Inicio El Pais La pandemia expuso la crisis en los barrios vulnerables

La pandemia expuso la crisis en los barrios vulnerables

LA PAMPA ES LA PROVINCIA QUE MENOR PROBLEMA HABITACIONAL PRESENTA

Al ingresar en los barrios populares, el coronavirus puso sobre la mesa la escondida realidad de hacinamiento y falta de políticas de Estado que marginan a los más de 4 mil asentamientos que hay en todo el país, en los que viven casi un millón de familias. «Se considera Barrio Popular a los barrios vulnerables en los que viven al menos 8 familias agrupadas o contiguas, donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a dos, o más, de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal)», establece la definición oficial del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat.
Próceres o santos, números, árboles, calles y formas geométricas son algunos de los elementos que le dan nombre a cada una de las lugares en los que la llegada del Estado todavía se hace esperar: villas, barrios populares, asentamientos o el nombre con el que se quiera designar a ese conjunto de casas precarias, amuchadas en terrenos tomados ya sea de privados o estatales. Según los datos del Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (Renabap) a los que accedió NA, en la Argentina hay 4.416 villas habitadas por 929.665 familias.

Distribución.
Los 24 partidos del Conurbano albergan en sus territorios 999 de los 1.726 asentamientos que hay en la Provincia de Buenos Aires; en territorio porteño se encuentran 57. El podio lo completa Santa Fe, con las 72.602 familias que viven en 341 barrios vulnerables; y detrás aparecen Misiones, Tucumán, Chaco y Córdoba. Con cuatro villas en las que viven 234 familias, La Pampa es la provincia con menores cifras en ambos índices.
La cartera que conduce María Eugenia Bielsa, arquitecta y referente peronista de Santa Fe, apunta a empezar a revertir el histórico abandono del Estado a esos barrios con el programa «Argentina Construye», que con un presupuesto de 29 mil millones de pesos tiene como objetivo «responder ante la emergencia, atendiendo los déficits de vivienda, de infraestructura sanitaria y de equipamiento urbano».

Deuda histórica.
Sin embargo, el pasado viernes la funcionaria nacional aclaró en declaraciones radiales que «de ninguna manera» se va a poder saldar en un mandato la lamentable deuda que existe en materia habitacional. «Quiero ser honesta, es muy importante que nuestra palabra sea verídica: 29 mil millones de pesos no pueden saldar una deuda histórica», señaló Bielsa, quien de todos modos se mostró «segura» de que «ésta es una oportunidad para discutir qué Argentina se quiere y cuánta inequidad se está dispuesto a tolerar de aquí en adelante».
Horas después de esas declaraciones, el presidente Alberto Fernández también se refirió al tema: «Quiero que sepan todos los argentinos que todos los que estamos gobernando somos un habitante más de villa Azul, del Barrio Padre Mugica, de la villa 1-11-14 y de cada barrio popular que hay en la Argentina». En un acto en la localidad de Bernal, el jefe de Estado citó a María Eva Duarte de Perón al referirse a los barrios vulnerables: «Allí es donde hay una necesidad y donde hay derechos para reponer». (NA)