Inicio El Pais Macri pidió perdón, hizo anuncios pero el dólar llegó a $62

Macri pidió perdón, hizo anuncios pero el dólar llegó a $62

PROMETIO UN CONGELAMIENTO DE NAFTAS Y UNAS HORAS DESPUES DIO MARCHA ATRAS

El presidente Mauricio Macri grabó un mensaje en la Quinta de Olivos para anunciar una serie de medidas ante la corrida cambiaria que se desató el lunes tras su estrepitosa derrota en las PASO. En busca recomponer su imagen en los dos meses que quedan antes de las elecciones generales, se disculpó por su mensaje del lunes y dijo que quiere reunirse con todos los candidatos opositores.
Dentro de su paquete «de alivio», Macri anunció una suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias -una promesa de campaña que nunca llevó a cabo- una moratoria para las pymes, la suba del salario mínimo, un bono para empleados públicos y dos pagos extras de la Asignación Universal por Hijo.

Disculpas.
“Estoy acá para compartir medidas de alivio para acompañarlos en este momento difícil”, sostuvo el Presidente al inicio del mensaje grabado desde la quinta de Olivos. Pero antes de comunicar las medidas económicas se refirió a la conferencia de prensa que brindó el lunes y que fue muy criticada porque culpó a los electores que votaron a Alberto Fernández por la devaluación.
“Quiero pedir disculpas por lo que dije el lunes”, expresó y justificó: “Estaba afectado por los resultados del domingo y triste por lo que ocurrió con la economía”. También dijo que estaba «sin dormir».
Los resultados de las PASO dejaron a la vista el abrumador rechazo a la gestión de Macri, que busca su reelección. El Frente de Todos se ubicó en el primer lugar, con el 47,32, y con más de 15 puntos de distancia sobre la fórmula oficialista de Juntos por el Cambio. “Entiendo los resultados de las elecciones, entiendo a los argentinos que votaron otras alternativas, a los que nos votaron en 2015 y ahora decidieron no acompañarnos. Es responsabilidad mía y de mi equipo económico”, dijo Macri.

Medidas anunciadas.
El Presidente anunció “mejoras” para los trabajadores, en relación de dependencia, informales, estatales e independientes. Para quienes están en relación de dependencia habló de un aumento de bolsillo de 2.000 pesos en septiembre y octubre porque el Estado pagará los aportes personales.
También anunció una suba en mínimo no imponible del impuesto a las ganancias que -dijo- significará unos 2.000 pesos por mes en el bolsillo de los empleados que pagan ese tributo. En su breve discurso, Macri no aclaró a cuánto sube el mínimo no imponible, tampoco si es una suba temporal o permanente.
Además, el mandatario prometió aumentar el sueldo mínimo. “Hoy mismo voy a convocar al consejo del salario”, afirmó. También dijo que habrá un aumento del 40 por ciento en la Beca Progresar.
Para los monotributistas, trabajadores informales y desempleados, Macri anunció dos pagos extra de mil pesos en la Asignación Universal por Hijo. Los empleados públicos y el personal de seguridad y de las Fuerzas Armadas recibirán un bono de 5.000 pesos.
Las medidas económicas incluyeron un beneficio para las pequeñas y medianas empresas: la posibilidad de financiar en 10 años las obligaciones que mantengan con la AFIP.
Macri también había anunciado el congelamiento del precio de la nafta por 90 días pero después dieron marcha atrás a la medida.

Traspaso de mando.
Macri no olvidó su libreto de culpar a la «herencia» por el fracaso de su gestión. “Fue como estar en un subsuelo”, aseguró sobre el inicio de su gobierno.
El discurso presidencial buscó ubicarse desde la empatía con los más perjudicados por las medidas económicas del Gobierno, los que menos tienen. Macri apeló al “esfuerzo” de los argentinos y a que fueron unos años “muy duros”. Comparó la titánica tarea de muchas familias que luchan por llegar a fin de mes con el esfuerzo de un andinista: “Fue como trepar el Aconcagua y hoy están agotados, cansados, enojados».
«Llegar a fin de mes se transformó en una tarea imposible. Muchas familias tuvieron que recortar sus gastos y no saben qué más recortar, de que más privarse”, aseguró el Presidente antes de anunciar sus medidas «de alivio».
Macri aceptó que el esfuerzo económico terminó “siendo agotador” y que las medidas a punto de anunciar eran producto de que “escuchó” los resultados de las elecciones. “Son medidas que van a traer alivio a 17 millones de argentinos”, agregó.

