Las tres CGT apoyan el triunvirato

GREMIALISTAS SE REUNIERON DURANTE TRES HORAS EN EL SINDICATO DE CAMIONEROS

Las tres centrales obreras ratificaron su apoyo a la figura de un triunvirato compuesto por los dirigentes Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña para conducir a partir del 22 de agosto la CGT unificada, a pesar de las objeciones de otros referentes sindicales.
La propuesta que será planteada en el plenario de secretarios generales del 5 de agosto, fue una “respuesta precisa y contundente a las especulaciones de un grupo de dirigentes gremiales que a través de los medios quieren imponer la figura de un sólo secretario general”, afirmó una fuente sindical.
El encuentro se celebró en las instalaciones de la biblioteca sindical Eva Perón del Sindicato de Camioneros, ubicada en el porteño barrio de Parque Chacabuco, que modificó sin explicaciones el escenario de la convocatoria que en primer término estaba previsto en la sede de la Federación de Sindicatos de Choferes de Camiones, en Constitución.
Allí y por espacio de casi tres horas Caló, Moyano, Rodríguez, Daer, Schmid, Acuña, Gerardo Martínez, Abel Frutos, Mario Calegari, Amadeo Genta y Omar Maturano, repasaron los aspectos organizativos del Plenario de secretarios generales del 5 de agosto, donde se debatirá un documento sobre la situación nacional que llevará como título “De mal en peor”.
Además del título, trascendieron algunos lineamientos del documento donde se enumeran duras críticas hacia el gobierno del tenor: “a algunos no les importa si llueve”, “esperando con paciencia el famoso segundo semestre, sólo hemos tenido malas noticias” o “el déficit fiscal es grave más allá de la presión tributaria”, entre otras.

Declaraciones.
Al término del encuentro los responsables de hablar con la prensa fueron los integrantes del futuro triunvirato, siendo Schmid el primero al afirmar que “la Mesa de Unidad ha sostenido la fórmula de tres secretarios generales que será llevada al Congreso del 22 de agosto y también afinamos la confección de un documento que de cuenta de la difícil situación por la que atraviesan los trabajadores y que vamos a poner a consideración en el Plenario del 5 de agosto”.
Consultado Daer si el triunvirato iban a ser los que daban la conferencia de prensa, el dirigente salió por la tangente al destacar que “nosotros somos parte de los que aportan ideas y sería una irresponsabilidad plantear hoy, quienes integran el triunvirato”.
“El formato de conducción es el que acaba de plantear Schmid y vamos a seguir trabajando en esto y si hay compañeros que están expresando la voluntad de que seamos nosotros tres, es una cosa, pero por supuesto vamos a llegar al Congreso y los compañeros serán los que decidan”.
Sobre las voces que plantean que haya un sólo secretario general de la CGT a partir del 22 de agosto, Daer precisó que “vamos a escuchar a todas las voces y estamos tratando que la unidad sea con todos los sectores y no caben dudas que vamos a encontrar el mejor camino seguramente”.
No obstante aclaró que “lo que no podemos hacer es que haya una CGT con 5, 6 ó 7 o una cantidad indeterminada de secretarios generales, porque eso no tiene equivalencia ni con los matices que podemos tener ni con una conformación de unidad que debemos tener”.
A responder sobre si se modificará el estatuto de la CGT, Daer sostuvo que “esta es medida transitoria que vamos a tomar en el mismo Congreso y el mandato va a ser cuatros años para una conducción, pero eso es una coyuntura que no viene al caso”.

“Hay unidad”.
Entretanto Carlos Acuña consideró que lo más importante es tener la vista en lo que está sucediendo en el país. La unidad ya está porque sería una irresponsabilidad no unirse y creo que la situación por la que viven los trabajadores está a las claras”.
Acuña reiteró que “el gobierno está demostrando capacidad para favorecer a un sólo sector” y trás señalar que “siempre hay que dialogar, pero además de conversar hay que debatir las propuestas para solucionar los problemas que tenemos”.
“Si hablamos y hablamos pero no hay respuestas concretas para solucionar los problemas de los trabajadores, vamos a seguir igual o peor. Hablar hoy de medidas de fuerza sería una falta de respeto al Congreso Normalizador adelantar medidas ahora que no corresponden, pero estamos preparados para dar la lucha que tengamos que dar”. (Télam)