Inicio El Pais Lo matan a golpes por irse del super sin pagar

Lo matan a golpes por irse del super sin pagar

TENIA 68 AÑOS Y SUFRIRIA DE DEMENCIA SENIL

La justicia denegó ayer la excarcelación de los dos empleados acusados de causar la muerte de un hombre de 68 años que padecía demencia senil y que habría intentado llevarse sin pagar un queso, un aceite y chocolate de un supermercado del barrio porteño de San Telmo. El episodio, si bien se conoció ayer, ocurrió el viernes último por la tarde en la sucursal de la cadena de supermercados Coto.
El fallecido se llamaba Vicente Ferrer, padecía de demencia senil, y de acuerdo con testigos presenciales, los acusados continuaron propinándole puñetazos y patadas en el interior del local y a la salida, a pesar de haber recuperado los productos. Según Nicolás Ramos, un vecino que es fotógrafo y tomó imágenes de lo ocurrido, el empleado y el custodio dejaron tirado al hombre en el lugar sin comunicarse al servicio de emergencia, y recién fue asistido por efectivos de la Policía de la Ciudad alertados por la gente.
De acuerdo al testimonio, a Ferrer «después de molerlo a patadas, los dos hombres de seguridad lo arrastraron por la vereda y lo dejaron tirado frente a la panadería». Según contó el fotógrafo, quien pudo tomar imágenes del momento en el que la víctima era asistida por policías, ya había fallecido. «Cuando yo estuve ahí, el hombre no se movió ni abrió la boca ni los ojos, para mí que ya estaba muerto», relató y agregó que los policías le pidieron que se retirara del lugar y que no tomara fotos.

Excarcelación.
Según el portal Fiscales.gob.ar, tras ser asistido por personal policial, el hombre fue trasladado al Hospital General de Agudos «Dr. Cosme Argerich» donde falleció a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico. En el hecho tomó intervención el juzgado Criminal y Correccional N° 33, a cargo del juez Darío Osvaldo Bonanno, quien en consonancia con la fiscal Marcela Sánchez, rechazó ayer la excarcelación solicitada por la defensa de uno de los acusados. La fiscalía caratuló la causa como «homicidio» y solicitó las cámaras de seguridad de la zona para poder establecer la secuencia de los hechos.
La candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner, se refirió este jueves al hecho en su cuenta de Twitter: «Vicente Ferrer tenía 68 años y había robado medio litro de aceite, medio kilo de queso y dos chocolatines en el Coto de San Telmo. La seguridad privada de Coto lo mató a golpes por comida. ¡Dios mío!. Cuanta maldad. Cuanta crueldad. Es demasiado».

Declaración.
Uno de los empleados del supermercado negó haber atacado a la víctima aunque reconoció que la retuvo por temor a perder su trabajo. Se trata de Gabriel Alejandro de la Rosa, vigilador del hipermercado Coto.
El abogado del vigilador De la Rosa, Alejandro Broitman, aseguró que en su indagatoria ante el juez su cliente «reconoció que él fue quien retuvo al señor cuando notó que salía del comercio con algunos productos entre sus ropas, pero negó categóricamente haberle aplicado algún golpe».
Según el letrado, De la Rosa explicó que vio cuando Ferrer se retiraba con bultos entre sus ropas por la salida de los clientes que se van sin hacer compras. «Lo llamó para que frene, el hombre hizo caso omiso y siguió caminando. Mi cliente lo siguió hasta la vereda y ahí lo retuvo de un brazo para que devuelva la mercadería. El hombre forcejeaba y entonces se sumó Chávez, el jefe de De la Rosa, quien le ordenó que fuera a buscar a los policías que estaban en un patrullero a 50 metros», contó Broitman. (NA/Télam)