Inicio El Pais Macri cosechó comentarios negativos

Macri cosechó comentarios negativos

CONSULTORA MIDIO EL IMPACTO QUE TUVO EN TWITTER Y FACEBOOK EL CRUCE ENTRE LOS CANDIDATOS

«No es creíble» o «habló como si él no fuera el Presidente», fue la sentencia que los usuarios de las redes sociales realizaron sobre la participación del presidente Mauricio Macri en el primer debate presidencial, en el que la «ira» se impuso a la «confianza». El resultado surge del análisis de más 800 mil interacciones de mensajes de Twitter y Facebook, hecho por la consultora QSocialNow, en los que se revela que las menciones a Macri se posicionaron muy por encima a las de los otros cinco candidatos, pero para resultar ser el candidato con mayor valoración negativa.
El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, fue el que acumuló mayores interacciones positivas en ese saldo de la polaridad de las redes y el segundo más mencionado. La interacción en las redes también reflejó el flojo desempeño del candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna, quien quedó en quinto lugar en la valoración positiva de los usuarios, por debajo del candidato del Frente Nos, José Luis Gómez Centurión, que fue criticado por «facho medieval».
En tanto, los postulantes del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, y del Frente Unite, José Luis Espert, quedaron en segundo y tercer lugar, respectivamente, en los niveles de valoraciones positivas sobre los comentarios negativos que recibieron.

Macri negativo.
Si Macri resultó el candidato con mayor «negatividad» en las interacciones de los usuarios, el candidato del Frente de Todos se quedó con el porcentaje más elevado de «positividad», 64 por ciento, y consecuentemente con el más bajo de «negatividad», 36 por ciento. A pesar de que, a diferencia de Macri, Alberto Fernández apareció en el 24 por ciento de las interacciones, su cuenta oficial se ubicó en décimo lugar como generadora de contenidos virales y los hashtag #albertopresidente, #argentinadepie y #albertoesfuturo aparecieron en el 8 por ciento de los mensajes, cuatro puntos por debajo que los que impulsaban al actual presidente.
Según el análisis de QSocialNow, la alta «positividad» de Fernández fue resultado de las interacciones surgidas durante el debate -el horario con mayor cantidad de interacciones- en contraposición con las propuestas y análisis del presidente Macri.
En tanto, la «negatividad» ganó lugar en las redes a partir del mensaje que el propio Macri apuntó en la segunda mitad del debate sobre el «dedo acusador» de Fernández. «Violenta», «patotera» y «soberbia» fueron las ideas que circularon entre quienes interactuaron contra el candidato del Frente de Todos.

Del Caño y Espert.
Aunque con niveles de interacción bajos en comparación con los dos principales candidatos, los candidatos presidenciales del Frente de Izquierda y del Frente Unite lograron repercusiones más positivas en las redes, a partir del debate que en las encuestas de cara a las elecciones de octubre, donde figuran con un muy bajo porcentaje de intención de voto, por debajo de Roberto Lavagna.
En el análisis de «polaridad», Del Caño se ubicó segundo, por debajo de Fernández, con un 63 por ciento, seguido por Espert a solo un punto (62 %). De todas maneras, según el informe, la conversaciones referidas el candidato del FIT ocuparon el 7 por ciento de las conversaciones totales y el nombre «Del Caño» apareció en solo el 1 por ciento de las conversaciones. En ese sentido, la «positividad» se debió a los comentarios de sus seguidores. Mientras que la «negatividad» (37%) del candidato del FIT estuvo concentrada en los comentarios de no seguidores que criticaron el tiempo dedicado a la crisis en Ecuador y las críticas a Alberto Fernández.
Por su parte, Espert consiguió instalarse en el 11 por ciento de las interacciones y su nombre apareció en el 9 por ciento de las conversaciones totales; superando un nivel de inserción a Lavagna, que fue referido en el 8 por ciento de los eventos analizados y su nombre apareció en el 6 por ciento de las conversaciones. El candidato del Frente Unite, según el análisis de QSocialNow, logró comentarios positivos bajo la idea de que es «sólido en economía», mientras que las críticas al candidato se centraron en su propuesta de arancelarar las universidades públicas.

