Marcha Federal pidió paro general

MULTITUDINARIO ACTO EN PLAZA DE MAYO

Organizaciones gremiales y sociales concluyeron ayer su multitudinaria “Marcha Federal” con un acto en la Plaza de Mayo, donde advirtieron que el Gobierno “pone en riesgo la paz social” con sus políticas económicas, cuestionaron la suba de tarifas y el acuerdo con el FMI y reclamaron un “paro nacional”, que durante la jornada la CGT confirmó que convocará para antes del Mundial.
El llamado a un paro fue la consigna que mayor adhesiones cosechó entre los oradores, como el líder de La Bancaria y dirigente de la CGT, Sergio Palazzo; el titular de Suteba, Roberto Baradel; y referentes de ATE, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Frente Popular Darío Santillán.
Poco antes del inicio del acto, los miembros del triunvirato de la CGT, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer, quienes asistieron a la plaza pero no subieron al escenario, confirmaron a la prensa que la central obrera reunirá el próximo jueves al Consejo Directivo.
Durante el acto que se realizó en las puertas de la Casa Rosada luego de una marcha de cinco días que atravesó distintos puntos del país y colmó el centro de la Ciudad de Buenos Aires, Palazzo -que junto a Pablo Moyano, de Camioneros, encabezan el sector más combativo de la CGT- pidió directamente a esa central gremial que lleve adelante un paro general.
“Los gremios estamos reclamando que la CGT acompañe la decisión de un paro nacional para reclamar que el Gobierno cambie su política, que mire a los que menos tienen, que deje de mirar el horizonte de los más ricos”, señaló el líder del sindicato de trabajadores bancarios.
Daniel Menéndez, referente de Barrios de Pie, se sumó a ese planteo al afirmar que “no es momento para cobardes, hay que pagar el precio de defender al pueblo y si es necesario convocar a un paro nacional activo con cortes de ruta por todo el país”.”A lo largo de la historia estos ajustes terminan con hechos complicados, y nosotros queremos llamar al gobierno a la paz. El veto es una señal muy complicada porque rompe todos los puentes de diálogo. Un ajuste como el propuesto pone en riesgo la paz social”, agregó Menéndez.

Columnas.
La Marcha Federal había comenzado el pasado lunes desde varios puntos del país y este lunes por la mañana, en su ingreso a la Ciudad de Buenos Aires, las columnas partieron desde tres puntos de encuentro rumbo a la Plaza de Mayo, reinaugurada esta semana tras las obras de refacción.
Tras un acampe y vigilia, las organizaciones sociales que venían desde el oeste partieron desde la iglesia de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, mientras que la que llegaba desde el sur salió desde el Puente Pueyrredón y la que provenía del norte se concentró en Retiro.

Paro.
Ya sobre el escenario principal, el secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, también reclamó un “gran paro nacional con movilización en todo el país”, tras destacar que la Marcha Federal “nació para decirle no al ajuste, a la entrega”.
Esteban Castro, referente de la CTEP y encargado del cierre del acto, también adhirió al planteo y, en un juego de palabras con la consigna de la marcha “Pan y Trabajo”, invitó al público a cantar “Pan, Trabajo, el Fondo al carajo”, en alusión al FMI.
“La dos CTA resolvimos para la semana que viene un paro general de actividad, pero tenemos que hacerlo con todas las organizaciones, un paro donde nadie vaya a trabajar”, reclamó a su turno Baradel, en representación del sindicato de docentes bonaerenses que integra una de las CTA.
En el mismo sentido se expresó el líder de la CCC, Juan Carlos Alderete: “Sabemos lo que significa el Fondo Monetario Internacional, que significa más ajuste, más destrucción, menos trabajadores”, señaló.
El techo del 15% a las negociaciones paritarias, los aumentos de tarifas y los despidos en distintas áreas del Estado como parte del “ajuste” ocuparon parte importante de los discursos, así como las críticas a los dichos de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, sobre el acceso a la universidad pública.