Oposición.
Hacia el final de su mensaje, el Presidente se mostró preocupado por la gobernabilidad y aseguró que entablaría un diálogo con los candidatos de la oposición. “Quiero reunirme con ellos y transmitir tranquilidad en este proceso electoral que ha comenzado”, dijo.
“Respeto profundamente la decisión de los argentinos que nos votaron en el pasado y en esta elección no lo volvieron a hacer. Entiendo su enojo, su cansancio”, dijo por último, otra vez en un tono de derrotado, con el que volvió a pedir “seguir dando pelea” hacia octubre. (Pagina12.com)

Convocaron a las petroleras
El Gobierno dio marcha atrás con el congelamiento de combustibles tan solo once horas después de que el mismo Mauricio Macri lo anunciara.
La confirmación de que no habrá hoy en el Boletín Oficial una resolución congelando los precios a $45 llegó luego de que el senador y sindicalista petrolero Guillermo Pereyra y el gobernador de la provincia de Neuquén, Omar Gutiérrez, advirtieran que no iban a aceptar la medida porque jaqueaba el desarrollo de Vaca Muerta. Y también las petroleras, que no fueron consultadas previamente al anuncio.
Según pudo saber LPO de fuentes al tanto de la decisión, la Secretaría de Energía convocó a las empresas petroleras con Gustavo Lopetegui mañana para llegar a un acuerdo sectorial. «Hasta mañana (jueves) no definirán una medida. Lopetegui les van a pedir que no aumenten, pero no estarán obligadas», aseguraron.
Desde la Jefatura de Gabinete, en tanto, desmienten que se trata de otra «marcha y contramarcha» y aseguran que se aplicará el congelamiento, pero que será por un «gesto patriótico» de las petroleras y no por una resolución del Poder Ejecutivo. Y así lo aclararon fuentes oficiales más tarde.
«La Secretaría de Gobierno de Energía informa que el congelamiento de precios de las naftas que anunció el presidente de la Nación se realizará en acuerdo con las empresas», sostuvieron.
El congelamiento por 3 meses hizo que rápidamente las compañías hidrocarburíferas -que se desayunaron de la imposición del nuevo «barril criollo» o «barril Macri» con el dólar a $45 por televisión- empezaran a revisar recortes de inversiones. En buena medida porque no esperan que el dólar se estabilice a menos de $70 y a esos precios las perforaciones pasan a ser técnicamente inviables por la estructura de costos.
De una de las más importantes empresas petroleras explicaron a LPO que: «Técnicamente no cierran los costos» con el dólar a $70 a noviembre y los precios a un costo ficticio de $45. «Es muy difícil explicárselo a los socios», aseguraron.
En el marco del desarrollo de la séptima Mesa de Vaca Muerta, el senador y sindicalista explicó que con las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional, «se está interviniendo directamente sobre la actividad del no convencional, fijando un precio del barril de petróleo y un dólar a 45 pesos cuando el dólar real superó ampliamente los 60 pesos».
«Neuquén no va a permitir que avance con medidas que generen conflicto y desocupación, paralizando la producción», agregó.
El abastecimiento de combustibles también se vio jaqueado por los anuncios. El martes se esperaba en el sector saber si se iba a confirmar el aumento del 5% de las naftas. Y ya el miércoles a la mañana, Ángel Miguel Benítez, secretario de la gremial de estaciones de servicios explicó a LPO que «Hasta hoy (miércoles) a la mañana las refinerías no estaban distribuyendo combustible para ver qué pasaba con el precio». (Lapoliticaonline.com)

