Levantó una cortina, no accionó una palanca y murieron 1.500 cerdos

Unos 1500 cerdos, según SENASA, murieron este domingo en un criadero del Paraje Santa Ana, en el distrito rural de la localidad santafesina de Avellaneda. Se trata de animales de la firma Cerdos Santa Ana SA: una empresa de la familia González Davies que posee criaderos de cerdos considerados de máxima categoría.
La noticia tomó estado público al hacerse viral un video que muestra lo que consideran hoy como la peor tragedia porcina del país. En las imágenes se puede observar cómo tiran los cerdos muertos desde un camión. (FOTO: CAPTURA DE PANTALLA).
Los dueños dijeron que se debió a un error de un empleado que fue despedido.
SENASA habla de 1500 cerdos que estaban a 20 días de ir a faena. Eran de 100 kilos promedio y las pérdidas habrían sido de 1.500.000 pesos.
Lo cierto es que los cerdos están habitualmente criados en un ambiente cerrado con cortinas y una ambientación a 26 grados. Todo controlado mediante computadora.
Este domingo el encargado de este establecimiento estaba de franco. Se hizo cargo un empleado del trabajo.
De acuerdo con González Davies hijo, los animales murieron porque este empleado “debía levantar” una palanca que devuelve energía para que retome el control computarizado de temperatura. No lo hizo, siempre según la versión del dueño, y solo levantó las cortinas pero no activó el control de temperatura. Los cerdos murieron asfixiados.
Expertos le contaron al diario LA NACION que en estos establecimientos “las cortinas se caen automáticamente cuando hay un corte de energía para permitir que ingrese aire del exterior. Si no se activan, cuando se reanuda el servicio, no ingresa aire y, como ocurrió en este caso, los animales murieron por asfixia”.