Inicio El Pais Loma Negra llegó a acuerdo

Loma Negra llegó a acuerdo

TRABAJADORES FORZADOS A ACEPTAR ACUERDO ANTE AMENAZA DE CIERRE

Luego de haber anunciado el proceso de cierre definitivo de una planta ubicada en la localidad de Barker, la cementera Loma Negra dio marcha atrás, aunque flexibilizará las condiciones de trabajo y dejará en la calle a 41 empleados que fueron forzados a aceptar el retiro voluntario. El plan fue acordado ayer con la Asociación Obrera Minera Argentina.
Barker es una pequeña localidad del partido bonaerense de Benito Juárez que nació hace más de 40 años como consecuencia de la instalación de la planta de Loma Negra. La compañía había amenazado con cerrar la planta luego de que el gremio se negara a achicar su operación actual a la mitad. «Lo que nos ofrecen no sirve y nos pone en una encrucijada en donde tendríamos que decidir si aceptamos eso o prácticamente cierran la fábrica. Nos están pidiendo que trabajemos media jornada y reducir a la mitad nuestro sueldo y está la otra alternativa, la del retiro voluntario», respondían desde el gremio.

«Acuerdo doloroso».
Finalmente, el gremio flexibilizó su posición y se alcanzó un acuerdo. «La planta de Barker -que parecía que se cerraba- continuará abierta con más de cien operarios, aunque AOMA perderá 41 puestos de trabajo. Después de tres meses el conflicto en la planta Barker, de la empresa Loma Negra, llegó a su fin. Fueron noventa días de intensos y permanentes tironeos con AOMA nacional, que conduce el secretario general Héctor Laplace, pero finalmente el acuerdo llegó aunque no es el ideal para el sindicato minero que pretendía -lógicamente- que los casi doscientos trabajadores continúen conservando sus puestos de trabajo», señaló el gremio en un comunicado. «Es un acuerdo doloroso. Por más que tengamos las más grandes ganas de luchar perderemos 41 compañeros en retiros voluntarios», agregó el secretario general de AOMA Barker, Martín Isasmendi.
Los trabajadores que aceptaron el retiro voluntario, recibirán el 150, 170 y 180 por ciento de su salario en modo de indemnización, dependiendo de la antigüedad de cada uno. «Ahora seguirá como molienda final, embolsadora y despacho. Si dejaban 24 obreros, era lo mismo que dejarla parada. La mala sensación es lo de los 41 compañeros que trataremos de reubicar», dijo el secretario general de AOMA Héctor Laplace.

Jornada reducida.
Por su parte, Loma Negra sostuvo en un comunicado que «la planta continuará operando con una dotación total de 160 personas, entre propias y contratadas, manteniendo a 96 de los 105 empleados propios que están afiliados a AOMA». «El personal de la planta trabajará con un esquema de dos semanas por mes en forma alternada, cobrando durante los primeros 8 meses un 70 por ciento de su salario y desde el noveno mes un 65 por ciento, y recibirán una indemnización por la reducción de su carga de trabajo», agregó la compañía.
El CEO de Loma Negra, Sergio Faifman, señaló que «estamos muy satisfechos por el acuerdo y agradecemos particularmente las gestiones del Secretario Nacional de AOMA, de la gobernadora María Eugenia Vidal y del ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, que hicieron aportes muy relevantes para poder darle forma a este nuevo esquema y evitar el cierre de la planta». (Página12.com)