“La masturbación es animaloide”, dijo Aguer

POLEMICAS DECLARACIONES DE ARZOBISPO

El arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, dijo ayer que “la masturbación es animaloide” y consideró que “un homosexual para vivir en gracia de Dios debe ser casto”, mientras la CHA advirtió que denunciará al prelado ante el Inadi por “alentar la homofobia” con sus declaraciones.
Aguer volvió ayer a incurrir en provocaciones al realizar un nuevo cuestionamiento del “petting” por su carácter exhibicionista, apenas tres días después de que criticara la “cultura fornicaria” actual y la secretaría de Derechos Humanos pidiera rechazar sus afirmaciones por “autoritarias” y “discriminatorias”.
“La masturbación es animaloide, evidentemente”, sostuvo el arzobispo platense, y enfatizó: “Un homosexual para vivir en gracia de Dios debe ser casto, pero no lo estoy inventando yo, es el catecismo de la Iglesia Católica”.
El presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, atribuyó la posición de Aguer a que “la Iglesia mantiene hasta hoy que la homosexualidad es una desviación de la naturaleza”.
“Estas afirmaciones públicas son preocupantes, porque son las que más discriminación y consecuencias violentas provocan en nuestra comunidad”, dijo Cigliutti en declaraciones a DyN.
Cigliutti sostuvo que “estas declaraciones alimentan sentimientos homofóbicos”, por lo que la CHA presentará una denuncia ante el Inadi contra monseñor Aguer por “alentar la homofobia”.
El presidente de la CHA lamentó la “poca autocrítica de Aguer con su institución”, al subrayar que en los últimos días se conocieron “al menos cinco denuncias contra sacerdotes por abusos sexuales a menores de edad”.

Avruj.
Aguer objetó ayer la actitud del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quien pidió rechazar su posición “autoritaria” y “discriminadora”, al pedirle al funcionario que piense “un poco cómo van a salvar la libertad de expresión y la libertad de la Iglesia, que están amparadas por textos constitucionales”.
El martes en una columna publicada en el diario El Día, el prelado se refería a “la banalización del sexo”, al “petting” y cuestionaba la distribución de preservativos entre los participantes de los Juegos Olímpicos, entre otras cuestiones.
“El petting no es asunto mío, mi artículo lo dice refiriéndose al exhibicionismo descontrolado en lugares públicos. Si alguien quiere toquetearse que lo haga en su casa, tranquilamente, pero yo lo he visto en la puerta de mi catedral”, sostuvo ayer Aguer. (DyN)