Inicio El Pais "Lejos estamos de ganar la batalla"

«Lejos estamos de ganar la batalla»

FERNANDEZ ANUNCIO QUE SE TRATARA DE VOLVER A LA VIDA HABITUAL

El presidente Alberto Fernández adelantó ayer que, a partir de hoy y en un proceso gradual, se va a «tratar de volver a la vida habitual, escalonadamente», aunque asumió que será «un mundo diferente que exige más cuidados», al anunciar la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO). «Entre el 18 de julio y el 2 de agosto vamos a ir tratando de volver a la vida habitual. Va a ser escalonadamente y lo van a decir los gobernadores», precisó el jefe de Estado ayer.
Agregó que «se ha relentizado la velocidad del contagio y se ha hecho más lenta la ocupación de camas de terapia intensiva», al fundamentar la medida de «apertura» para salir de la cuarentena estricta en el AMBA, a la que se había ingresado en junio ante el aumento de contagios que hizo temer que se llegara a la saturación hospitalaria. «Los objetivos los venimos cumpliendo y esto nos permite tener cierto optimismo», evaluó el jefe de Estado.
En sintonía, valoró que «el esfuerzo no ha sido inútil» y argumentó que «por mucho que nos duela el aislamiento, es lo que nos permite» no caer en una «crisis como la que cayó el País Vasco, donde hubo que elegir quien vivía y quién muere», debido a que se colmó el sistema sanitario. En cambio, distinguió que Argentina, como consecuencia de la cuarentena estricta iniciada hace 120 días, «pudo lograr que nadie se quede sin atención» por casos de coronavirus, al haberse ampliado en ese lapso el sistema hospitalario y el número de camas y respiradores.
Fernández, desde Olivos y junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof (FdT) y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta (JxC), aseguró que «a pesar de todos los esfuerzos, el riesgo de contagio existe y debemos extremar los cuidados» para no regresar nuevamente a una fase restrictiva. «Estamos tratando de volver a esta nueva normalidad paulatinamente porque lejos estamos de ganar la batalla», enfatizó el Presidente.

«El problema no pasó».
El Presidente atribuyó a la «unidad» el «éxito» de las medidas tomadas por el Gobierno y, en este sentido, resaltó «el apoyo» que tuvieron las medidas por parte de «los 24 jefes de distritos del país» cuando declaró el aislamiento y pidió a la gente que se quede en sus casas y luego, en las sucesivas fases que fue transitando la cuarentena. «Es el tiempo que nos tocó, con todo lo que eso significa, si hay alguien que quiere que esto terminé soy yo, pero hay que superar este tiempo», puntualizó el jefe de Estado y pidió cuidarse porque la pandemia «sigue enfermado y llevándose vidas».
Fernández insistió en que nadie sabe «cuándo termina» la epidemia mundial y manifestó que «todos (los países) han tenido marchas y contramarchas» y es porque «hay una velocidad de contagios del virus que asombra y que no podemos acotar». Por eso, el Presidente pidió «disciplina social» porque «el problema no pasó» y «se generan las juntadas» de la gente que se van contagiando. Asimismo, el Presidente, al analizar el curso de la cuarentena, precisó que la situación en el país sigue siendo «buena», pero exhortó a «no pecar de optimistas» porque el país «está en el epicentro de la pandemia, que hoy es América Latina».

Gobernadores.
El presidente Fernández cedió la palabra a la gobernadora Carreras, quien explicó que con la Nación se está tratando de «morigerar la crisis económica» y llamó la atención porque la «mayor cantidad de casos se da en personas de entre 20 y 60 años, es decir el grupo más activo socialmente». El gobernado de Jujuy, Gerardo Morales, presentó el «caso Jujuy», al hacer alusión a que estuvieron «tres meses sin casos» y hubo relajamiento, por lo que señaló: «No hemos ganado esta guerra, el coronavirus nos viene arrinconando y tenemos que seguir trabajando unidos».
Por último, el chaqueño Capitanich agradeció el esquema de financiamiento para ayudar a muchas familias y trabajadores y adelantó que hoy cerca del mediodía anunciará un «plan de desescalada a 45 días», para salir gradualmente del confinamiento en las casas.

CABA.
El Gobierno porteño anunció ayer en la tarde un plan gradual de reactivación en la nueva etapa de la cuarentena, que comenzará el lunes próximo con la apertura de comercios barriales, la vuelta de la práctica deportiva al aire libre, la ampliación a toda la semana de los paseos con los niños con el permiso de ingresar a las plazas y la posibilidad del rezo individual en los templos. El cronograma elaborado por el Gobierno de la Ciudad consta de seis etapas y la primera arrancará el lunes 20 y se extenderá hasta al lunes 3 de agosto.
El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que «el inicio de este plan gradual no significa de ninguna manera que le hayamos ganado al virus. Tenemos que seguir cuidándonos para poder avanzar».

Provincia.
Por su parte, desde el lunes comenzará en el territorio bonaerense una «cuarentena escalonada» que incorporará la apertura de la industria, el comercio y la actividad profesional con severos protocolos sanitarios, pero desde el Gobierno provincial aclararon que «no es una nueva normalidad» sino una etapa «de prueba» que dependerá de la responsabilidad individual para evitar propagar el virus. «Vamos a pasar a cuarentena intermitente, se redujo la velocidad de contagio, logramos mantener la capacidad del sistema sanitario entonces estamos en posibilidad de manera lenta, volver a la etapa anterior», aseguró el gobernador Axel Kicillof. (Télam)

Récord de contagios
Otras 66 decesos y 4.518 contagios por coronavirus se registraron ayer en la Argentina, con lo que suman 2.178 los fallecidos y 119.301 los infectados desde el inicio de la pandemia, informó el Ministerio de Salud de la Nación. La cartera agregó que son 823 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 53,7% en el país y del 63,2% en el AMBA. En la provincia de Buenos Aires se registraron ayer 3.002 casos ; Ciudad de Buenos Aires 1.081; Catamarca 14; Chaco 65; Chubut 9; Córdoba 49; Entre Ríos 24; Jujuy 107; La Rioja 2; Mendoza 21; Neuquén 29; Río Negro 57; San Luis 1; Santa Cruz 20; Santa Fe 26; Tierra del Fuego 4 y Tucumán 7. El reporte detalla que no se registraron casos en Corrientes, Formosa, La Pampa, Misiones, Salta, San Juan, ni en Santiago del Estero.