Macri habló y se desató una corrida del dólar a $34,50

EL PERONISMO TRABAJA EN UN PLAN ALTERNATIVO PARA SALIR DE LA CRISIS

El presidente Mauricio Macri dio a conocer ayer un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para “adelantar” un desembolso en medio de la crisis financiera y la suba del dólar, que luego del mensaje oficial trepó a un máximo histórico de $34,50.
“La última semana hemos tenido nuevas expresiones de falta de confianza en los mercados, específicamente sobre nuestra capacidad de lograr financiamiento para 2019”, indicó el mandatario en un breve mensaje grabado desde Olivos.
Horas más tarde y tras el cierre de los mercados que vivieron una jornada de convulsión, el FMI emitió un comunicado firmado por la directora gerente, Christine Lagarde.
Allí, la jefa del Fondo destacó que ante “las condiciones más adversas del mercado internacional”, las autoridades “trabajarán para revisar el plan económico del Gobierno con el objetivo de fortalecer a la Argentina”.
Antes del inicio de la jornada financiera, Macri reconoció en un mensaje grabado que las “situaciones tormentosas generan angustia y preocupación”, aunque sostuvo: “Sepan que estoy tomando todas las decisiones necesarias para cuidarlos”.
En ese sentido, resaltó: “Quiero anunciarles que hemos acordado con el Fondo Monetario Internacional adelantar todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo”.
“Esta decisión apunta a eliminar cualquier incertidumbre que se hubiera generado alrededor ante el empeoramiento del contexto internacional”, subrayó.
Macri subrayó que su administración pretende “garantizar el financiamiento para 2019” por entender que ello “va a permitir fortalecer la confianza y retomar el sendero de crecimiento lo antes posible”.
“Acompañaremos este apoyo con los esfuerzos fiscales necesarios, trabajo en el que venimos avanzando muy bien”, evaluó el jefe de Estado.
En tanto, el Presidente destacó: “Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para salir adelante”.

Melconian.
El ex presidente del Banco Nación Carlos Melconian aseguró que la aprobación del Presupuesto 2019 “no arreglará nada” y le pidió al Gobierno deje de poner “lo comunicacional por encima del contenido”.
“El que no entiende de economía en el Gobierno debe correrse”, afirmó y realizó críticas a la gestión anterior, pero también apuntó contra la administración de Mauricio Macri.
Melconian señaló que la Argentina está frente a un problema macroeconómico que le costará resolver y que fue provocado por temas heredados del gobierno anterior y por la “mala praxis” de la gestión actual.
“Lo macro lo dividiría. En primer lugar, nunca se terminó de ajustar la herencia porque no se quiso o porque no se pudo. Y se complicó evidentemente con lo que alguna vez definimos como mala praxis”, dijo Melconian en declaraciones a Radio Mitre.
El economista también cuestionó la utilización que hizo la gestión Macri de las Letras del Banco Central (Lebac) cuando Federico Sturzenegger estuvo al frente de la autoridad monetaria.
“Las Lebac son escondendoras de déficit fiscal. Y cuando se dan vuelta, te matan”, advirtió el ex funcionario al explicar la salida de capitales que se está registrando en la economía por el abandono de los inversores de sus posiciones en pesos.
“Nadie nunca resolvió la tradicional bimonetariedad de la economía, que estuvo brava estos dos años y medio. En dos años y medio, entre atesoramiento y turismo, se fueron 80.000 millones de dólares. De los cuales, el último tiempo el BCRA vendió 20.000 millones”, dijo Melconian.

Prat Gay.
El ex titular de la cartera de Hacienda, Alfonso Prat Gay, sostuvo que para ordenar “el quilombo que es la economía” se necesita “un ministro”, y recomendó al Gobierno “clarificar el camino”.
“Para ordenar esta economía, que es un quilombo, necesitás un ministro de Economía. Si no hay un responsable que tenga la visión general, se nos van a ir los desequilibrios. Si se elige el camino del gradualismo, exige un monitoreo”, sostuvo el economista.
En declaraciones a un canal de noticias, Prat Gay admitió que durante su gestión en el actual Gobierno “tenía un problema con el esquema de funcionamiento, y se lo dije al equipo de jefatura de Gabinete el primer día”.
Con relación al acuerdo que la Argentina firmó con el FMI, consideró: “no podés decirle al Fondo no necesito tu plata y al mercado decirle no necesito tu plata . Porque si mirás el acuerdo, lo que dijo la Argentina es deme solamente los primeros 15 mil millones de dólares, el resto no lo necesito. ¿Entonces cómo vas a cerrar tu plan financiero? Esto es lo que está confundiendo a los inversores”, añadió.
A su criterio, “va (Nicolás) Dujovne a Nueva York, va (Mario) Quintana, ahora lo van a hacer ir al Presidente a Nueva York a explicar algo que es distinto a lo que dice el acuerdo. No podemos exponer al Presidente”.
“Si el Gobierno no entendió que en el mejor de los casos el programa del Fondo es de emergencia, y que a eso le tenés que agregar un programa de desarrollo, estamos en problemas”, alertó. (NA)

