Inicio El Pais Malestar de Servini con la Cámara Nacional Electoral

Malestar de Servini con la Cámara Nacional Electoral

LA JUEZA FUE EXCLUIDA DE UNA REUNION EN UNA CAUSA QUE ELLA TRAMITA

La jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini expresó ayer su malestar a la Cámara Nacional Electoral por no haberla hecho participe de la reunión realizada en ese Tribunal, con representantes de partidos políticos, la Dirección Nacional Electoral y la empresa Smartmatic, para auditar el software y el código fuente que se utilizará el domingo para el escrutinio provisorio. Por ese motivo, remitió a la Cámara Nacional Electoral el expediente que tramita desde antes de las PASO en su juzgado, por una acción de amparo interpuesta por el Frente de Todos contra la participación de esa empresa en el conteo provisorio de votos, con un fuerte cuestionamiento por haber omitido informarle sobre esa reunión.
«Sin perjuicio de que la Cámara Nacional Electoral se habría arrogado atribuciones propias de la primera instancia, contraviniendo las disposiciones contenidas en el título II Capítulos II y III del Código Electoral Nacional (atribuciones de los jueces y Juntas Electorales), en atención al estado de autos y la proximidad de la celebración de los comicios remítase la presente causa al Superior a sus efectos», sostuvo la jueza Servini al remitir el expediente a la Cámara.
«La suscripta ha tomado conocimiento por intermedio de un apoderado de una agrupación política que participará de los comicios a celebrarse el día 27 de octubre próximo que, en el día de la fecha (por el jueves), se está llevando a cabo en la CNE una reunión relacionada con el escrutinio provisorio entre los miembros de dicho Tribunal, representantes de la Dirección Nacional Electoral, personal de la empresa Smartmatic y apoderados de partidos políticos», señaló la jueza.
En este sentido, agregó que, «en dicha reunión, cuyo objeto no se ha puesto en conocimiento de este Tribunal, se estarían tratando cuestiones relacionadas con la presente causa, siendo que el Superior no cuenta con los informes técnicos producidos por el Veedor Judicial y por la Empresa en cuestión como para resolver al respecto».

Auditoría.
Se trata de la reunión convocada por la Cámara Nacional Electoral para que las fuerzas políticas pudieran «auditar» el software y el código fuente que la empresa Smartmatic tiene previsto utilizar mañana para el desarrollo de su tarea, en el escrutinio provisorio de votos, que es el que permite a la ciudadanía ir conociendo los resultados de los comicios pasadas tres horas de terminada la jornada electoral.
En ese encuentro, sobre el que la jueza Servini cuestiona no haber sido notificada, teniendo en cuenta que el proceso del escrutinio provisorio se encuentra judicializado a instancias de una acción de amparo promovida, ya antes de las PASO del 11 de agosto, los apoderados del Frente de Todos y de Consenso Federal se retiraron objetando la manera en la que pretendía realizarse la auditoría. De hecho, el Frente de Todos proponía realizarla con un software cuya utilización fue rechazada por la empresa Smartmatic por entender que podría derivar en conclusiones «erróneas» acerca del funcionamiento del software y de la fiabilidad del código fuente.

Trámite cumplido.
Más allá de la objeción manifiesta de los representantes del Frente de Todos y de Consenso Federal en ese encuentro, de la que quedó constancia en acta, el acto de puesta en conocimiento del software y del código fuente -que se encontraban en custodia de la Cámara Nacional Electoral- fue dado por cumplido, en ese trámite judicial del que no participó Servini.
En este sentido, el secretario de actuación de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Sebastián Schimmel, destacó ayer la posibilidad que se otorgó para que se realizara «una inspección del código fuente, cosa que no ha ocurrido en oportunidades anteriores» de procesos electorales. (Télam)