Los implicados seguirán detenidos

ABUSOS EN UN COLEGIO DE HIPOACUSICOS DE MENDOZA

El fiscal Fabricio Sidoti, que investiga el presunto abuso sexual de al menos 20 menores en un instituto para niños hipoacúsicos de Mendoza por el cual hay dos curas entre los cinco implicados, confirmó ayer que continuarán detenidos.
Sidoti señaló que por el momento hay una veintena de casos de abusos de menores denunciados en el Instituto Antonio Próvolo, de la zona de Carrodilla, aunque “podrían ser más”.
“No sabemos cuantos pueden llegar a ser, pero por el momento hay unas veinte presuntas víctimas”, expresó el fiscal en diálogo con el canal TN.
En tanto, en las últimas horas, la Dirección de Escuelas local decidió intervenir el instituto, en el que recibían educación unos 90 chicos.
Sidoti confirmó que los arrestados están acusados de “abuso sexual agravado con acceso carnal doblemente ultrajante, agravado por la guarda, en concurso real con corrupción de menores agravado”.
“Desde la fiscalía la decisión es dejarlos detenidos. En todo caso, podrán plantear las defensas otra cosa y lo decidirá el juez de la causa”, expresó sobre la situación procesal de los acusados.
Hasta ayer, los detenidos eran los sacerdotes Nicolás Corradi, de 82 años, quien había sido acusado de los mismos delitos en su Italia natal, y Horacio Gorbacho, de 55, además de los empleados administrativos José Luis Ojeda y Jorge Bordón.
En las últimas horas, se produjo una quinta detención: se trata del jardinero Armando Gómez, hipoacúsico y ex alumno la institución, al igual que Ojeda. Tanto los dos curas como Ojeda fueron trasladados al penal de San Felipe.
En cuanto a los antecedentes por denuncias de abuso que tuvo Corradi en el establecimiento que tiene la misma institución religiosa en Verona el fiscal sostuvo que desconocía la razón por la cual fue enviado a la Argentina.
En cuanto al instituto, sostuvo que desde la fiscalía, en coincidencia con autoridades educativas provinciales, se pidió que se suspenda el alojamiento de menores. (NA)

Compartir