Inicio El Pais Las naftas subieron el 2,5 %

Las naftas subieron el 2,5 %

YPF Y SHELL SUBIERON EL PRECIO DE LAS NAFTAS Y EL GASOIL

Desde las 0 horas de ayer, el combustible YPF sufrió un aumento del 2,5 %, lo que llevó el precio del litro de nafta Súper a 55,60 pesos. Se trata del cuarto aumento autorizado por la Casa Rosada en lo que va del año, llevando la suba acumulada al 15 por ciento. Respecto a la nafta premium, Infinia, la petrolera de bandera la llevó a 64,20 pesos.
Respecto al gas oil, el litro de Diesel 500 cuesta ahora 59,10 pesos y el Diesel Infinia, pasó a 72,40 pesos. El aumento fue mayor en la Capital Federal, donde la petrolera estatal subió 2,85% el precio de los combustibles. «Según la compañía, el aumento obedece a la decisión de ir recortando brechas entre Capital Federal y el resto de las provincias», informó ayer el matutino porteño Ambito Financiero.

Sin impuesto.
En realidad, La Pampa tiene el precio del diesel más alto que en Capital Federal -72,40 contra 69,50-, pero no es así en el caso de las naftas, gracias a la eliminación del Impuesto a las Transferencias de Combustibles (ITC) que desde 2015 beneficia a las provincias patagónicas. Aquel beneficio también abarcaba al gasoíl, pero fue quitado en 2017, durante el gobierno de Mauricio Macri.
Actualmente la nafta Súper en la CABA cuesta 63,60 pesos, ocho pesos por encima del precio en los surtidores pampeanos. El aumento acumulado en la Capital Federal en lo que va del año es del 19 por ciento, pero aún así, en el caso del gasoil, sigue siendo 2,9 pesos más barato allá que en nuestra provincia.

Las otras también.
Shell, la marca comercial de la petrolera Raizen, también subió ayer los combustibles. En Santa Rosa, la estación de servicio de la calle Luro tenía los siguientes precios: Súper 56,48 pesos; V-Power Nitro+Nafta, 65,47; Fórmula Diesel, 61,50, y V-Power Nitro+Diesel, 73,84. Hasta ayer a la tarde, tanto Puma como Axión no tenían sus pizarras con aumento, pero se esperaba que aplicaran un ajuste similar en los surtidores en las próximas horas.
Los anteriores incrementos se produjeron en agosto, con un alza del 4,5%; en septiembre y en octubre, cuando subieron 3,5% promedio tras permanecer congelados durante meses por la pandemia de coronavirus. «YPF pretende mantener al menos el mismo ritmo de evolución que el tipo de cambio, según fuentes de la compañía», dijo ayer el portal BAE Negocios..

¿Otro en diciembre?
El gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), Guillermo Lego, dijo ayer que «la idea es que haya otro aumento antes de fin de año». «Falta un aumento del 6 o 7%, pero seguramente en diciembre haya un aumento similar al de ahora», apuntó.
«Las empresas han firmado acuerdos salariales por lo que se incrementa el costo laboral, lo que hace que necesiten el aumento», dijo Lego, quien sostuvo que «en promedio se está vendiendo el 65% de la nafta que se vendía» por lo que «no se ha recuperado» los niveles pre pandemia.
En esa oportunidad la suba respondió aplicar el aumento de los valores en el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ILC), el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) y los biocombustibles.
Por otro lado, los precios internacionales del petróleo alcanzaron ayer sus valores máximos desde finales de agosto, alentados por los avances en las investigaciones para producir una vacuna contra el coronarivus y que se prolongue el recorte de producción de crudo por parte de la OPEP+.
«Los inversores apuestan a la efectividad de la vacuna y, con ello, a una desaceleración del número de casos de coronavirus en algunos meses», indicó el especialista Carlo Alberto De Casa a la agencia de noticias AFP.
En tanto, Bjornar Tonhaugen, de la consultora Rystad Energy, estimó que los precios capitalizaron «las noticias sobre una vacuna contra el Covid-19; las estimaciones sobre disponibilidad de estas vacunas reemplazan a las preocupaciones sobre la demanda de petróleo a corto plazo».