Inicio El Pais "La situación es muy grave de verdad"

«La situación es muy grave de verdad»

LA SITUACION SOCIO-SANITARIA EN SALTA EMPEORA Y DENUNCIAN QUE RETACEAN INFORMACION

La cifra de niños internados por cuadros de desnutrición y deshidratación en el norte de Salta, producto de la situación socioeconómica y climática sigue creciendo. A los 26 que fueron alojados en el hospital zonal de Tartagal durante el fin de semana se sumaron otros once, mientras que una nena de casi dos años tuvo que ser trasladada al Hospital Materno Infantil de Salta, por el agravamiento de su cuadro clínico.
El total de 37 menores internados fue confirmado al periódico Tiempo Argentino el pasado jueves por la lidereza wichi Octorina Zamora, madre de la primera médica de ese origen indígena, que recorrió el hospital para ayudar a las familias y realizó un relevamiento de la situación. Ese medio porteño consultó, sin éxito, el punto de vista del gerente general del hospital, Juan Ramón López, aunque el funcionario aseguró este miércoles que había «24 niños internados de los cuales 14 están con desnutrición en salas de recuperación, dos tienen un cuadro agudo y los otros tienen otras enfermedades». El funcionario no dio cuenta del traslado a Salta de la nena con un cuadro agudo.

Menos información.
Zamora aseguró este jueves por la noche que la cifra total está comprendida por «27 niños internados en la sala de pediatría y otros 10 que están en la sala de recuperación nutricional» del establecimiento, detalló. La mujer es una autoridad (Niyat) del pueblo wichi de Salta, fundadora del Espacio Plurinacional Indígena Kambá y defensora de los derechos de las mujeres originarias.
Luego de la recorrida que hizo por el establecimiento sanitario tomó registros fotográficos sobre la situación y los compartió con este medio para reflejar que la situación crítica no ha cesado. También hizo un llamado público a la solidaridad para conseguir donaciones «de agua mineral y pañales chicos, medianos y grandes» porque «la ayuda oficial no llega».
Desde el domingo pasado la novedad es que el estado provincial comenzó a retacear la información sobre la situación, ante el empeoramiento de una crisis socioeconómica y climática que azota a esa región desde hace décadas.

Arroyo.
Por su parte, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, reconoció ayer como una «situación muy grave» la que se registra en el norte de la provincia de Salta ante los casos de muertes por desnutrición,e informó que «ya hay equipos del Ministerio trabajando en la zona junto al Ejército» para enfrentar los problemas. «La situación es muy grave, de verdad. Fallecieron niños de la comunidad Wichi, hay otros internados. El problema es el agua, entre otros», dijo Arroyo.
El funcionario identificó en la falta de agua potable uno de los grandes factores de las enfermedades. «El problema es el agua -insistió Arroyo- y como los chicos toman agua en mal estado, terminan teniendo diarrea, terminan teniendo deshidratación, y a partir de ahí viene el problema de la desnutrición». «La falta de agua potable genera un problema muy serio de salud y además (esas comunidades) están muy alejadas de cualquier centro de salud y la ambulancia esta rota», expresó.
En ese sentido Arroyo explicó que «ya estamos trabajando en la zona, trabajamos en conjunto, hay un equipo del Ministerio (de Desarrollo Social) trabajando en el lugar. El Ejército esta llevando agua potable a las comunidades y estamos haciendo un rastrillaje». (Tiempoar.com.ar/Télam)

No habrá misión de MSF en Salta
La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) informó ayer que se abstendrá de realizar «una misión exploratoria» en la comunidad wichí de la provincia de Salta, ante el pedido de ese pueblo por la muerte de seis niños y niñas, debido a que la naturaleza de la crisis y las políticas públicas que se requieren para revertir la actual situación «exceden la capacidad de la organización médica-humanitaria», aunque seguirán «monitoreando de cerca la situación». «Luego de establecer contacto con diversas autoridades provinciales y organizaciones sociales que se encuentran interviniendo en la región, MSF optó por no realizar una misión exploratoria (paso previo a la apertura de una misión) en esa región», indicó la organización.
La decisión de abstenerse a «colaborar» con la emergencia sanitaria declarada por el gobernador provincial, según explicaron desde la ONG, se debe a que la resolución de problemáticas son de largo alcance. De todos modos precisaron que seguirán «evaluando la posibilidad de realizar una eventual misión exploratoria en el futuro en caso de que aparezcan nuevos datos».
Representantes de la comunidad wichí de Salta y un grupo de antropólogos y médicos de la provincia de Córdoba realizaron un pedido de intervención a la organización médica el lunes pasado a través de dos cartas. En dicha comunicación le informaron que la población Wichí, Qom, Iyojwa’ja y Nivaclé que habita el este y noreste de Salta, el oeste de Formosa y el Chaco se encuentran en crisis humanitaria crónica desde hace años. (Télam)