domingo, 22 septiembre 2019
Inicio El Pais Los Diputados se preparan para la sesión

Los Diputados se preparan para la sesión

EMERGENCIA ALIMENTARIA: EL OFICIALISMO TODAVIA NO DEFINIO SU POSTURA

Diputados de distintos bloques de la oposición presentaron ayer formalmente el pedido de sesión especial para el próximo jueves con el objetivo de debatir el proyecto de Emergencia Alimentaria, mientras el oficialismo sigue sin definir una postura.
La solicitud se presentó el martes ante el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, quien otorgó la sesión para el jueves a las 11.30.
El pedido llevó las firmas de Felipe Solá, Carla Pitiot, Agustín Rossi, Leonardo Grosso, Daniel Arroyo, Victoria Donda, Pablo Kosiner, Alejandra Rodenas, José Luis Ramón, Andrés Vallone, Jorge Franco, Juan José Bahillo, Omar Félix, Ivana Bianchi y Lucila de Ponti, representantes de los bloques que integran el Frente de Todos y Consenso Federal.
La idea de los legisladores es la de debatir en esta sesión especial el proyecto unificado que lograron acordar la mayoría de los espacios políticos este lunes, a fin de reforzar la ayuda alimentaria en comedores comunitarios.
En tanto, según supo de fuentes del oficialismo, el interbloque Cambiemos aún no tiene definida la postura que adoptará el próximo jueves, aunque no está previsto que se «obstaculice» la discusión opositora.
El miércoles habrá una reunión de las tres bancadas de Juntos por el Cambio en la Cámara baja a partir de las 18.00 y allí se discutirá una posición unificada.
Sucede que el Poder Ejecutivo aún no envió una directiva al respecto y en público, a través de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, aseguró que la Emergencia Alimentaria debe resolverla el Congreso.
La iniciativa que se tratará el jueves plantea la emergencia hasta el 21 de diciembre de 2022, el aumento del 50% de las partidas alimentarias y la actualización de esos fondos cada 3 meses.
La medida es apoyada por organizaciones sociales, sindicatos y la Iglesia Católica, pero rechazada por el oficialismo, que asegura que el Gobierno ya cumple con muchos de los aspectos que plantea la ley.

Reunión de Macri.
El presidente Mauricio Macri se reunió ayer con los ministros de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Producción, Dante Sica, en medio del avance de la oposición en el Congreso para declarar la Emergencia Alimentaria.
El jefe de Estado recibió en su despacho de la Casa de Gobierno a Stanley y Sica, quienes el lunes se habían reunido con la conducción de la CGT, para analizar el reclamo de asistencia para los sectores más vulnerables.
El mandatario nacional analizó el estado de situación del reclamo, mientras la Cámara de Diputados espera una sesión especial para el próximo jueves e intentar declarar la emergencia alimentaria.
Si bien no confirmaron detalles del encuentro, trascendió que en la conversación se incluyó la oficialización de la prórroga de los programas Precios Cuidados y Precios Esenciales hasta el mes de diciembre.

Bono.
Por otra parte, el Gobierno confirmó que los trabajadores del sector privado, al igual que ocurrió con los estatales, recibirán un bono que rondaría los 5.000 pesos, aunque el valor se definirá tras una reunión con las cámaras empresariales y una vez conocido el índice de inflación de agosto.
Así lo informó el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, quien con su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley, mantuvieron el lunes una reunión con dirigentes de la CGT para analizar la crítica situación social.
El monto se definiría después de conocerse el índice de inflación de agosto, que se difundirá este jueves, y podría oficializarse la semana próxima.
Este plus salarial, que se otorgaría vía decreto presidencial, tiene por objeto paliar parcialmente los efectos de la fuerte devaluación producida tras las PASO de agosto.
«Empezamos a conversar la posibilidad de establecer algún tipo de compensación para los privados como se hizo para la administración estatal», aseguró el funcionario.
Además, señaló que, para definir esa «compensación», en el Gobierno «queremos mirar el índice de inflación del jueves, volver a sentarnos para evaluar la mejor metodología, pero tomamos como referencia el bono que se le dio a los estatales, de 5 mil pesos. Trabajamos sobre eso».
En declaraciones a radio La Red, el ministro admitió que «el salto inflacionario que estamos sufriendo producto de la devaluación después de las PASO, está generando bastante inquietud por la perdida de salario real».
Pero aclaró: «hay que evaluar muy bien el impacto de este tipo de bono en las pequeñas empresas, porque no solo hay un impacto inflacionario, sino que en muchas de ellas se secó la plaza en términos de financiamiento de corto plazo. Y el bono puede generar un perjuicio».
Los estatales percibieron un bono de 5 mil pesos a través de un decreto de necesidad y urgencia, y la misma modalidad utilizaría la Casa Rosada para beneficiar a los privados, posiblemente a partir del mes que viene. (NA)