Los hermanos Lanatta y Schillaci otra vez a juicio

SERAN JUZGADOS POR EL ENFRENTAMIENTO CON GENDARMES

Los hermanos Christian y Martín Lanatta, y Víctor Schillaci, condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, comenzarán a ser juzgados hoy por el enfrentamiento que mantuvieron en Santa Fe con dos gendarmes, uno de los cuales resultó herido, tras su fuga del penal bonaerense de General Alvear en 2015. Por esa evasión, el mes pasado la justicia de la provincia de Buenos Aires condenó a los tres presos a siete años y medio de cárcel.
Fuentes judiciales informaron que en el caso del ataque a los gendarmes, el juicio estará a cargo del Tribunal Oral Federal (TOF) santafesino presidido por la jueza María Ivón Vella e integrado Luciano Lauría y José María Escobar Cello como vocales, en tanto el fiscal general Martín Suárez Faisal impulsará la acusación.
El debate comenzará este lunes a las 8.30 y los acusados seguirán la audiencia a través de una teleconferencia ya que se encuentran alojados en el penal federal de Ezeiza desde que fueron recapturados en enero de 2016.
Según las fuentes, los imputados contarán con el defensor oficial Julio Agnoli, quien reemplazó a los abogados particulares María Elisabeth Gasaro y Humberto Próspero.
El inicio del juicio en Santa Fe fue postergado en dos ocasiones: iba a iniciarse el 6 de agosto de 2017 pero los acusados despidieron a sus abogados Gasaro y Próspero, y la fecha del 21 de agosto de este año fue pospuesta debido al comienzo del debate por la fuga del penal de General Alvear en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de La Plata.

Hechos.
El 27 de diciembre de 2015, los tres condenados se fugaron del penal de General Alvear a bordo de un Fiat 128 y con un guardiacárcel como rehén al que abandonaron ileso a las pocas cuadras. Luego huyeron en una camioneta hacia el sur del conurbano bonaerense pero finalmente escaparon hacia la provincia de Santa Fe, donde fueron detenidos tras una serie de procedimientos de las fuerzas de seguridad en la localidad de Cayastá y sus alrededores.
Uno de los hechos cometidos en territorio santafesino mientras los evadidos permanecían prófugos fue el 6 de enero, cuando, según la fiscalía, Christian Lanatta y Schillaci apuntaron con un fusil a un suboficial y un comandante principal de Gendarmería en una zona rural del departamento Las Colonias, cercana a la localidad de San Carlos.

Acusaciones.
Mientras que Martín Lanatta está acusado de haber herido en un brazo al comandante principal, identificado como José María Valdez (46), para robarle un chaleco antibalas, un arma y una radio, y finalmente escapar en una camioneta Citroën Berlingo.
Por ello, Martín Lanatta será juzgado por como “autor” de “homicidio doblemente agravado por haberse perpetrado para procurar la impunidad y contra un miembro de las fuerzas de seguridad pública, en grado de tentativa”.
El TOF también lo enjuiciará como “coautor” de “robo perpetrado con arma de fuego y en lugar despoblado, daño a bienes de uso público del Estado nacional, atentado y resistencia a la autoridad, agravado por el uso de armas y reunión de tres o más personas”. Por su parte, Christian Lanatta y Schillaci serán juzgados por estos últimos delitos y con el mismo grado de participación.
En tanto, en enero pasado la justicia santafesina pidió que los tres sean sometidos a juicio por otros otros hechos cometidos durante la fuga, uno de los cuales tuvo como víctima al ingeniero agrónomo Juan Ignacio Reynoso (32), quien trabajaba en San Carlos y el 6 de enero de 2016 fue interceptado por los prófugos cuando circulaba en su Volkswagen Amarok color blanca. Reynoso fue obligado por los delincuentes a ser llevados a su departamento en el microcentro santafesino, donde permaneció cautivo por 48 horas. (Télam)