El dólar sigue en alza y llegó a $62,18
Luego de que el presidente Mauricio Macri anunciara ayer una batería de medidas económicas tras la estrepitosa derrota del oficialismo en las elecciones PASO, el dólar saltó un 6,60% o $2,85 a $62,18 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito. Se dio a pesar de la intensa actividad oficial, con ventas propias por u$s248 millones, más los u$s60 millones que licitó a cuenta de Hacienda.
El BCRA intervino desde temprano con subastas de divisas intentando detener la escalada alcista. La autoridad monetaria realizó cinco licitaciones por un monto total de u$s248 millones provenientes de sus reservas, (totalizan u$s503 millones en la semana). Además, volvió a convalidar una nueva suba de la tasa de Leliq, que rozó el 75%.
No hay que perder de vista que desde que se consumó la derrota electoral de Macri en las elecciones primarias, la divisa acumula un alza superior al 33%. Se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa voló un 8,2% o 4,60 a $60,40.
El miércoles a la mañana el jefe de Estado anunció medidas económicas en un mensaje grabado desde la quinta de Olivos. Habrá beneficios «para 17 millones de trabajadores y sus familias». Los empleados registrados cobrarán $2.000 en septiembre y octubre a partir de cubrir aportes personales. Modificarán Ganancias para que los que pagan reciban $2.000 extra por mes hasta fin de año. Empleados públicos y fuerzas de seguridad recibirán un bono de $5.000. Convocarán al Consejo del Salario para subir el mínimo.

La tasa de Leliq.
La tasa de referencia diaria de las Leliq se ubicó a un nivel récord del 74,929%, luego de una absorción de $272.685 millones en dos licitaciones.
El Banco Central volvió a subir el miércoles la tasa de corte en la segunda licitación de Letras de Liquidez (Leliq), en momentos en que los mercados se hundían tras un resultado adverso para el Gobierno en las elecciones primarias que se celebraron el domingo.
La primera subasta de Leliq a 8 días de plazo fue por un monto adjudicado de $129.261 millones, a una tasa promedio de corte que se ubicó en 74,907%, siendo la tasa mínima de 74,6% y la máxima de 75%.
Operadores dijeron que la entidad colocó en la segunda licitación, $143.424 millones a una tasa promedio del 74,948%, frente a un rendimiento de 74,907% de la subasta anterior.

Dólar en la región.
El real brasileño, en tanto, perdía poco más de un 1% y el índice de acciones Bovespa lo hacía en 1,58%.
El peso chileno perdía alrededor de 0,7% y se cotizaba en 710 unidades por dólar, presionado también por una caída en el precio del cobre, la principal exportación del país.
El peso colombiano caía un 1,16% a 3.452 unidades por dólar, cerca de mínimos históricos mientras que el sol peruano mostraba una baja de 0,34% y el referente de la bolsa cedía un 0,17%.

Dólar blue y reservas.
En el mercado informal, el dólar blue saltó $5, aunque terminó por debajo del oficial, a $62, de acuerdo al relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. A su vez, el «contado con liqui» trepó 6% a $60,95.
En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó en el entorno del 70%. En tanto, en el Rofex se operaron u$s1.247 millones, un 7% menos que ayer.
“Los plazos más cortos concentraron más del 80% del total operado. Y los precios finales para los meses de agosto y septiembre, terminaron operándose a $62,90 y $68,25; con tasas del 88,87% y 100,93%”, señalaron desde ABC Mercado de Cambios y agregaron que los plazos mostraron subas de más de $3,50.
Por último, las reservas del Banco Central cayeron este miércoles por decimotercera jornada consecutiva, al restar otros u$s810 millones, para culminar en u$s64.232 millones. En las últimas tres jornadas la sangría fue de u$s2.078 millones.

Riesgo país
El riesgo país de la Argentina siguió en alza este miércoles en sus máximos en más de 10 años, tras el shock financiero luego de las PASO. El indicador del banco JP Morgan subió 205 unidades hasta los 1.946 puntos básicos, su más alto nivel desde marzo de 2009, cuando llegó a los 1.960 puntos.
El número más que se duplicó tres días después de las elecciones: el viernes finalizó la semana en 872, es decir que subió 123,2% o 1.074 unidades.
Los mercados financieros domésticos se derrumbaron el lunes tras la abrumadora diferencia obtenida por Alberto Fernández por sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias del domingo, que alejó la posibilidad de una reelección del mandatario en octubre. Macri responsabilizó al kirchnerismo por la nueva crisis. (Ambito.com)