Revisarán el plan económico
La directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, subrayó ayer que ante “las condiciones más adversas del mercado internacional”, las autoridades “trabajarán para revisar” el plan económico del Gobierno con el objetivo de “fortalecer a la Argentina”.
Así lo sostuvo en un comunicado luego de que el presidente Mauricio Macri anunciara un acuerdo con el FMI para “adelantar” fondos con el fin de “garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo”.
“Teniendo en cuenta las condiciones más adversas del mercado internacional, que no se habían anticipado plenamente en el programa original con Argentina, las autoridades trabajarán para revisar el plan económico del gobierno con el objetivo de fortalecer a la Argentina frente a los recientes cambios en los mercados financieros mundiales”, señaló Lagarde.
Indicó que ello se llevará a cabo “mediante políticas monetarias y fiscales más fuertes y una profundización de los esfuerzos para apoyar a los más vulnerables”.
“Reiteré mi apoyo a los esfuerzos de política de la Argentina y nuestra disposición a ayudar al Gobierno a revisar sus planes de política económica”, puntualizó al referirse a la conversación que mantuvo este miércoles con el presidente Mauricio Macri.
Insistió, además: “He instruido al personal del FMI para que trabaje con las autoridades argentinas a fin de fortalecer el acuerdo respaldado por el Fondo y reexaminar el cronograma del programa financiero”.

Dujovne.
Por su parte, el ministro Nicolás Dujovne, aseguró anoche que el acuerdo con el FMI para adelantar desembolsos busca “despejar la incertidumbre de financiamiento” del país, mientras que, a cambio, la Argentina se comprometerá a reducir el déficit, sobre lo cual la meta del 1,3% pasará a ser “el techo”.
En declaraciones a los periodistas acreditados en Casa Rosada, el ministro sostuvo que de esa forma no debería haber “motivos para que la volatilidad (del dólar) subsista”, luego del cimbronazo de este miércoles por otra fuerte escalada de la divisa norteamericana.
El ministro dijo que con el nuevo entendimiento con el Fondo el país “va a tener más financiamiento” y expresó que el programa financiero que están proyectando “va a ser más pequeño” que el actual.
“Las medidas que estamos anunciando consisten en reducir la incertidumbre financiera para el año próximo”, insistió. (NA)

El dólar se disparó a 34,50 pesos
Con un gran escepticismo por el futuro económico y financiero del país y altas dosis de incertidumbre entre los operadores del mercado, el dólar se disparó el miércoles un 7,5% o
$2,41 hasta el récord histórico de $ 34,50, pese al anuncio del presidente Mauricio Macri, quien dio a conocer previo al inicio de la rueda que el Gobierno acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
En una jornada súper frenética sobre todo después del mediodía, el billete oficial escaló sin freno – registró la suba diaria más importante desde la salida del cepo, en diciembre de 2015 cuando el dólar trepó 41,8% a $ 13,95, desde los $ 9,84 – y barrió con todos los pronósticos de los analistas, agravando la turbulencia financiera que arrastra el país desde fines de abril. En el mercado mayorista, la divisa saltó 8,4% o $ 2,65 y superó por primera vez sin escalas los $ 32, y los $ 33, para cerrar en los inéditos $34,50.
Es que la falta de precisiones del nuevo acuerdo crediticio con el FMI, los temores de default y ausencia de certezas sobre el ritmo de recorte del déficit fiscal, junto con el creciente malhumor social frente a la alta inflación y la tendencia recesiva del PBI, reactivaron de sobre manera la demanda de divisas tanto minorista, como mayorista en bancos, casas de cambio y agencias.
Agentes del mercado remarcaron que otro factor que alentó a la pérdida de valor del peso fue el abultado caudal de negocios a futuro, frente a las liquidaciones con cierre este viernes próximo por fin de mes.

