La UCR le cerró la puerta al PRO y al FR

EL RADICALISMO RECLAMO EN LA CUMBRE MAYOR PROTAGONISMO EN EL FRENTE AMPLIO UNEN

El radicalismo resolvió ayer cerrar la posibilidad a un acuerdo nacional con el PRO y con el Frente Renovador (FR) y ratificar al Frente Amplio Unen (FAU) como marco de alianzas del partido, aunque volvió a habilitar los acuerdos provinciales con otras fuerzas y exigió la redefinición de la “conducción” del espacio que comparte con el socialismo, el GEN, Proyecto Sur, Libres del Sur y la Coalición Cívica.
Así quedó plasmado en un documento de cinco puntos, que contó con la aprobación unánime de los 100 dirigentes reunidos en el complejo naútico de Punta Chica, en la localidad bonaerense de San Fernando, incluidos los precandidatos presidenciales Ernesto Sanz y Julio Cobos.
Además, el acuerdo incluyó el llamado -sin fecha aún- a la Convención Nacional para que ratifique la estrategia de alianzas del partido de cara al 2015, algo que venían reclamando Cobos y Ricardo Alfonsín, y un pedido para redefinir la “conducción y la institucionalidad” del FAU.

Unidad partidaria.
De esta manera, el radicalismo intentó privilegiar la unidad partidaria luego de las discrepancias internas que dejaron a la fuerza al borde de la ruptura, al tiempo que dio respuesta al reclamo de los socios del FAU que -a excepción de la Coalición Cívica-ARI- exigían una definición en la estrategia de alianzas.
En el documento, los radicales asumen el “compromiso de respaldar una fórmula presidencial encabezada por la UCR”, descartando así una alianza nacional con los postulantes a la Casa Rosada Mauricio Macri (PRO) y Sergio Massa (FR).
Sin embargo, la cúpula radical volvió a habilitar que los distritos realicen “los acuerdos necesarios para apoyar a candidatos radicales a las gobernaciones, al Congreso de la Nación y a las intendencias” con el objetivo de “fortalecer la territorialidad” del partido.
“Ratificar la construcción del Frente Amplio Unen redefiniendo su conducción, sus reglas de funcionamiento y su institucionalidad, con el objetivo de su fortalecimiento”, señala el primer punto del texto.

Mesa de conducción.
Fuentes del Comité Nacional aseguraron que con esto el partido buscará modificar la composición en la mesa de conducción del frente para que tenga correlato con la representación parlamentaria de cada fuerza.
En la reunión se resolvió plantear al resto de las fuerzas opositoras que compitan con el radicalismo la firma de un “acuerdo de gobernabilidad que incluya un compromiso programático parlamentario”.
La reunión, que se desarrolló en calma y sin los desbordes que caracterizaron a las últimas convenciones de la UCR, sirvió para que la cúpula partidaria hiciera una suerte de “catarsis” y para que quedaran planteadas “cara a cara” las posturas y reclamos de cada sector.
A cargo de la apertura, Sanz, en su condición de titular del Comité Nacional, hizo una presentación formal de los puntos en discusión y marcó como objetivo central del radicalismo “ganar en la mayor cantidad de provincias y aumentar el volumen territorial y parlamentario de la UCR”.

Tres posiciones.
En la reunión, que arrancó pasadas las 14 y contaba con más de 30 oradores, quedaron planteadas las tres posiciones en debate: la que defiende una alianza con el PRO, impulsada por el propio Sanz y el cordobés Oscar Aguad; la de Ricardo Alfonsín y Julio Cobos en pos de que la UCR profundice su pertenencia al FAU con un perfil socialdemócrata; y la de avanzar hacia una interna amplia que incluya a Mauricio Macri y Sergio Massa, propuesta por Gerardo Morales.
El senador jujeño planteó la necesidad de que el radicalismo compita en las PASO con un único candidato propio, pero en una interna amplia que aglutine también al resto de los postulantes a la Casa Rosada del FAU y a los presidenciales Macri y Massa.
Más allá de lo que decida la Convención Nacional, los radicales manifestaron su firme convicción de “llegar unidos al 2015”.

Cobos.
En el primer piso del restaurante Benevento del naútico de Punta Chica, el debate se desarrolló bajo un esquema en el cual cada orador expuso sin interrupciones mientras Sanz tomaba nota.
A su turno, Cobos llamó a la dirigencia a “confiar” en las chances electorales de los dos presidenciales radicales del FAU.
Aunque dijo estar de acuerdo con respetar la autonomía de los distritos, reclamó que los candidatos a gobernadores de las provincias donde se realicen elecciones simultáneas “sí o sí” respalden la boleta presidencial del frente Unen. (Télam)