Inicio El Pais La primera escuela primaria para personas adultas trans del país funcionará en...

La primera escuela primaria para personas adultas trans del país funcionará en La Plata

La primera escuela primaria para personas adultas trans del país funcionará en la ciudad de La Plata, impulsada por una organización no gubernamental que agrupa a madres de infantes con diferente autopercepción de género, y en su primera semana de inscripción ya cosechó la adhesión de tres interesadas.

El establecimiento, que depende de la escuela para adultos 713 de La Plata, funcionará en el Centro Cultural Olga Vázquez, en las calles 60 entre 10 y 11 de la capital bonaerense, explicó a Télam una de sus impulsoras, Susana Roussy, docente e integrante de Crianzas Disidentes, un espacio que nuclea a madres de niñez trans.

«Las estadísticas indican que la perspectiva de vida de las personas trans es de 35 años y eso es así por ser honestos con lo que sentían, esa expectativa de vida que es la mitad de la esperanza del resto de las personas es 100 por ciento causas sociales y eso es terrible: el querer vivir como verdaderamente se sienten hace que sean expulsados de sus hogares a las 12 años, al inicio de la pubertad, y van a la calle», graficó.

Tras recordar que una vez en la calle, la persona trans no encuentra posibilidades de conseguir trabajo, educarse, y acceder a la salud, lo que va minando la calidad de esta, la mujer señaló que «necesitamos políticas reparatorias, que no se vulneren los derechos de nuestros hijos».

Roussy, quien hace unos años debió luchar para que el hospital de Niños de La Plata le garantice el tratamiento a su hijo trans, explicó que el niño asiste a una escuela secundaria, tras pasar por otros dos establecimientos educativos donde no supieron respetar su autopercepción de género, pero «la persona adulta trans no accede a la educación y para ellas fue que pensamos en abrir esta escuela primaria para adultos trans».

Esta semana abrió la inscripción de la escuela y ya hay tres inscriptas: tres trabajadoras sexuales, quienes empezarán la semana próxima a asistir a clases de 10.30 a 13.30, de lunes a viernes.

«Cada una de las chicas tendrán un plan de estudios personalizado, en función de los conocimientos que traen», dijo Roussy, quien aún se emociona cuando recuerda la alegría de una de las alumnas inscriptas al comentarle que «siempre» quiso «hacer la primaria».

La integrante de Crianzas Disidentes contó que «estamos recorriendo hospitales y la Zona Roja de La Plata para difundir la apertura de esta escuela». «Es importante que las chicas interesadas sepan que si no cuentan con su documentación, desde la escuela se le puede ayudar a tramitarla; así como articular con las áreas de Salud y el ministerio de Desarrollo Social».

Roussy sostuvo que sobre las trabajadoras sexuales trans «aún pesa el prejuicio de llamarlas las ´travestis de la zona Roja´o ´las narcotravestis´, y no ven su persona, su afectividad, sus sueños, y no se piensa que ese estigma social lleva a reducir su expectativa de vida a los 35 años».

«Mi hijo un día se acostó con una expectativa de vida de 70 años y al día siguiente, al despertar y decirme «mamá, soy Gonzalo», entró en ese colectivo trans de tener una expectativa de vida de 35 años», agregó Roussy, quien decidió luchar por los derechos no sólo de su hijo trans sino para mejorar la calidad de vida de los adultos trans que no pudieron escolarizarse.

La mujer consideró que «hasta tanto la ley de Educación Sexual Integral no se implemente de manera correcta y amplia en todas las escuelas, las escuelas son un lugar hostil para los niños y niñas trans».

«Esta es la primera escuela primaria para adultos trans del país; el otro antecedente es el del Bachillerato Popular Trans Mocha Celis, pero es de nivel secundario», destacó. Remarcó que quienes asistan a la escuela primaria de adultos trans «recibirán su certificación de parte de la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense».

Foto: News Digital