Inicio El Pais Los productores rionegrinos sufren pérdidas millonarias

Los productores rionegrinos sufren pérdidas millonarias

GRAVE CRISIS PARA LA COMERCIALIZACION DE CEBOLLAS

Los productores rionegrinos de cebolla sufren pérdidas millonarias al no poder colocar su oferta a precios que, por lo menos, contemplen sus costos de producción. Se estima que unas 54 mil toneladas se perderán por no poder ser comercializadas.
Según un informe publicado por el diario Río Negro, hay cientos de productores que invirtieron sobre una superficie total cercana a las 6.000 hectáreas en toda la provincia que están en situación de quebranto.
«Un recorrido por las distintas regiones productivas de Río Negro da cuenta de que mucha será la cebolla que quedará en el campo sin poder vender. Los números más optimistas hablan de un piso del 15% del total cosechado. Esto representa unas 54.000 toneladas que se perderán por no poder ser comercializadas», indicaron.
Río Colorado, la localidad ubicada en el límite con La Pampa, destinó para sembrar el año pasado unas 800 hectáreas para la producción de cebolla a cosecha en 2021. Son casi 300 hectáreas más que lo destinado en 2019/2020. Esta mayor superficie -que se refleja inexorablemente en más producción- no tendrá una salida comercial con un mercado saturado y precios deprimidos. El incremento de superficie entre la presente y pasada temporada se dio en todas las regiones productivas de Río Negro con lo que se puede llegar a inferir las enormes pérdidas económicas que sufrirá el sector.
«Es un año malo. Mi producción va al mercado interno, lo que aún es peor. Al principio de la temporada pensé que iba a ser un año positivo. Comenzó pagándose 30 pesos el kilo de cebolla en el campo, pero eso duró solo una semana. A los días bajo a la mitad y hoy te la llevan por tres pesos el kilo», reflexionó Genaro Sandoval; uno de los mayores productores de cebolla de Río Colorado.
«El duro momento que se vive en el mercado de la cebolla tiene varias aristas. Sobresalen la sobreproducción local, los problemas hídricos del río Colorado y una menor exportación a Brasil», aclaró Daniel Iurman, coordinador territorial de la experimental del INTA Hilario Ascasubi, provincia de Buenos Aires.

Brasil.
Iurman destacó al diario rionegrino que «hacia Brasil este año se destinarán unas 50.000 toneladas menos del promedio de 150.000 que anualmente se orientaban hacia ese destino. Esta merma en la exportación sin dudas generó sobreoferta en el mercado interno».
Horacio Prieto, secretario de desarrollo económico de Río Colorado, agregó: «Teníamos mucha expectativa con lo que se podía vender al mercado de Brasil, pero hasta el momento solo alcanzó a pasar por estos controles casi un 20% de los volúmenes proyectados. Eso pone a las claras cuánto incide la comercialización a Brasil y cuánto nos afecta directamente cuando ese mercado no se abre».
Brasil es el principal destino para la exportación de cebolla argentinas. En la actualidad ese mercado concentra más del 70% del total de las ventas al exterior.
Otra de las variables clave es el aumento que registró la superficie sembrada en esta temporada. «Este año se incorporaron aproximadamente 3.000 hectáreas en toda esta región, adicionales a las ya tradicionales 9.000 de Buenos Aires y 4.000 de Río Negro, que fueron arrendamientos en tierras rionegrinas que no tienen problemas de abastecimiento de agua», apuntó el especialista.
Datos del Mercado Central de Buenos Aires (MCBA), principal destino comercial mayorista del país, dan cuenta que a mediados de julio del año pasado una bolsa de cebolla proveniente de Río Negro se vendía en los puestos a un promedio de 820 pesos. Por esa misma bolsa hoy se logra 350 pesos.

Nevadas.
El año pasado previo a la siembra, los productores del sur de la Provincia de Buenos Aires que tradicionalmente trabajan unas 9.000 hectáreas de cebolla por año preveían un muy bajo caudal sobre el río Colorado lo que les iba a impedir desarrollar sus tierras.
Fue entonces que tomaron la decisión de arrendar campos en Río Negro donde no existen problemas con la demanda de agua. Pero unas semanas antes de las primeras siembras en Buenos Aires las nevadas en la cordillera alimentaron el Colorado y esto terminó por redefinir la estrategia de los productores. No solo mantuvieron las hectáreas en Río Negro, sino que sumaron algo más a las tradicionales 9.000 que existían en la zona sur de Buenos Aires.
«Teniendo en cuenta que el consumo de cebolla en el país es de 10 kilos por persona por año, una simple cuenta señala que hacia el mercado interno se debería orientar no más de 450.000 toneladas. Estas 260.000 toneladas adicionales solo de la región Buenos Aires/Río Negro representan poco más de 5 kilos per cápita adicionales. Una manera de explicar el desplome de precios que registró la cebolla este año», detalló el matutino.