viernes, 18 septiembre 2020
Inicio El Pais Leve mejora en la industria

Leve mejora en la industria

LA CAPACIDAD INDUSTRIAL FUE DEL 53,3% EN JUNIO

La utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó en el 53,3% en junio, 5,8 puntos porcentuales menos que el 59,1% registrado en igual mes del año pasado, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
En tanto, respecto a mayo pasado, el uso de la capacidad instalada marcó en junio una suba de 6,9 puntos porcentuales, debido a que ese mes se ubicó en el 46,4%.
Estas variaciones reflejaron el ritmo que tuvo la actividad fabril en los últimos meses, en medio de las medidas de aislamiento social preventivo para morigerar el avance del coronavirus.
En junio el nivel de actividad industrial presentó una baja del 6,6% en relación a igual mes del año pasado, al tiempo que aumentó 13,8 puntos en relación a mayo.
De esta forma, en base al resultado de junio, en los seis primeros meses del año la actividad fabril acumuló una baja del 14,6%.
«Las principales incidencias positivas que explican la recuperación de la utilización de las plantas productivas en junio respecto de mayo, se observan en la metalmecánica, las industrias metálicas básicas, la industria automotriz, los productos minerales no metálicos; los elaborados de caucho y plástico; alimenticios y bebidas; la refinación del petróleo; textiles y los productos del tabaco», informó el Indec.

Rubros.
En el caso de las industrias metálicas básicas el uso de la capacidad instalada en junio ascendió al 48,4%, muy por debajo del 80,2% de igual mes del año pasado, pero sobre el 39% de mayo, a partir principalmente de la mayor producción de acero crudo.
La industria automotriz presentó en junio un nivel de uso de maquinaria e instalaciones de apenas el 23%, que si bien representó un fuerte aumento respecto 6,2% de mayo, cuando todas las terminales automotrices fueron habilitadas para operar, estuvo por debajo del 34% del sexto mes del año pasado.
La producción de minerales no metálicos, vinculada a la construcción, mostró un uso del 61,8% frente al 67,1% de igual mes del año pasado, pero casi el doble del 38,5% de mayo a partir de los incrementos registrados en las producciones de vidrio, cemento y otros materiales de construcción.
En el caso de los productos alimenticios y bebidas, la utilización de la capacidad instalada exhibió un nivel similar al del año pasado, 60,1% en junio de este año contra el 59,8% del 2019, y superior al 57% de mayo.

Positivo.
Las principales incidencias positivas que explican la recuperación de la utilización de las plantas productivas en junio, respecto de mayo, se observaron en carne vacuna, bebidas y productos lácteos.
La semana pasada el Indec dio a conocer un informe cualitativo realizado en el marco de las medidas relacionadas con el coronavirus.
En base a los resultados obtenidos, el 46% de las empresas fabriles relevadas dijo que operó normalmente, mientras que 54% declaró que no pudo trabajar con normalidad, sobre una muestra total de 1.700 firmas.
Esto representó una mejora respecto a mayo, cuando casi el 40% de las compañías señaló que trabajo con normalidad, mientras que más del 60% dijo que operó parcialmente o no tuvo actividad productiva. (Télam)

Indec da a conocer la inflación
El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundirá el jueves la variación que registró en julio el índice de Precios al Consumidor (IPC).
Los analistas de la plaza financiera estimaron que la inflación llegó al 2,2% en julio, según los resultados del Relevamiento de Expectativas del Mercado, elaborado por el Banco Central.
Durante el séptimo mes del corriente año, las mayores subas se dieron en los rubros «Alimentos y Bebidas», «Indumentaria» y «Equipamiento para el hogar», en base a las proyecciones formuladas por consultoras.
A mediados de julio, el Gobierno autorizó aumentos en determinados productos que conforman los programas de Precios Máximos, de entre 2 y 4,5%, y en Precios Cuidados, de entre 4 y 6%. De confirmarse esta suba del 2,2%, la inflación en lo que va del año rondaría el 15%.
Según los resultados de un relevamiento del Instituto de Estadística de los Trabajadores (IET), en julio la inflación fue del 2,4%, en sintonía los números de junio, aunque por encima de los de mayo y abril.
Según el Instituto, que funciona dentro de la órbita de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), el avance de los precios en julio estuvo determinado por varios factores.
En primer lugar, por la revisión del esquema de Precios Máximos vigente desde el 20 de marzo, y que había permitido una fuerte desaceleración de los precios de los alimentos en los últimos meses. Con ajustes superiores al 3% en buena parte de la canasta alimentaria, el promedio mensual terminó siendo del 2,5%, aunque habrá un arrastre importante en agosto.