miércoles, 27 octubre 2021
Inicio El Pais Larreta, sin protocolos

Larreta, sin protocolos

Por un fallo de la Justicia porteña, Horacio Rodríguez Larreta resolvió desacatar el DNU del gobierno Nacional respecto a la suspensión de clases presenciales. A la espera de lo que resuelva la Corte Suprema, el jefe de gobierno porteño utilizó como bandera el reclamo por la presencialidad, hasta que finalmente cometió un grave error. Ayer viernes, Larreta visitó junto a la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, el Jardín de Infantes Integral N° 19 D.E. 5. «Nos llenó de orgullo ver cómo todos se comprometen y cumplen con los protocolos para cuidar la presencialidad, porque saben mejor que nadie los beneficios de aprender en el aula», aseguró el jefe distrital.

Pero en su visita, Larreta incumplió uno de los principales protocolos diseñados por el gobierno porteño en relación a las «burbujas» que se conforman en las instituciones educativas. «Se deberá procurar evitar el ingreso al establecimiento de referentes familiares, adultos responsables o de cualquier otra persona ajena, salvo en caso de extrema necesidad, emergencia y/o en casos autorizados por el establecimiento educativo, los cuales deberán ser solicitados con turno previo y deberá dar cumplimiento a todas las medidas establecidas en el presente documento», dice uno de los puntos que conforman el protocolo decretado por la Ciudad y que ayer Larreta incumplió, en una foto que se enmarca en la campaña que lleva adelante contra el gobierno nacional.

Burbujas.
«En la Ciudad, desde el primer día tomamos las decisiones pensando en el bienestar integral. Por eso, basándonos siempre en los datos de la situación sanitaria, tenemos que sostener las escuelas abiertas. Es fundamental para el presente y el futuro de los chicos y las chicas», aseguró el jefe de gobierno vía Twitter. Las burbujas son las secciones correspondiente a cada sala/grado/año/curso. Sólo los docentes pueden interrumpir en más de una burbuja, pero siempre cuidando una serie de estrictos protocolos. Están conformadas para que, en caso que aparezca un positivo de coronavirus o un sospechoso, las escuelas puedan aislar únicamente a la burbuja y no a todo el establecimiento.

«No hay control».
Por otra parte, el Ministerio de Seguridad de la Nación le reclamó al gobierno de la Ciudad que refuerce los controles para el efectivo cumplimiento de las medidas de cuidado que se implementaron en el AMBA. Desde la cartera a cargo de Sabina Frederic aseguraron haber recibido más de 500 denuncias que dan cuenta de que se están incumpliendo las restricciones nocturnas impuestas por el DNU presidencial. Comercios abiertos luego de las 19 horas, locales gastronómicos con clientes en su interior, gimnasios techados abiertos, fiestas clandestinas: «No hay control», aseguró Frederic luego de que se diera a conocer un récord de casos en la Ciudad.

La disputa entre el gobierno nacional y el porteño por las restricciones dispuestas por Alberto Fernández frente a la segunda ola de covid-19 sumó un nuevo capítulo, esta vez desde la cartera de Seguridad. El jueves, el secretario de Articulación Federal de la Seguridad, Gabriel Fuks, envió una nota al secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, solicitándole que reforzase «las acciones de control» tras haber recibido numerosas denuncias a la línea 134 vinculadas al incumplimiento de las medidas detalladas en el DNU presidencial. «No se están cumpliendo los controles.

Recibimos un montón de llamadas que denunciaban fiestas clandestinas, locales gastronómicos abiertos fuera de horario o que no estaban cumpliendo el aforo, ya que sólo pueden funcionar al aire libre. Nosotros derivamos gran parte de las denuncias al gobierno porteño», aseguró Fuks. (DataClave/Página12)