La inflación de 2018 se encamina a ser la más alta del siglo

ANALISTAS ECONOMICOS ESTIMAN QUE RONDARA EL 45 POR CIENTO PARA FIN DE AÑO

Según un informe de la consultora económica Ecolatina, la inflación de 2018 se encamina a mostrar la tasa más alta desde 1991. De acuerdo a sus proyecciones, rondaría el 45 por ciento este año, “si no se materializa un nuevo salto cambiario”.
Ante este escenario, la consultora prevé que la inflación más alta del siglo XXI dejará “una elevada inercia para 2019, por lo que incluso si se logra calmar el mercado cambiario, la suba de precios difícilmente baje del 30 por ciento”.
Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la inflación trepó 3,9 por ciento en agosto, su mayor registró en lo que va del año, acumulando 24,3 por ciento en los primeros ocho meses del año y con una variación de 34,4 por ciento respecto a agosto 2017.
Sin embargo, en Ecolatina prevén que la suba de precios se acelere en septiembre producto del salto del dólar de más de 20% a fines de agosto.
Al respecto, el índice de precios de Ciudad de Buenos Aires de la consultora trepó 6,2% en la primera quincena de septiembre respecto a la primera quincena de agosto. El principal factor de la aceleración fue la disparada del dólar que se reflejó en la suba del IPC Núcleo (+6,5%), seguido por el aumento en Regulados (combustibles y tarifas) que trepó 6,3 por ciento.
“Si bien el motor-dólar continua siendo el principal impulsor de los precios, tras varios meses de inflación de por lo menos 3 por ciento mensual la inercia pasa a ocupar un rol central: precios que suben para no ceder terreno frente a otros que subieron antes. Cabe destacar que esta dinámica puede retroalimentarse en los próximos meses, a medida que los precios vayan incorporando la totalidad de los efectos del reciente salto cambiario”, consideran los analistas.
En este marco, sin una reapertura de paritarias, los salarios reales caerían más de 10% en el segundo semestre del año.

Licitación de Lebac.
El Banco Central deberá afrontar mañana una nueva licitación de Lebac para la cual ya anunció un cambio en su estrategia para evitar mayor presión sobre el dólar, que finalizó la semana pasada en un récord de 40,51 pesos.
La autoridad monetaria anticipó que a partir del miércoles aplicará un incremento de cinco puntos en los encajes bancarios, mientras también señaló que para las entidades bancarias, “ofrecerá Notas del Banco Central a un año de plazo y Letras de Liquidez”.
Simultáneamente, el Ministerio de Hacienda ofrecerá Letras del Tesoro, que servirán como alternativa de inversión en pesos para todos los participantes”.
Así, el organismo que conduce Luis Caputo intentará que lo inversores no se vuelquen al peso, que en el último período se volvió una opción poco atractiva ante la fuerte devaluación por la pérdida de confianza e incertidumbre que predomina en la city porteña.
En esta oportunidad, el Banco Central ofrecerá “hasta 150 mil millones de pesos de Lebac para ser suscriptas por participantes no bancarios contra un vencimiento estimado de 300 mil millones de pesos en manos de los mismos”.
La autoridad monetaria anunció una “nueva etapa en la estrategia de reordenamiento de los instrumentos con los cuales implementa su política monetaria”.
El organismo indicó que se centra en la “eliminación gradual” del stock existente de Lebac que asciende en la actualidad “aproximadamente a 600 mil millones de pesos, de los cuales 25 por ciento está en poder de entidades bancarias y el resto en manos de entidades no bancarias tales como fondos comunes de inversión, empresas, individuos y no residentes”. (NA)