Inicio El Pais La semana que viene será ley

La semana que viene será ley

AVANZA EN EL SENADO LA REFORMA DEL IMPUESTO A LAS GANANCIAS

El proyecto para desvincular gran parte de los salarios del Impuesto a las Ganancias obtuvo ayer el aval de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Trabajo y Previsión Social en el Senado nacional, durante una reunión por videoconferencia a la que asistieron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el secretario de Políticas Tributarias, Roberto Arias. «La sanción de esta ley no puede pasar de la semana que viene» advirtió el presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Caserio (Frente de Todos) luego de un debate donde Juntos por el Cambio pidió modificaciones que fueron rechazadas.
La bancada opositora acompañará el proyecto con disidencias parciales, aunque la holgada mayoría del Frente de Todos en la Cámara Alta indica pronostica que la iniciativa será convertida en ley sin inconvenientes. El proyecto eleva el mínimo no imponible a 150 mil pesos brutos, mientras que los jubilados comenzarán a aportar a partir de los ocho haberes mínimos, en lugar de los seis actuales.
Durante la reunión, Moroni señaló que «alrededor de 1,3 millones de trabajadores» dejarán de tributar ganancias, ratificó que «uno de los objetivos del Poder Ejecutivo es que los salarios crezcan en términos reales» y consideró que la reforma también contribuirá «a la reactivación económica».

Menos tributantes.
Originalmente «el impuesto a las Ganancias alcanzaba a un 10% de los trabajadores y ahora estaríamos llegando casi al 20%. Con esta modificación, volveríamos a un nivel normal de tributación», señaló. Según el ministro, «arriba de 150 mil pesos mensuales están entre el 7% y el 8% de los trabajadores: nos parece un rango justo, porque esa porción de trabajadores representa algo así como el 25% de la masa salarial total».
Por su parte, Arias señaló que además de quienes dejarían de pagar este impuesto «hay otros 200 mil trabajadores que verán reducida su carga tributaria» en referencia a las personas «que cobran salarios de entre 150 mil y 173 mil pesos» y serán beneficiadas «con una deducción especial y van a pagar menos que hoy».
Aproximadamente «un millón y medio de personas se verán beneficiadas, de los cuales 1.300.000 directamente dejan de tributar» calculó, antes de explicar que quienes perciben «hasta 300 mil pesos mensuales van a poder deducir el 40% de la ganancia no imponible, y también podrán actualizar por el Ripte (índice de variación salarial de trabajadores) una vez al año». La iniciativa «amplía además la deducción que existe para cónyuges» y establece que «las asignaciones mensuales y vitalicias de los ex presidentes y vicepresidentes estarán alcanzadas por el impuesto» dijo Arias.

Algunas observaciones.
Durante el debate, los senadores opositores apoyaron el espíritu general del proyecto, pero hicieron observaciones, como el mendocino Julio Cobos, quien recordó que diputados de Juntos por el Cambio habían planteado disidencias en cuanto a «qué es lo que pasa con los sueldos por encima de 173 mil pesos» porque «el proyecto otorga una exención del impuesto pero no modifica el mínimo no imponible». Moroni respondió que «el mecanismo para no incrementar simplemente el mínimo no imponible fue porque en ese rango (arriba de 173 mil pesos mensuales) no resulta razonable seguir aumentando deducciones».
El chaqueño Víctor Zimmermann (Juntos por el Cambio) coincidió en que «es una ley necesaria» pero evaluó que «no es suficiente» porque es «necesario ir a una reforma de fondo» mientras su compañero Esteban Bullrich calificó al proyecto como «un parche» y consideró que el problema es que «hay dos millones de personas que no trabajan».
De todas maneras, el jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, dijo que «la recuperación del salario de los trabajadores es una necesidad urgente» y advirtió que no hay «margen para hacer modificaciones y que vuelva a Diputados». (NA)

Evalúan reforma del monotributo
La Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado evaluará hoy el proyecto de reforma del régimen de Monotributo, que propone actualizar topes de las categoría y crea un puente para facilitar el ingreso de contribuyentes al régimen general. La reunión contará con la presencia de la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont y luego de escucharla los senadores pasarán el dictamen para la firma, ya que el oficialismo pretende debatir la norma la próxima semana junto con el proyecto que reforma el Impuesto a las Ganancias.