Levantan las tomas

PROTESTAS POR LA REFORMA EDUCATIVA

Los alumnos que desde hacía cerca de 30 días mantenían tomados colegios porteños en oposición a la reforma educativa impulsada por el Gobierno de la Ciudad comenzaron ayer a levantar la medida, aunque mantienen su reclamo para que se suspenda al menos por un año la implementación de la denominada “Secundaria del Futuro”.
El Carlos Pellegrini, que depende de la UBA, y el Lenguas Vivas fueron dos de los primeros colegios en levantar la toma, mientras que se aguardaba que el resto se sumara.
No obstante el final de las tomas, medida que había despertado fuertes críticas de las autoridades y de muchos padres, los alumnos marcharán el martes a la sede la cartera educativa porteña para reiterar su oposición a la reforma y reclamar que se postergue su implementación, prevista para el año próximo.
Victoria Camino, del Centro de Estudiantes del Carlos Pellegrini, confirmó que el levantamiento de la toma en ese colegio no implica el final del plan de lucha contra la reforma. “Decidimos no seguir con la toma porque creemos que la medida ya cumplió con su objetivo”, explicó.
Casi 30 escuelas tomadas fue el número que había alcanzado la medida de fuerza dispuesta por los estudiantes, inclusive en algunos establecimientos que, como el Pellegrini, no están comprendidos en la reforma porque no pertenecen a la órbita del Gobierno porteño.
Las tomas en los colegios comenzaron el pasado 29 de agosto en la escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, ubicada en el barrio de Barracas y la medida de fuerza luego se extendió a otros establecimientos.
El comienzo del levantamiento de las tomas ocurrió el mismo día en que el ministro de Justicia, Germán Garavano, las calificó de ilegales y que el fiscal de primera instancia porteño Carlos Fel Rolero Santurian aseguró que los padres de los adolescentes que toman los colegios pueden llegar a tener responsabilidad penal ante el posible delito de usurpación. (NA)