La inflación de julio, según el INDEC

La inflación se ubicó en julio en el 3.1% y acumuló en lo que va del año un alza del 19.6%, con fuerte impacto de los combustibles, el turismo de vacaciones de invierno y los alimentos, informó este miércoles el INDEC.

El rubro que más aumentó en julio fue transporte -que incluye el ajuste en combustibles-, con el 5.2%, seguido por recreación y cultura -por las vacaciones- con el 5.1%, y equipamiento y mantenimiento del hogar, con el 4.2%.

Alimentos y bebidas -el que más incidencia tiene en los sectores de menores recursos- aumentó 4% en julio, indicó el organismo encargado de las estadísticas.

De este modo, el índice inflacionario anual se ubica en el 31.2% y no sólo pulveriza el poder adquisitivo de los asalariados sino que compromete la meta oficial pactada con el FMI del 32%.

Consultoras privadas estiman que la tendencia inflacionaria continuará en el mismo nivel en agosto debido al aumento en prepagas, tarifas de colectivos, trenes y subte, combustibles y electricidad.

Los demás rubros registraron los siguientes incrementos: restaurantes y hoteles, 2.9%; salud, 2.8%; educación, 1.8%; vivienda, agua, electricidad, gas y otros, 1%; y comunicación, 0.6%.

El único sector que cerró en baja fue el de prendas de vestir y calzado -por liquidaciones de fin de temporada-, con un retroceso mínimo del 0.1%.

Según los datos oficiales, la inflación núcleo fue más alta que la anterior medición y llegó al 3.2% y también la suba de los precios estacionales (3.8%).

La medición del INDEC está en línea con las proyecciones privadas de la consultora de Orlando Ferreres, que la estimó en el 2.8% para julio y de Elypsis, que la ubicó en 3.2%.

A su vez, la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informó una inflación del 2.7% en julio y la llevó al 19.5% en lo que va del año.

En cuanto a las regiones, el gran Buenos Aires tuvo una inflación del 2.8%, la menor de todo el país, y la más alta se registró en Cuyo, con el 3.6%.

Las zonas noreste y noroeste del país tuvieron un alza del 3.4%; la pampeana registró una suba del 3.3% y la patagónica creció 3.2%.

Entre los alimentos, los incrementos más fuertes  correspondieron al tomate redondo, con el 38%; la harina de trigo común 000, con el 11.2%; la batata, con el 10.4% y el aceite girasol, con el 9.1%.

También verificaron incrementos los siguientes productos: banana, 8.8%; cebolla, 7.4%; arvejas secas remojadas, 6.9%; cerveza, 6.7%; algodón, 6.4%; hamburguesas congeladas, 6.1%; yogur firme, 5.5%; y filet de merluza fresco, 5.3%.

Por el contrario, registraron bajas de precios los siguientes artículos: lechuga, 13.1%; naranja, 7.4%; limón, 3.8%; vino común, 1.3% y la manzana deliciosa, 0.2%.  (NA).

FOTO: AMBITO FINANCIERO.