Lorenzetti aseguró que “La mediocridad se ha instalado”

EN SU BLOG PERSONAL EL JUEZ CUESTIONO A LA DIRIGENCIA

En lo que pareció un cuestionamiento al discurso del presidente Macri, el juez de la Corte realizó una publicación en su blog personal, en la que apuntó a toda la dirigencia.
“Debería ser distinto: conducir hacia el futuro sin mirar el espejo retrovisor” escribió el juez.
En su blog personal, el ex presidente de la Corte Suprema y actual ministro del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, se despachó con fuertes críticas a la clase política. Lo hizo en medio de una fuerte división en la Corte, en la que su figura prevalece como referente de los principales fallos que salieron en contra del Gobierno en los últimos meses. “La mediocridad se ha instalado: es necesario gritar, insultar, denunciar, disfrazarse o escandalizar para llamar la atención y lograr la ansiada adhesión de los ciudadanos. Pero todo eso se evapora en minutos y es cuando nos damos cuenta de que todo sigue igual y es necesario pensar algunos problemas como el diseño de nuestras instituciones”, es el inicio del texto de Lorenzetti.
El principio, sugiere, cuanto menos, un cuestionamiento al discurso de Mauricio Macri del viernes en el Congreso, de tono exaltado. Además, añade: “El futuro es esperanza, pero en Argentina suele repetir al pasado. Los procesos políticos nacen adultos con promesas institucionales, que van dejando de lado y evolucionando hacia la infancia. Los consensos iniciales se degradan paulatinamente en divisiones irreconciliables”.

Conducir al futuro.
Lorenzetti, jefe de la Corte de 2017 a 2018, también plantea que “los grandes temas como seguridad, educación, jubilados, exclusión social, cárceles o la infraestructura permanecen, se trasladan de año en año. El miedo nos paraliza, porque cada tanto hay una crisis derivada de esa falta de solución profunda”. Y puntualiza: “En los últimos cincuenta años hemos visto cómo las personas deben preocuparse más de los abruptos cambios de contexto que de sí mismos”.
Al respecto, propone: “Debería ser distinto: conducir hacia el futuro sin mirar el espejo retrovisor y dejar de lado el miedo para sembrar esperanza, porque es la manera en que crecen las sociedades”.

Gobernabilidad.
Sobre el cierre de la publicación, añade: “La gobernabilidad consiste en saber administrar la diversidad de factores que interactúan. La multiplicidad de nacionalidades, de creencias, de ideas políticas, de factores económicos, requieren flexibilidad y no rigidez. El modelo “ascendiente” se basa en el consenso sobre principios básicos, dejando una gran flexibilidad para que los ciudadanos se adapten libremente a los cambios. El consenso no consiste en que todos piensen como el que toma decisiones, ni que todos pensemos lo mismo. Se trata, en cambio, de que la decisión surja de un proceso donde todos interactúan” explicó el letrado y completó “por eso, la reforma institucional de la gobernabilidad del siglo XXI requiere cambios. El primero es promover la cooperación compleja, es decir, entre personas diferentes, creando lugares de encuentro de posiciones disímiles para que exista un entrecruzamiento prolongado en el tiempo donde el diálogo sustituya a la dialéctica. El segundo es la descentralización de las instituciones para que haya multiplicidad de centros de decisión. En esta línea está el federalismo, las regiones, las agencias, las organizaciones intermedias. Es la enorme riqueza del capital humano en acción. El tercero es entender que la ciudadanía del siglo XXI ya no es el ciudadano pasivo que sólo vota, sino que es activo, participa, tiene capacidad de vetar las iniciativas más esplendorosas que vengan de la autoridad central”. (Elcronista.com)