“La situación es estable”

CONTINUAN LAS TAREAS EN LA CUENCA DEL SALADO

La situación en la cuenca del río Salado tendía a mejorar en las últimas horas al superarse el “pico” de crecida, mientras se realizaban tareas tendientes a verificar el comportamientos de las aguas y el impacto en los cascos urbanos, especialmente en la localidad de Castelli y la zona baja.
Las tareas eran encabezadas por el director de Defensa Civil bonaerense, Luciano Timerman, y el intendente Castelli, Francisco Echarren.
Defensa Civil bonaerense informó que “en estos momentos la situación es estable y permanece operando el Comité de Emergencia en la localidad de Villanueva, con equipamiento de Salud, Prefectura, Ejército, y la Marina Argentina. Con la apoyo de la defensa civil de La Matanza, además de Cruz Roja Argentina”.
En tanto, la crecida del Salado provocó inconvenientes en varias rutas que aún permanecían cortadas, según informó la Dirección Nacional de Vialidad.
Las rutas 41, 46 y 50 permanecían cerradas al tránsito y las rutas 29 y 65 se encontraban afectadas por la presencia de agua sobre la calzada.
La ruta 41 permanecía cerrada al tránsito el sector que va de General Belgrano a San Miguel del Monte, la ruta 46 entre Bragado y la ruta 65, en Junín; y la ruta 50 entre Vedia y Arenales.
El intendente de Pila, Gustavo Walker, aseguró que la crecida del Salado mantenía inundado al 70 por ciento del distrito y estimó que si no llueve en los próximos días el agua tardaría unos 10 días en escurrirse.
“Hasta que el Salado no baje, no va a dejar de hacer reflujo. Calculo que en 10 días no va a quedar agua en Pila si no llueve mucho, lo que esperamos que ocurra”, indicó.
Por otro lado, la Secretaría de Servicios Públicos se puso en marcha el generador eléctrico para sostener el bombeo del agua en la zona, al tiempo que implementó un plan de contingencia, muestreo y monitoreo de la calidad de los servicios públicos de agua potable y desagües cloacales en las ciudades afectadas.

Ministros.
El lunes, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, junto a los ministros provinciales de Asuntos Agrarios y de Desarrollo Social, Alejandro Rodríguez y Eduardo Aparicio, y al Director de Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS), Hugo Bilbao, sobrevolaron la zona junto a los intendentes de General Belgrano, Jorge Eijo, y de General Paz, Juan Carlos Veramendi.
Según Berni, “el pico máximo de la crecida ya ha pasado. Estamos trabajando con los intendentes de los municipios damnificados, entregando recursos materiales”.
Aparicio señaló que mientras el Estado asiste “a la familias afectadas en materia social, coordinando también acciones para mitigar las crecidas, en las otras cuencas los vecinos están volviendo a sus casas, con total normalidad”.

Obras.
Por su parte Bilbao resaltó la importancia de las obras para impedir que se inunde el casco urbano de la localidad.
“El cambio climático trae aparejadas estas lluvias que no tienen registro pluviométrico al igual que las crecidas del río sin antecedentes”, indicó.
En ese sentido, sostuvo que “la adaptación al cambio climático significa reforzar obras ya existentes”.
“Por eso es muy acertada la decisión coordinada entre los Estados de reforzar el terraplén de defensa y elevar la cota del mismo. Su buen funcionamiento ha impedido que se inunde una gran porción del casco urbano”, añadió. (NA)