Subasta.
En horas del mediodía, cuando la jornada transcurría sin grandes sobresaltos pero con un mercado manteniendo su tendencia tomadora, el Banco Central salió a ofrecer en una subasta u$s 300 millones, los que fueron absorbidos en su totalidad.
Fueron los primeros indicios de que la demanda privada se tornaba más firme que en los últimos días entre mayoristas y minoristas (el precio promedio se ubicó en $ 31,6396, y el mínimo precio adjudicado fue de $ 31,6050). En los días previos, la autoridad monetaria había colocado menor cantidad de dólares, a precios más bajos y en dos licitaciones diarias.
Antes de las 13 se habían operado apenas u$s 105 millones a $ 31,70 en promedio. A partir de ahí, y con solo u$s 90 millones operados durante las dos últimas horas, el valor de la divisa escaló $ 2,30, especialmente en la última media hora, describieron en la plaza.
Lo llamativo fue que el volumen se contrajo un 15% y terminó en u$s 669 millones. “Hubo desconcierto, la espiralización de la suba ha roto todos los pronósticos. Hubo cobertura por prudencia y cierre de posiciones que vencen el viernes”, comentó un operador a ambito.com.

Críticas.
“El anuncio fue vago y hecho por el presidente, lo cual tiene sus riesgos”, dijo Lorenzo Sigaut, de la consultora Ecolatina, quien piensa que el ministro de Economía ha debido dar precisiones.
“Realmente fue una de las peores jornadas que vi en el mercado por el contexto y por la no reacción del oficialismo. Nadie salió a dar explicaciones, o intentar calmar un poco los ánimos. El mercado se lo está llevando puesto al Gobierno”, comentó el analista financiero Christian Buteler. Y enfatizó: “Me cuesta mucho intentar adivinar cuáles son los objetivos de esta gente”.
Por su parte, el analista Gustavo Quintana dijo que “la incertidumbre financiera no ha sido despejada y consecuentemente el proceso de dolarización como expresión de la huida de activos locales no cesa, generando una fuerte presión sobre el precio del dólar”.
En ese sentido, para Quintana, la estrategia oficial no parece apuntar por el momento a detener la corrección del tipo de cambio y se circunscribe en estos días a generar cierta liquidez del lado de la oferta, un factor que hasta ahora no tuvo efecto significativo en el nivel alcanzado por la moneda norteamericana.

Futuros y blue.
En el mercado de futuros ROFEX se operaron u$s 2.016 millones, de los cuales más del 40% se pactó entre agosto y septiembre con precios finales de $ 33,9500 y $ 35,1000 respectivamente con tasas de 26,84% y 36,90%. En el plazo de octubre se operaron u$s 1.078 millones. Para fin de año, el mercado espera que divisa opere a $ 38, un 7% más que el martes.
En el mercado informal, en tanto, el blue avanzó un 6,1% o $2 a $35, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. El “contado con liqui”, por su parte, subió $ 1,95 a $ 33,76. (Ambito.com)

“Falta de confianza”
El bloque de diputados del Frente para la Victoria-PJ que conduce Agustín Rossi apuntó ayer contra el presidente Mauricio Macri luego de su anuncio sobre un nuevo adelanto de deuda acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al sostener que “la confianza más defraudada es la del pueblo argentino”.
En su mensaje, el Presidente atribuyó las dificultades económicas a la “falta de confianza” de los mercados, y en ese contexto anunció que el organismo multilateral de crédito va a “adelantar todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo”.
“Mauricio Macri anunció como un triunfo el pedido de un nuevo adelanto por la ´falta de confianza´ en la Argentina, cuando en realidad la confianza más defraudada es la del pueblo argentino producto de la brutal política económica empleada por Cambiemos”, evaluó la bancada kirchnerista en un comunicado.
Para el FpV-PJ, “el problema de la Argentina no es fiscal, sino que el verdadero inconveniente es el rumbo económico de Mauricio Macri que liquidó el consumo popular, frenó el mercado interno y generó recesión sin producir divisas auténticas por exportaciones con valor agregado”.
En ese sentido, el bloque K consideró que “el adelantamiento de los fondos por parte del FMI no resuelve el problema” sino que, “por el contrario, agranda el déficit externo que a su vez es insuficiente para financiar el déficit comercial y la fuga de capitales”.

