas Dentales (6,9 %). “La contracción de la demanda ha generado en el mes de diciembre que productos que habían sufrido fuertes aumentos en el mes de noviembre tengan que revisar sus listado de precios a la baja”, destacó el director de la consultora Damián Di Pace. Por ejemplo, los yogures bajaron 1,5%; el aceite, 1,6 % y los quesos untables, 4,1%, entre otros.
‘Por la forma en la que el Gobierno diagramó los incrementos con una concentración en la primera parte del año, no creo que en los primeros tres meses la inflación pueda bajar de la zona del 2,5% independientemente de la política monetaria’, sostuvo Tiscornia.

Enero.
“Los números en lo que va de enero nos muestran que la inflación puede estar un poquito abajo del 2,5%, tal vez un 2,3% porque se conjugan el pico de los precios de turismo que se registra todos los años en este más, más allá de los precios regulados que tendrán aumentos en agua, transporte y los cigarrillos. En febrero, se vienen la suba de la electricidad y las prepagas, en marzo, como siempre, suben los colegios, en abril sube el gas y en mayo impacta otro tramo de la suba del agua. En el medio, seguirá subiendo escalonadamente el transporte”, enumeró Tiscornia.
“Por la forma en la que el Gobierno diagramó los incrementos con una concentración en la primera parte del año, no creo que en los primeros tres meses la inflación pueda bajar de la zona del 2,5% mensual independientemente de la política monetaria. Pasando mayo habrá más posibilidad de baja para llegar a las elecciones en la zona del 2%”, agregó el economista.
(Ambito.com y Lapoliticaonline.com)

Incidencia del alza de precios en las regiones
El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el índice de Precios al Consumidor aumentó 2,6% en diciembre y acumuló un alza del 47,6% durante el 2018, impulsado principalmente por los rubros de transporte, de tarifas y de alimentos.
En lo que respecta a las variaciones por regiones, en la Patagonia se registró la mayor alza de precios del país. La inflación en las provincias del Sur alcanzó en 2018 nada menos que 50,6%. El ránking de precios estuvo encabezado por transporte que subió un 69,5%, seguido por las tarifas y combustibles con 59,4% y los alimentos que se incrementaron un 52,4%.
Vale destacar que a la hora de calcular la inflación general los alimentos se llevan un 13,60% de incidencia acumulada en el índice, mientras que el transporte se lleva un 9,61% del cálculo al tiempo que un 7,20% lo conforman las tarifas y combustibles.
La segunda región que presentó los precios más altos del país fue Cuyo, donde la variación de precios en 2018 alcanzó el 49,5%, casi dos puntos porcentuales por encima de la inflación media en todo el país.
En las provincias de Mendoza, La Rioja, San Juan y San Luis, el transporte fue el rubro con mayor incremento al tocar el 66,8%. En tanto, las tarifas aumentaron 55,1%. (Ambito.com)