Inicio El Pais La UIF denunció lavado de dinero

La UIF denunció lavado de dinero

VICENTIN: EL ORGANISMO ACUSO A LA EMPRESA DE SIMULAR LA CESACION DE PAGOS

La Unidad de Información Financiera (UIF) acusó a la empresa Vicentin de haber simulado su situación de cesación de pagos para fugar y lavar dinero en el exterior e involucró en las supuestas maniobras al ex mandatario Mauricio Macri, al ex presidente del Banco Central, Guido Sandleris; al ex titular del Banco Nación, Javier González Fraga; y a los dueños de la cerealera. El organismo antilavado formuló la acusación y solicitó ser tenido por querellante en el marco de la causa en la que se investigan supuestas irregularidades en el otorgamiento créditos por 18.500 millones de pesos por parte del Banco Nación a Vicentin durante el gobierno de Cambiemos.
«Existen indicios que nos permiten sostener que Vicentin no solo habría simulado su estado de cesación de pagos sino que, a su vez, habría utilizado su estructura en el exterior y/o la de Glencore para remitir sus ganancias al extranjero», sostuvo la UIF, que conduce Carlos Cruz, en la presentación realizada ante la fiscalía a cargo de Gerardo Pollicita.

Red corporativa.
En el mismo texto se agregó que «Vicentin Saic no es una isla, sino que forma parte de una red corporativa que incluye 16 firmas en el país y otras tantas en Uruguay, Paraguay, Brasil y España». «Es de destacar el rol de Renova, firma que canaliza parte del negocio de granos del grupo y en la cual se materializa el acuerdo estratégico que Vicentin tiene con el Grupo Glencore, uno de los mayores traders de granos del mundo», indicó.
Para la UIF, «tanto estas maniobras fraudulentas como sus instigadores, autores, participes y encubridores surgen también claramente dado que las gerencias operativas habrían sido instruidas personalmente por González Fraga para beneficiar a la firma, y éste, a su vez, habría sido instruido al respecto por el entonces Presidente de la Nación». El organismo destacó, además, que «el control de esa actividad estaba en cabeza del Banco Central, por entonces presidido por el señor Guido Sandleris.

Pedido de inhibición.
La UIF le reclamó al fiscal Pollicita y al juez Julián Ercolini que se «ordene la inhibición general de bienes respecto de Macri, González Fraga, Sandleris y los empresarios Alberto Padoan y Gustavo Nardelli, y se «proceda a efectuar un estudio de su patrimonio y el de las empresas señaladas a los efectos de reemplazar estas medidas por embargos preventivos suficientes».
Días atrás, fiscalía a cargo de la investigación por supuesta defraudación de la empresa Vicentin recibió al menos 70 archivos con información y documentos enviados desde el Banco Nación que ahora están siendo analizados. La denuncia que dio origen a las actuaciones se presentó a raíz de un informe de las actuales autoridades del banco que dio cuenta de supuestos créditos irregulares otorgados a la empresa cerealera. En el informe presentado por el director del Nación, Claudio Lozano, se advirtió que la deuda acumulada violó normativa del banco en relación a préstamos a grandes empresas.

Secreto bancario
El fiscal federal Gerardo Pollicita ordenó ayer levantar el secreto bancario para conocer los movimientos de la empresa, a la vez que pidió las actas de asambleas desde el 2015 y solicitó datos del caso al directorio del Banco Nación. A su vez, marcó que en el expediente se dispuso que se investigue la ruta del dinero para «determinar si se trató de una crisis autogenerada» con el fin de no pagar la deuda, una vez que se hubiera logrado «obtener irregularmente la refinanciación».

Evitar el desguace
El secretario de Relaciones Parlamentarias de la jefatura de Gabinete, Fernando «Chino» Navarro, justificó ayer la intervención al afirmar que «había propuestas para comprarla a bajo precio y desguazarla». El funcionario indicó que «la idea central es preservar una empresa nacional, en un mercado donde las empresas principales son extranjeras, para democratizar la economía y que no esté concentrada en manos extranjeras». En ese marco, aseguró que «la necesidad de intervenir era que había propuestas para comprarla a bajo precio y desguazarla, lo que iba a afectar a los trabajadores y a la economía argentina». Navarro entendió que, «si hubo una reacción y un rechazo de algunos sectores a esta idea, tenemos que explicar mejor la propuesta». El funcionario aclaró que, en el futuro, la empresa Vicentin funcionará «con capital que pondrá el Estado pero también con capital privado, donde pueden jugar un rol muy fuerte las cooperativas de pequeños y medianos productores». Navarro indicó que «esto no significa que vayamos a expropiar otras empresas, pero sí que el Estado juegue un rol en ayudar empresas nacionales».

Cuidar el capital propio
«No estamos quitándole la empresa a nadie, estamos rescatando una empresa que, si sigue así, va a dejar de existir o va a quedar en manos de capitales que no son argentinos», afirmó el Presidente Alberto Fernández y apuntó: «La historia muestra que frente a la pandemia, el capital propio es muy importante». Asimismo, recomendó comparar este tipo de decisiones, como las tomadas en los últimos días por «Alemania o cualquier país europeo» en cuanto a rescates de empresas en sus territorios.