Inicio El Pais Lopetegui responsabilizó a Transener

Lopetegui responsabilizó a Transener

SECRETARIO DE ENERGIA REPARTIO CULPAS EN EL CONGRESO TRAS EL APAGON

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, se presentó en el Senado para dar un informe sobre el apagón que afectó al sistema eléctrico de Argentina y países vecinos el pasado domingo 16 de junio. A 17 días del megacorte, el Gobierno presentó la primera información sobre los motivos del desperfecto. El funcionario había dicho que «en 15 días vamos a saber qué pasó con una falla simple». Si bien dijo que hubo una «concurrencia concatenada de fallas», responsabilizó principalmente a la transportadora Transener como «responsable primario» por la falla.
Al comenzar la exposición, Lopetegui estableció: «Ya sabemos lo que ocurrió y tenemos identificados a los responsables de cada una de las fallas que ocurrieron». «Por otro lado, se han tomado las medidas preventivas para que esto no vuelva a ocurrir», remarcó.
El secretario de Energía presentó su informe ante la comisión de Minería, Energía y Combustible que preside el senador por Neuquén Guillermo Pereyra. Después de mencionar algunos conceptos básicos sobre cómo funciona el sistema eléctrico, detalló la cronología de lo ocurrido que llevó al apagón, que tuvo diversas causas.
La «responsabilidad primaria» fue atribuida a la empresa Transener. El 18 de abril, dos meses antes del corte de electricidad, una de las dos líneas que trae electricidad desde el norte al centro del país quedó fuera de servicio. «Transener tuvo que mudar una torre porque había quedado muy cerca del río. Inicialmente esto no tenía que traer ningún problema porque hay otra línea paralela», explicó el secretario. Para asegurar el suministro a la zona de Campana, que usa mucha electricidad por la presencia de empresas siderúrgicas, Transener modificó la «arquitectura» de la red que quedó en funcionamiento. «Estos cambios en las líneas ocurren permanentemente para mejorar el sistema», agregó.

Inestabilidad.
El domingo 16 de junio, día del histórico corte, lo que ocurre a las 7.06 de la mañana es un cortocircuito en la única línea que había quedado en servicio entre Colonia Elía (Entre Ríos) y Belgrano (Buenos Aires). «Cortocircuitos hay permanentemente, incluso uno por semana, pero no causan lo que causó ese día», detalló Lopetegui. Tras el cortocircuito, toda la demanda que venía del sur desapareció. Ante esa falla, lo que debería haber ocurrido es el funcionamiento de la desconexión automática de generación (DAG). «Esa señal no llegó a los generadores. Producimos un exceso de energía sin demanda para abastecer. Este error operativo fue reconocido por Transener», agregó.
Por la oferta de electricidad mayor a la demanda, se produjo una «inestabilidad» en el sistema. Además, Lopetegui dijo que influyó el hecho de que se tratara de un domingo a la mañana, donde la demanda es menor a la de los días hábiles. Entre el cortocircuito y la falla en la desconexión de generación ocurrieron 4 segundos. Eso habría causado que el 40 por ciento del total del país se quedara sin electricidad. Pero no el 100 por ciento, como finalmente ocurrió.
Lo que llevó al apagón total fue que tras la sucesión de fallas, otras dos causas llevaron al colapso final del sistema. Primero, una «desconexión de los rotores que operan normalmente». Y segundo, que las distribuidoras y las generadoras «no reaccionaron como se preveía para impedir el desbalance de energía». 69 de los 74 distribuidores del país cortaron menos de lo que deberían cortar. «Lo hicieron, pero en el 80% de los que hacía falta», agregó. Consultado por el senador radical Julio Cobos sobre quién tuvo la responsabilidad primaria de lo ocurrido, Lopetegui dijo que fue la empresa Transener porque si se reprogramaba la DAG, «nada hubiera ocurrido».
Repartidas las culpas, resta conocerse cuáles serán las penalidades a los responsables y el resarcimiento a los usuarios afectados. Si bien Lopetegui leyó el marco regulatorio de lo que debería llevarse a cabo, aclaró que quien establece las responsabilidades es el ENRE.
(Pagina12.com)

