Inicio El Pais "Las universidades del conurbano son un orgullo"

«Las universidades del conurbano son un orgullo»

SALVAREZZA DESTACO LA RESPUESTA DE LA CIENCIA ARGENTINA

El ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, aseguró que «las universidades del conurbano son un orgullo», al visitar el jueves las instalaciones de la Universidad de San Martín (Unsam), que junto a la de Quilmes y dos empresas de biotecnología desarrollaron un kit de diagnóstico molecular de Covid-19 más rápido y barato que los que existen hasta ahora y con más de 80% de insumos nacionales. «Son universidades del conurbano, aquellas a las que algunos dijeron que los pobres no llegan, y son un orgullo. Apareció una pandemia y necesitamos insumos médicos, elementos de protección, test, alternativas terapéuticas y estamos respondiendo», aseguró a Télam el ministro y agregó que «el país tiene el mejor sistema de ciencia de Latinoamérica».
«Este test para detección del genoma del virus es otra herramienta que le estamos dando a los argentinos para enfrentar la pandemia», afirmó Salvarezza, en una visita a la sede la Unsam, ubicada en el partido bonaerense de San Martín. El kit diagnóstico ELA Chemstrip permite diagnosticar a personas que están cursando Covid-19, tengan síntomas o no; es molecular, es decir que mide la presencia del virus SARS Cov-2; y es casi cuatro veces más rápido que el test RT PCR, con un 95,5% de sensibilidad diagnóstica.
El test, que ya fue aprobado por la Anmat, fue desarrollado por una veintena de investigadores de la Unsam y la Universidad de Quilmes (UNQ) en conjunto con dos pymes tecnológicas fundadas por esos mismos investigadores: Chemtest y Productos Biológicos SA.

Practicidad.
Daniel Ghiringhelli, investigador de la UNQ, comentó a Télam que «el avance es que es un test rápido, mucho más económico que la PCR y más del 80% de los insumos son nacionales. No estamos supeditados a las importaciones». «Pueden ser muy útiles porque se puede emplear en laboratorios con baja complejidad de equipamiento y hasta podría usarse en laboratorios móviles e ir directamente hacia los lugares que haya foco del virus para tener el resultado a pocas horas de la toma de la muestra», destacó. El investigador precisó que «se puede hacer en tres horas entre la toma de la muestra y la entrega del resultado».
Andrés Ciocchini, investigador del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) de la Unsam, explicó que «para escalar la producción necesitamos más personal, ya hemos sumado a 10 personas en estas últimas dos semanas, e insumos, donde los más críticos son de producción nacional como las enzimas necesarias para la amplificación y las tiras reactivas, pero hay parte de los insumos que se deben importar», aclaró Ciocchini.

«Primer nivel».
Según explicaron los científicos, Productos Biológicos SA y UNQ aportaron la parte de amplificación y la maquinaria enzimática, mientras que Chemtest y Unsam aportan la parte de visualización de las tiras reactivas. «Ante la necesidad nos juntamos y reorientamos el objeto de estudio para el Covid-19», explicaron.
«Siempre tuvimos como objetivo realizar desarrollos novedosos y competitivos con los productos multinacionales, pero con los costos nacionales», aseveró Ghiringhelli y agregó que «la ciencia argentina es de primer nivel y lo ha sido durante muchos años». «A veces no tenemos los recursos o la celeridad de esos recursos para trabajar, pero intelectualmente tenemos mucha capacidad y también tecnología de ultima generación», acotó. (Télam)

“Interpondrá una barrera física”
Científicas bonaerenses de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de La Plata desarrollaron un producto que permite aislar del coronavirus a distintas superficies y objetos que suelen ser de uso diario en hospitales o centros de salud, se informó ayer. Se trata de un estudio que la misma UTN había realizado tiempo atrás, adaptándolo a la actualidad y dándole un propósito de cuidado sanitario en medio de la pandemia.
El proyecto, que fue identificado por el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia, a través de su Subsecretaría de Ciencia, será financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación en el marco de la pandemia. El trabajo se denomina «Recubrimiento biocida para elementos de protección para personal sanitario» e intenta trasladar lo que se hizo en maderas (evitar su deterioro biológico) a todos los objetos utilizados en hospitales, fundamentalmente telas y otras elementos de uso cotidiano durante la atención de pacientes.
El decano de la institución, Carlos Fantini, explicó que «las doctoras Guadalupe Canosa y Paula Alfieri, junto a un gran equipo perteneciente al Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencia y Tecnología de Materiales de la UTN, fueron las encargadas de tamaño descubrimiento, que sin dudas brindará un avance significativo en evitar la propagación de los contagios por coronavirus».
Por su parte, una de las responsables del hallazgo, Canosa, ingeniera química y doctora en Ingeniería, señaló que «esto interpondrá una barrera de protección física entre el virus y el personal sanitario que se expone cotidianamente». «Es una fórmula química que desactiva la partícula viral que genera el Covid 19», dijo la especialista. (NA)