“La verdad, no me di cuenta”

MACRI Y LOS MILLONES DE DOLARES DEPOSITADOS EN EL EXTERIOR

El presidente Mauricio Macri sostuvo ayer que es el “político que más transparencia tuvo sobre su situación personal” en referencia al dinero que repatrió del exterior del país; y en el marco del diálogo que tuvo con El Tribuno de Salta, donde opinó sobre la detención del ex secretario de Obras Públicas, José López, investigado por enriquecimiento ilícito.
El jefe de Estado concedió la entrevista en esa provincia luego de participar en una ceremonia en homenaje a Güemes, donde consideró que “claramente (la corrupción) fue estructural” en el gobierno anterior.
Sobre los 18 millones de dólares que tenía depositados en el exterior, Macri explicó: “Digamos primero que yo los tenía en un banco tradicional de Estados Unidos y Suiza, que se llama Merrill Lynch. Al Merrill Lynch lo compra un banco suizo que tiene dirección en Bahamas, con lo cual no es que la plata estaba en Bahamas, estaba en un banco europeo”.
“Segundo, era mi declaración jurada de los últimos diez años. Soy el político que más transparencia ha tenido sobre su situación personal, siempre he declarado todo. La verdad es que ni me di cuenta, honestamente. Cuando me plantearon que si yo creía en el país no podía tener un depósito afuera, para demostrar que sí creo en el país no solo voy a traerlo de vuelta sino que voy a comprar bonos argentinos para demostrar que creo en el futuro de nuestro país”, dijo.
Y agregó, “espero que si a alguno le parece que lo he hecho tarde, me disculpe, pero que no tengan dudas de que soy el primero en creer en los argentinos y el primero en creer que somos capaces de poner este país en el lugar que se merece y de conseguir trabajo para todos los argentinos”.

Caso López.
En cuanto al caso López, el Presidente dijo: “Creo que la corrupción en general ha acompañado las últimas décadas y en la última creo yo que llegó a niveles inéditos. Lo importante es que ahora entendamos que el cambio es de todos, hoy la obra pública tiene que ser sinónimo de alegría, de futuro, de mejora de la calidad de vida y nunca más sinónimo de corrupción, de cajas y de abusos”.
Sobre el Plan Belgrano aseveró que “lo hemos ido acordando con cada gobernador, con cada dirigente, con las fuerzas sociales locales y la verdad es que hay mucho entusiasmo porque esto va a producir un cambio muy pero muy grande en términos de generación de empleo y de reducción de la pobreza”. (Télam)

Compartir