Cansancio y facho.
El alicaído perfil que mostró el candidato de Consenso Federal el debate se reflejó en las interacciones de las redes sociales. La «positividad» que reflejaron los usuarios para las intervenciones de Lavagna alcanzaron el 56%, lo que lo ubicó por debajo de Gómez Centurión. Así, Macri y Lavagna, quienes aparecen en las encuestas como los dos candidatos mejor posiciones detrás de Alberto Fernández, fueron los que recibieron mayores comentarios negativos.
Según revela el informe, las valoraciones positivas a las intervenciones de Lavagna rondaron sobre las ideas de que el candidato de Consenso Federal estuvo «pasable» o, simplemente, «hizo lo que se esperaba» de él. Mientras que la mirada negativa sobre el ex ministro de Economía recayó en su apariencia de «cansancio».
Por último, el postulante del Frente Nos, quien obtuvo un balance positivo mejor que el del candidato de Consenso Federal y cuyo nombre apareció en más cantidad de conversaciones que el de Lavagna, consiguió que sus seguidores instalaran la idea fuerza de que «levanta el nivel» del debate; mientras que en una marcada contraposición los comentarios negativos sobre el ex funcionario macrista lo definían como «facho» y «medieval», además de burlarse de la imposibilidad que mostró para cumplir con los tiempos del debate. (Pagina12.com)

«Lo mandaría al recuperatorio»
«Están preocupados por mi índice, pero me gustaría que se preocupen por el índice de pobreza», dijo el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, al salir al cruce de quienes, durante el debate presidencial , pusieron el foco de la atención en su gestualidad de mover el dedo mientras habla. «No entendieron nada de lo que dije», afirmó y calificó de «poco serio» al comentario que al respecto hizo el presidente Mauricio Macri.
«Lo único que hice fue señalar al responsable de lo que yo estaba diciendo», aseveró para echar por tierra la polémica desatada tras los dichos del jefe de Estado, cuando al finalizar el debate se dirigió a Fernández y le dijo: «Volvió el dedito acusador, el atril, el kirchnerismo no cambió».
Fernández recordó que cada vez que recurrió a ese gesto fue cuando señaló al presidente para decirle «dese cuenta de lo que está haciendo». «Me parece muy poco serio. El presidente no tiene idea de lo que gasta en educación, salud, ciencia y tecnología, ¿y el problema es lo que yo dije con el dedo?», plateó el candidato.
Por otra parte, sostuvo que si él fuera el profesor de Macri y debiera calificarlo por su rol en el debate del domingo, «por lo pronto lo mandaría al recuperatorio». Eso sí, añadió, «le daría una oportunidad más para ver si reflexiona y no viene a mentir» en la próxima edición que el domingo próximo tendrá lugar en la Facultad de Derechos de la Universidad de Buenos Aires (UBA)
Durante una entrevista por AM 750, el candidato cuestionó al Presidente por haberse referido al candidato a gobernador Axel Kicillof utilizando el concepto de «narcocapacitación». «Eso fue producto del coaching -fundamentó-. Hubo un corte de 12 minutos, fuimos a tomar algo y a hablar con los colaboradores, y se ve que ahí alguien le dijo ‘venís mal, tirá lo de Kicillof’, y lo tiró».
De la misma manera acusó a Macri de «no decir nada» ni responder a las pregunta que él le planteó. «Lo único que hice fue mostrarle datos. En materia de salud y educación no contestó nada.»
También explicó por qué al inicio del debate recordó al ex candidato Daniel Scioli. «Mi intención fue llamar la atención a los argentinos de que estamos gobernados por alguien que cuatro años atrás mintió descaradamente y que quien había dicho la verdad (en el debate de 2015) estaba en la platea».
Macri «mintió descaradamente, quiere seguir siendo presidente y sigue mintiendo», dijo y contó que pensó en ello cuando recordó la vieja frase del ex presidente Carlos Menem, que una vez en la primera magistratura confesó que si él hubiera dicho durante la campaña lo que realmente pensaba, no lo habrían votado. (Pagina12.com)