“No sabemos dónde se va a estabilizar”
En medio de una semana caótica en los mercados, desde el Gobierno consideraron que el dólar “busca su nuevo equilibrio” al tiempo que anticiparon que “esta semana deberíamos empezar a ver una mayor estabilización del tipo de cambio».
En el marco de una conferencia de prensa brindada en la Casa Rosada, los ministros Dante Sica (Producción y Trabajo) y Guillermo Dietrich (Transporte) consideraron que “esta situación se generó a partir del resultado electoral” y que el Banco Central cuenta con las “herramientas para moderar el impacto de la suba del dólar sobre los precios”.
Ante la consulta de Ámbito sobre hasta qué cotización alcanzará el dólar, el ministro Sica sostuvo que “no sabemos dónde se va a estabilidad” el billete verde. En ese contexto, el titular de la cartera de Producción señaló: “Esta semana deberíamos empezar a ver una mayor estabilización del mercado y del tipo de cambio. Lo estamos viendo día a día”.
Por su parte, Dietrich puso el acento en la batería de anuncios realizados por el presidente Mauricio Macri más temprano y aseguró que “se trata de medidas que alcanzan a millones de argentinos porque es el trabajo que hacemos todos los días”. (Ambito.com)

Descontento de industriales con la medidas de Macri
El presidente de la Unión Industrial de La Pampa (Unilpa), Rubén Gorordo, aseguró ayer que las pequeñas y medianas empresas pampeanas «esperábamos algo más», al cuestionar el anuncio de una serie de medidas económicas del presidente Mauricio Macri, tras la dura derrota electoral del pasado domingo.
«Las Pymes esperábamos algo más, medidas financieras importantes para reactivarlas porque a estos valores de intereses es difícil apalear la situación. Trabajar de esta forma en venta de valores, descubierto hace difícil el camino», comentó Gorordo en diálogo con Radio Noticias.
Además, el directivo dijo que «el anuncio de Macri es insuficiente» y que permitirá «programar a largo plazo las deudas» pero «no asegura una reactivación. Nosotros vivimos del mercado interno».
El presidente entre otras cuestiones anunció una suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias (una promesa de campaña que nunca llevó a cabo), una moratoria para las Pymes, la suba del salario mínimo, un bono para empleados públicos y dos pagos extras de la Asignación Universal por Hijo.
Sobre el plan económico del macrismo, Gorordo explicó que «el pueblo demostró que no quiere ese modelo» porque «no tuvo los votos necesarios. Para nosotros de parte de la industria tiene que haber un cambio en lo económico, en lo financiero y lo impositivo para poder ser más competitivos».
«Hay que ver cómo se busca para dar un crédito con tasa subsidiada para la Pyme y que sea utilizado realmente con un seguimiento. Hay que apuntarle a nuestras empresas que son el motor en La Pampa de la parte regional y generan movimiento económico», manifestó el empresario.

«Precio abierto».
En esa línea, Gorordo advirtió que «hay preocupación» en las Pymes por «la recesión y un parate total en el sector. Estamos teniendo problemas con los clientes, que ahora vienen a querer arreglar su cuenta y uno sabe que no puede reponer la materia prima, entonces hay que actualizar. Si tenés que hacer negocios nuevos no lo podés hacer, te dejan un precio abierto en dólares y es imposible trabajar de esa forma».
Además, explicó que «las empresas producen con varios ítems a valor dólar», que «son medidas agarradas de hoy no tan pensadas a futuro» y que «se necesita algo rápido para salir a solucionar lo que está pasando».
«Llevaron los intereses al 74 por ciento para parar la corrida del dólar pero no pudieron. Es un problema grave para las Pymes. Tiene que haber pautas claras para que las pequeñas empresas sigan trabajando».

«Son irresponsables»
La diputada provincial Alicia Mayoral (PJ) cuestionó con dureza las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri, afirmando que «estos son unos irresponsables que subestiman a la sociedad argentina».
«No puedo creer lo que escuché. Estos son unos irresponsables que subestiman a la sociedad argentina. El presidente se pone en el papel de víctima cuando los argentinos somos las únicas víctimas de sus políticas», remarcó.
Además, la legisladora de General Pico destacó que «el verdadero Macri es el que habló al pueblo el domingo después del duro revés electoral, el que desconoce la realidad que está atravesando y sufriendo el pueblo».
«Macri intenta convencernos ahora de que después de la catástrofe que generó tiene la fórmula mágica para sacarnos de esta cruda y triste realidad», finalizó.