Duro mensaje de Verna: “Macri fracasó”
“Macri fracasó. Fracasó en el control de la inflación, en la unión de los argentinos, en la reducción de la pobreza, en el control de la macroeconomía. La semana próxima, gobernadores y legisladores nacionales vamos a profundizar el análisis para proponer soluciones”, dijo ayer el mandatario provincial a través de sus cuentas en las redes sociales.
A su vez, el gobernador de La Pampa difundió un comunicado de prensa en el que informó que de la reunión se realizada ayer en la Capital Federal, en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI) estuvieron los mandatarios Gildo Insfrán (Formosa), Mariano Arcioni (Chubut), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Juan Luis Manzur (Tucumán) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), y los vicegobernadores Daniel Capitanich (Chaco), Juan Carlos Arcondo (Tierra del Fuego) y Luis Beder Herrera (La Rioja).
Además de los nueve representantes de los poderes ejecutivos de nueve provincias, estuvieron los dirigentes gremiales Rodolfo Daer, Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (STIA), Carlos Acuña, Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios (Soesgype), Gerardo Martínez (Uocra) y Andrés Rodríguez (UPCN). Los dos primeros forman parte del triunvirato que conduce la CGT.
“Y para completar el arco político se sumaron el jefe de la bancada del peronismo federal en el Senado, Miguel Angel Pichetto, y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa”, informaron los voceros del mandatario provincial.

Sin plan, ni control.
“La conclusión de la reunión fue que Macri fracasó. Fracasó en el control de la inflación, en la misión de unir a los argentinos, en su aspiración de reducir la pobreza, en el control de la macroeconomía. Así, la responsabilidad política de los gobernadores debe darle a Argentina la fortaleza política para que, en un marco pleno de institucionalidad, pueda sortear los momentos difíciles que impone una economía sin plan y sin control”, reza el texto difundido en la víspera y reproducido por Verna en las redes sociales.
Desde el gobierno provincial informaron que habrá una convocatoria el próximo martes “para discutir, con un grupo amplio de legisladores nacionales, los pasos a seguir que permitan encauzar una situación económica que, desde lo macro, violenta el bienestar de los más débiles y fomenta la especulación y la recesión”.

Más ingresos.
Del repaso por los diarios y portales de noticias de la Capital Federal surge que los temas que se conversaron en la reunión rondaron la cuestión del proyecto de Presupuesto Nacional 2019 y las alternativas que los gobiernos peronistas presentarán para salir del esquema de Nación que únicamente está enfocado en el ajuste.
Los mandatarios conversaron sobre la posibilidad de avanzar con propuestas para incrementar los ingresos a las arcas del Estado nacional, por ejemplo, con la aplicación de un aumento a los impuestos a los que blanquearon 110 mil millones de dólares; revertir la baja en el impuesto a los bienes personales; rechazar un proyecto del gobierno para bajar el Impuesto a las Ganancias que pagan las empresas; exigir la eliminación de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), que el gobierno de turno maneja discrecionalmente para repartir a aliados ocasionales y cortar con la plata que se destina “al daño y la política”, en alusión a la “secretaría de trolls”, que es la forma con la que denominaron a un área que estaría bajo la órbita del jefe de Gabinete Marcos Peña.
“Rodríguez, de UPCN, presentó un estudio sobre la plantilla de empleados públicos y reveló que Macri aumentó un 25 por ciento los cargos jerárquicos. Le pedirán que vuelva para atrás”, reveló ayer el sitio La Política Online.

Presupuesto alternativo.
El portal Infobae aseguró que en el encuentro se definió que había que plantear un presupuesto alternativo que cumpla con las metas del fondo del 1,3%, que cumpla con el objetivo del equilibrio fiscal, pero estableciendo distintos parámetros. “Por ejemplo, recortar el 25% de todos los cargos jerárquicos en todos los ministerios, que son los cargos que agregó el gobierno de Macri”, decía la crónica.
“También se definió avanzar con las retenciones a la minería. Postergar la rebaja que les hizo Macri a los impuestos de ganancias en balances, con lo cual ya hay 70 mil millones más para el año que viene. Aumentar bienes personales a todos los que tienen más de 5 millones de dólares en efectivo o en fondos, o que tienen propiedades en el exterior”, concluyó.