López se negó a declarar

EL EX FUNCIONARIO QUEDO DETENIDO EN EZEIZA

El ex secretario de Obras Públicas José Francisco López se negó ayer a declarar como imputado de enriquecimiento ilícito ante el juez federal Daniel Rafecas, luego de haber protagonizado un “ataque de nervios” cuando estaba encerrado en la alcaidía de los tribunales del barrio porteño de Retiro.
El propio magistrado informó a los periodistas que en la audiencia el ex número dos de Julio De Vido tomó conocimiento de los cargos y pruebas que pesan en su contra, luego habló durante media hora con su abogada defensora, Irene Fernanda Herrera, y finalmente hizo uso de su derecho a desistir de la declaración indagatoria “por el momento”.
“Lo que se dispuso es que (López) quede detenido en el penal de Ezeiza”, precisó el juez, quien detalló que durante la comparecencia vio “compensado” al acusado.
El ex funcionario había pasado la noche en la DDI del partido de Moreno y fue trasladado a primera hora de ayer a los tribunales federales de Comodoro Py 2002, donde quedó alojado en la alcaidía de la planta baja.
Pero allí empezó a proferir gritos e intentó quitarse el casco de protección que le pusieron las fuerzas de seguridad para golpearse la cabeza contra la pared.
Cuando los policías consiguieron calmarlo a medias y lo subían de la planta baja al tercer piso, según las fuentes, “la cosa se puso difícil”, por lo que debieron frenar el traslado y regresar a la alcaidía.

Abogada.
Hacia media mañana arribó la abogada Herrera y se constituyó como defensora también en esta causa, luego de lo cual López fue trasladado de nuevo al juzgado, con chaleco antibalas, casco y las manos esposadas a la espalda.
Herrera confió a los periodistas que su cliente “está muy ansioso y sufriendo un estrés muy alto” a raíz del “encierro, aislamiento y falta de contacto con la familia”, pero “no está loco”.
Consultada acerca de las versiones de que López supuestamente consumía drogas prohibidas y ahora padecería de síndrome de abstinencia, la abogada respondió: “No me consta y a mí no me lo transmitió”.
También la letrada aseguró que su cliente “no” le “habló” del origen y la procedencia de los casi 9 millones de dólares que quiso esconder el último martes en un monasterio de General Rodríguez, y aseguró que “ahora no es el momento, lo hablaremos en la próxima entrevista”.

Imputado.
López está imputado en el juzgado federal 3 de haber “incrementado de manera apreciable su patrimonio ilícita e injustificadamente durante el período en el que ejerció la función pública”, esto es en los tres gobiernos del matrimonio Kirchner, de 2003 a 2015.
Y ese patrimonio, según la acusación, “no encuentra sustento con los ingresos registrados en dicho lapso. Concretamente, dicho incremento se verifica con la tenencia en su poder de: la suma de 8.982.047 de dólares, 153.610 euros, y 159.114 pesos”.

Ezeiza.
Tras la indagatoria, Rafecas dispuso que López sea alojado en el Complejo Penitenciario de Ezeiza. Ahora el magistrado deberá resolver su situación procesal en el plazo de diez días hábiles.

Forster.
El filosofo y ex funcionario nacional durante el kirchnerismo, Ricardo Forster, aseguró ayer que el accionar del ex secretario de Obras Públicas “le ha hecho un daño inmenso a todos aquellos que creen que la política es un instrumento clave de la vida democrática”, y en ese sentido reclamó que la ex presidenta hable públicamente del caso.
En diálogo con Radio 10, Forster manifestó que sentía una “enorme tristeza y desolación porque uno apuesta a sus convicciones, sus ideales” y consideró que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner “tiene que salir a hablar públicamente”.

Bonafini.
La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, consideró que la detención del ex secretario de Obras Públicas “fue una opereta”, y anticipó que no se presentará a declarar en relación al pedido de indagatoria ordenado el miércoles por el juez Marcelo Martínez Giorgio, que investiga el supuesto desvío de fondos en el proyecto Sueños Compartidos.
“Un traidor, un chorro y un atorrante” fueron las palabras con las que calificó Bonafini al ex funcionario.
Sin embargo, la dirigente consideró que la detención de López forma parte de “una opereta”, ya que “está todo preparado para que los kirchneristas se peleen entre sí” y pidió “reivindicar a la política y a los políticos honestos como Néstor (Kirchner), Cristina (Fernández de Kirchner), (Agustín) Rossi, Axel (Kicillof) y el Cuervo (Andrés Larroque).

Compartir