Liberan a Hernán Pérez Orsi

El activista de Greenpeace Hernán Pérez Orsi, quien se encontraba detenido en Rusia junto a otros ecologistas tras participar de una protesta contra la explotación petrolera en el Ártico, fue puesto en libertad ayer, por lo que ya no queda ningún argentino en el Centro de Detención de San Petersburgo.
Su liberación se suma a la ya obtenida por la mayoría ambientalistas de la ONG, entre ellos la argentina Camila Speziale, quien el jueves pudo dejar la cárcel, tras el pago de una fianza de dos millones de rublos (61.000 dólares/45.341 euros) por cada uno, aunque continuarán enfrentando los cargos por vandalismo.
“Estoy esperando a mi familia, abrazándome con gente, amigos, la verdad es una emoción muy grande y fuerte, y es un paso muy importante para nosotros estar en la calle respirando aire libre y apreciando las cosas de una forma que no me la voy a olvidar nunca en la vida”, dijo Pérez Orsi a Radio Vorterix.
El activista marplatense dijo que desde el punto de vista procesal “esto es chiquitito” porque “estamos afuera pero seguimos procesados, no cambia nada; pero tenemos mucha fuerza y esperanza, con la precaución de que esto se puede dar vuelta en cualquier momento”.
Orsi contó que pasó estos más de dos meses “en una celda con 20 grados bajo cero afuera, con gente que no habla el idioma, no sabiendo qué estaba pasando; la incertidumbre y el desconocimiento de la situación, todo pasó por mi cabeza”, aunque rescató que siempre se sintió acompañado “por el calor de la gente, porque sabía que había mucha gente preocupada”.

Familiar.
Desde Mar del Plata, María Luz, hermana de Hernán, contó a Télam que ayer pudieron hablar con él, “estaba feliz por recibir a su hija Julia y a su esposa (Margarita Malig) que ya se encuentran en Rusia”.
La mujer detalló que como la investigación continúa, Hernán deberá quedarse por lo menos hasta el 19 de febrero próximo en ese país ya que es la fecha límite para que la justicia rusa se expida.
“Toda la familia está muy agradecida con la Cancillería argentina por realizar las acciones diplomáticas y administrativas para que Greenpeace haga el pago de la fianza que se pidió para que Hernán sea liberado”, dijo la mujer.

Bajo fianza.
Las autoridades rusas dejaron en libertad bajo fianza a 29 de los 30 ocupantes (28 activistas y dos periodistas) del Artic Sunrise detenidos el 19 de septiembre pasado mientras protestaban contra la explotación de petróleo en el Mar Ártico.
Uno de los tripulantes, el australiano Colin Russell, sigue en prisión preventiva y el rompehielos de bandera holandesa continúa confiscado.
De acuerdo con la agencia de noticias DPA, los activistas recuperaron sus pasaportes pero no tienen permiso de abandonar el país hasta tanto no sean juzgados por cargos de vandalismo.
“La realidad es que 30 personas que actuaron de forma pacífica y valerosa han pasado dos meses en prisión por delitos que no cometieron. El tiempo que pasaron ha sido suficiente”, sostuvo el director ejecutivo de Greenpeace International, Kumi Naidoo.

Tribunal del Mar.
El Tribunal Internacional del Mar ordenó ayer a Rusia devolver bajo fianza el barco de Greenpeace “Arctic Sunrise” y permitir que los activistas que fueron detenidos cuando protestaban contra la explotación petrolera puedan salir del país.
La decisión es vinculante y de aplicación inmediata, aclaró la corte internacional con sede en Hamburgo, según difundió la agencia de noticias DPA. Además, todos los ocupantes del barco de bandera holandesa, deben recibir permiso para abandonar Rusia. (Télam)