Los orígenes de Transener
Transener es una empresa mixta que surgió de la privatización de Segba en 1993 (hasta 2003 fue controlada por el grupo Pérez Companc). Hoy, el 49% de sus acciones cotizan en la bolsa local y el 51% está en manos de Citelec, que se divide en partes iguales entre Pampa Energía, la empresa de Marcelo Mindlin, y Iaesa, la ex Enarsa, perteneciente al Estado. «Pero la operación del negocio es 100% de Pampa», destacan desde Energía, para dejar en claro los roles.
La compañía tiene una red de 12.400 kilómetros de líneas de transmisión, «adicionando los 6.228 kilómetros de líneas que componen la red de su controlada, la Empresa de Transporte de Energía Eléctrica por Distribución Troncal de la Provincia de Buenos Aires Sociedad Anónima Transba», de acuerdo a su site.
Según su balance del primer trimestre del año, tuvo una ganancia neta de $759,6 millones e ingresos por ventas netas consolidados de $2.671,9 millones para el período, 8,4% inferiores a los $2.916,4 millones de los primeros tres meses de 2018. Entre sus líneas de negocios está el mantenimiento y operación de línea de alta tensión, de estaciones transformadoras y obras de transmisión, entre otros.
Transener es parte de Pampa Energía, el holding que comanda Marcelo Mindlin, un empresario cercano al presidente Mauricio Macri que también es dueño, entre otras, de Edenor, la compañía encargada de suministrar electricidad a 8,5 millones de personas en el norte de la Capital y noroeste del Gran Buenos Aires.
Hace dos años, Mindlin le compró a Angelo Calcaterra, primo del Presidente, su compañía constructora, Iecsa. Sacde, su nombre actual, sigue detrás del soterramiento del tren Sarmiento y estuvo a cargo de la construcción de un tramo del Paseo del Bajo.
Pampa, por su parte, tomó impulso luego del aumento de tarifas de gas y electricidad. Su acción se recuperó lentamente y los inversores la miran con otros ojos. (Infobae.com)

«Las instalaciones respondieron»
La firma transportista de energía Transener emitió un comunicado, tras la presentación del secretario de Energía en el Senado , a través del cual intenta reducir su «cuota de responsabilidad» en el apagón que afectó a la mayor parte del país el domingo 16 de junio. La operadora de la transmisión eléctrica en alta tensión, que es parte del holding Pampa Energía (de Marcelo Mindlin), deslindó responsabilidades sobre la falla técnica y rechazó las imputaciones de subejecución de inversiones, asegurando que «el sistema respondió con robustez y la recomposición del servicio fue inmediata tras el evento».
Transener interpuso su razonamiento sobre las explicaciones que formuló Gustavo Lopetegui durante la mañana en el Congreso, atribuyéndole al sistema automático de protección y control, la DAG, «dado el cambio de configuración a raíz del by pass» entre las líneas «a raíz del traslado de la Torre 412», el no haberse «adecuado correctamente y no haber reconocido las señales emitidas por los sistemas de protección».
La DAG (Disparo Apertura de Generación) «fue diseñada de manera conjunta por la empresa Cammesa y otros agentes del mercado», se cubre la empresa transportista, «y traspasada a Transener para su operación y mantenimiento en el año 2000», aclara. El dispositivo tiene como función la desconexión de generadores ante perturbaciones en las redes, lo cual debería operar como mecanismo para evitar el colapso del sistema. «Fue concebido como un sistema automático de protección, cuyo diseño fue programado para fallas simples», indica la firma controlada por Pampa Energía (grupo Mindlin), que fuera señalada como responsable del apagón histórico de junio.
En el caso bajo análisis, Transener aduce que las oscilaciones en el sistema fueron de una magnitud importante, ante las cuales «el sistema cuenta con mecanismos de protección para evitar el colapso del sistema, mecanismos que son ajenos al sistema de transporte en extra Alta Tensión».
Por otra parte, Transener sostiene que en el área en que se produjo el incidente la reposición del suministro fue inmediata. «En 8.30 horas se había repuesto el 75 por ciento de la demanda del país», afirma. «En el evento todas las instalaciones del sistema de transporte estuvieron disponibles de manera inmediata y respondieron de manera adecuada a los requerimientos de maniobras», responde Transener. «esto evidencia fehacientemente que la falla no fue consecuencia de subinversión alguna». (Pagina12.com)