Inicio El Pais "La política muestra logros"

«La política muestra logros»

ARGENTINA REDUJO IMPORTE E INTERESES DE LA DEUDA

El gobierno nacional logró reducir de manera significativa, en los primeros seis meses de gestión, tanto el importe como la concentración de los vencimientos de deuda en pesos previstos para este año y bajar las tasas de interés a niveles compatibles con la recuperación económica y la sostenibilidad, según un informe elaborado por la Secretaría de Finanzas, difundido ayer.
De esta forma, las autoridades del Palacio de Hacienda, con un horizonte de vencimientos más equilibrado, deberán enfrentar vencimientos de capital e intereses por $1,04 billones en lo que resta del año, de los cuales $570.039 millones, el 55% del total, tienen por acreedor al sector privado.
«En diciembre, el panorama del mercado de deuda en pesos era muy complejo, estaba virtualmente cerrado. Los vencimientos para el 2020 eran muy elevados y concentrados en el primer semestre. El mercado estaba totalmente ilíquido con títulos que cotizaban al 35%-40% de paridad», señaló el secretario de Finanzas, Diego Bastourre.
«La política de normalización que llevamos adelante muestra logros significativos: baja de tasas de interés a niveles sostenibles, extensión de plazos, reducción sustancial de los vencimientos en 2020 y aumento de la participación de la financiación en pesos en el total de deuda», agregó el funcionario.
En base al informe elaborado por la Secretaría de Finanzas, en «los primeros 6 meses de gestión y como resultado de la agenda de normalización del mercado de deuda pública en pesos, el gobierno nacional logró reducir, sensiblemente, tanto el importe como la concentración de los vencimientos para el año 2020», con respecto a las previsiones existentes en diciembre pasado, cuando asumió el presidente Alberto Fernández.
Además, y pese a las dificultades para avanzar con el canje de deuda extranjera en dólares, el Ministerio de Economía destacó que «el stock de pasivos denominados en moneda local aumentó su proporción en el total, pasando de representar el 14,4% en noviembre de 2019 al 15,3% al cierre del mes de mayo».
En ese marco, las autoridades del área económica lograron extender los plazos de las obligaciones, incrementando la participación de bonos por sobre las letras, con una reducción de estas últimas en la participación total.
La Secretaría de Finanzas precisó que «a lo largo del año 2020, las obligaciones en pesos con inversores privados eran de $1,15 billones, de los cuales el 74% ocurrían en el primer semestre. Por su parte, este mercado estaba totalmente ilíquido con títulos que cotizaban en torno al 35%-40% de paridad».

Normalización.
El proceso de normalización consistió en reanudar emisiones en pesos, que habían sido suspendidas en julio del 2019, y realizar sendos canjes de deuda, y operaciones de reconversión de activos, entre otras iniciativas.
En diciembre de 2019, la deuda bruta del Sector Público Nacional alcanzaba niveles insostenibles, ubicándose en torno al 89,4% del producto, con cerca del 80% de dicho stock denominado en moneda extranjera.
El Palacio de Hacienda sostuvo que el reperfilamiento de títulos públicos dispuesto en agosto de 2019 -tras las elecciones PASO-, que incluyó a las Letras del Tesoro Capitalizables en pesos, impactó negativamente en el mercado de deuda local.
Este evento afectó a los tenedores de títulos en pesos, que ya habían padecido el deterioro en el valor de sus tenencias a raíz del deslizamiento cambiario y la aceleración inflacionaria de los años 2018 y 2019.
Para el Tesoro Nacional, por su parte, implicó una fuerte acumulación de vencimientos de capital e intereses en 2020, concentrados principalmente en el primer semestre del año, y la imposibilidad para acceder al financiamiento en el mercado doméstico, con títulos que cotizaban en promedio en torno al 35%-40% de paridad. (Télam)

Soberanía monetaria
El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó ayer que «la soberanía monetaria es una piedra angular de la estabilidad y el desarrollo económico».
«Soberanía monetaria significa una moneda confiable y debe construirla la sociedad argentina en su conjunto», manifestó Guzmán luego de que el Ministerio de Economía difundiera un informe elaborado por la Secretaría de Finanzas sobre la deuda emitida en pesos.
El ministro, en un comunicado de prensa, sostuvo que «para acabar con el patrón de inestabilidad macroeconómica que por tanto tiempo ha caracterizado a nuestro país necesitamos poder recuperar la confianza en nuestra moneda. Es un camino que requiere de esfuerzos persistentes».
«Apenas asumimos nos pusimos como uno de los objetivos poder generar instrumentos de ahorro y de financiamiento en pesos, y así lograr empezar a romper con la lógica dolarizadora que profundiza los desequilibrios estructurales del país», reseñó Guzman.
El funcionario detalló que «un primer paso fundamental en ese camino fue el de normalizar el mercado de deuda pública en pesos» y precisó que en los primeros meses del año se logró «suavizar el perfil de vencimientos de capital e intereses que mostraba una fuerte concentración en 2020».
«En diciembre, el panorama del mercado de deuda en pesos era muy complejo, estaba virtualmente cerrado. Los vencimientos para el 2020 eran muy elevados y concentrados en el primer semestre. El mercado estaba totalmente ilíquido con títulos que cotizaban al 35%-40% de paridad», señaló el secretario de Finanzas, Diego Bastourre.