La Justicia allanó viviendas

DE VIDO ES INVESTIGADO POR PRESUNTO ENRIQUECIMIENTO ILICITO

La Justicia, con el auxilio de fuerzas policiales especiales, allanó ayer propiedades del
ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional kirchnerista Julio De Vido, en la causa en la que es investigado por enriquecimiento ilícito.
Los operativos, ordenados por el juez federal Luis Rodríguez, se desplegaron un día después de que la Cámara de Diputados aprobó una autorización para su realización sin que se le quitaran ni le fueran violados los fueros parlamentarios al ex funcionario.
Los procedimientos se efectuaron en el departamento donde habitualmente vive el ex ministro, en avenida del Libertador al 2200 del barrio porteño de Palermo, y en la chacra que posee en el partido de Zárate, en el norte de la provincia de Buenos Aires.
En simultáneo con una intensa actividad que se estaba registrando en los tribunales federales de Retiro por el caso de lavado de dinero que tiene preso al empresario Lázaro Báez y ahora imputados a sus cuatro hijos, efectivos de la Policía Federal, incluidos miembros de la Brigada de Explosivos y de la Unidad Federal de Investigaciones Especiales, fueron hasta el departamento de Palermo y el predio rural zarateño ubicado en Puerto Panal.

Operativos.
A media tarde los policías entraron en la vivienda porteña que desde hace varios años alquilan De Vido y su esposa, Alessandra Minicelli, quien fue número dos de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), un organismo auditor interno del Poder Ejecutivo Nacional.
Poco después, según trascendió de fuentes del caso, empezó el operativo en la chacra de Zárate, donde el ex ministro posee una casa de unos 600 metros cuadrados emplazada en un predio de varias hectáreas con diversas comodidades y detalles exclusivos.

Documentación.
El objetivo de los investigadores era buscar documentación relacionada con los bienes de De Vido y eventualmente algunos otros elementos de valor de interés para la pesquisa.
Estos operativos se registraron también en medio de una polémica desatada por algunos kirchneristas, como la ex presidenta Cristina Fernández, el ex ministro Agustín Rossi y el propio De Vido, denunciaron una persecución política, lo cual fue rechazado por el actual oficialismo.

Frigerio.
El principal encargado de desactivar esa andanada de los representantes del anterior gobierno fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien aseguró que “es evidente que no existe” tal persecución y dijo que “el kirchnerismo no tiene que victimizarse” sino “dar explicaciones”.
De Vido tiene ante sí un complicado frente judicial, ya que está procesado e imputado en varias causas.
Por ejemplo, está procesado por la tragedia de Once, por la que fueron condenados los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y por no renegociar contratos ferroviarios. (DyN)

Compartir