Unidad.
Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, también se sumó al acto y allí se refirió a los dichos de la gobernadora: “Pobre la señora Vidal, que quiere que seamos todos analfabetos”, sostuvo.
A su turno, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel envió un duro mensaje hacia la Casa Rosada y pidió “estar más unidos que nunca para derrotar al neoliberalismo, que trae más hambre, más conflicto, a las Fuerzas Armadas en la calle”.
La mayoría de los oradores aludieron además a la necesidad de que el Congreso apruebe un paquete de cinco leyes que las organizaciones sociales impulsan para los sectores más vulnerables: la emergencia alimentaria, la urbanización de barrios populares y la suspensión de desalojos, una ley de Agricultura Familiar, una ley de Emergencia en Adicciones y un proyecto para que el 25% de la obra pública sea realizada por cooperativistas. (NA)

Policía realizó controles
La Policía Bonaerense realizó controles a manifestantes que se dirigían a la Ciudad de Buenos Aires en el marco de la Marcha Federal organizada por movimientos sociales y dio a conocer que en ese marco se “secuestraron palos, gomeras, piedras, proyectiles de acero, bebidas alcohólicas y marihuana”.
A través de un comunicado, la fuerza de seguridad bonaerense indicó que los controles “se realizan en conurbano oeste, sur, norte y en La Plata” y que “participan oficiales de la Policía de la Provincia con colaboración de fuerzas federales”. Se informó que de los operativos participaron “más de 550 efectivos” bonaerenses.
“Los procedimientos, en los que participan oficiales de distintas dependencias policiales, se llevan a cabo principalmente en la zona oeste, sobre la autopista Richieri en La Matanza, en la zona sur a la altura de Avellaneda, en el acceso norte y en la región capital”, indicó.
Además, precisó que “en los operativos de zona oeste, los efectivos dependientes de la Comisaría Villa Celina, de la Departamental La Matanza, grupo UTOI, GPM, Infantería y Vial de Ezeiza, interceptaron un colectivo procedente de Esteban Echeverría que transportaba alrededor de 50 personas con destino a la Capital y, al realizar la inspección del rodado, encontraron 11 garrotes, botellas y gomeras con proyectiles de acero; elementos que quedaron rápidamente en calidad de secuestro”.
“Sobre la autopista Richieri, los uniformados interceptaron otros tres colectivos escolares que transportaban 25 personas cada uno y del interior incautaron bulones, piedras, bolitas de vidrios, palos y gomeras”, entre otros elementos. (NA)

La CGT realizará un paro general
La Confederación General del Trabajo (CGT) convocará el próximo jueves a un paro general que se realizaría poco antes del inicio del Mundial de Fútbol, en rechazo a las políticas del Gobierno, anticiparon ayer los miembros del triunvirato Juan Carlos Schmid y Héctor Daer.
La fecha que suena con más fuerza para concretar la tercera huelga de la central obrera en la gestión de Mauricio Macri es el martes 12 de junio, dos días antes de que comience la Copa del Mundo de Rusia.
Schmid anticipó que la central obrera anunciará la medida de fuerza en el marco de una reunión del Consejo Directivo y criticó el programa económico del Gobierno porque, señaló, “ha escuchado a los sectores más concentrados de la economía y no la voz de los trabajadores”.
“El día jueves nos reuniremos con el Consejo Directivo y va a haber paro general de la CGT, coordinando con las distintas expresiones populares y sindicales a la brevedad”, afirmó Schmid, en el marco del cierre de la Marcha Federal.
La central llamará al paro luego de que el presidente Mauricio Macri vetara el proyecto opositor para retrotraer los aumentos de tarifas de servicios públicos, lo cual fue considerado como el desencadenante para llamar a la huelga. “Fue la gota que rebalsó el vaso”, ratificó Schmid.
El sindicalista se pronunció así, acompañado por su par Héctor Daer, durante la Marcha Federal que realizaron organizaciones sociales y en la que en su acto de cierre en la Plaza de Mayo se escucharon varios pedidos a la CGT para que active un paro general.
“Esperamos que el Gobierno reformule la política que está llevando adelante, y que además de escuchar la voz de los mercados, escuche a los trabajadores. Hasta ahora escuchó a los sectores más concentrados del economía y no quiere escuchar el crujido social producto de las medidas que aplica”, agregó Schmid.
El sindicalista dijo además que se necesita “la unidad de todos para confrontar con un programa económico que agrede a las Pymes y a los trabajadores”.
Por su parte, Daer reforzó los argumentos a favor del paro que realizará la entidad de la calle Azopardo con advertencias al Gobierno: “Tenemos que construir un país con todos adentro, no puede haber ajuste sobre los que menos tienen”, reclamó.
De esta forma, la central desoirá el pedido que hizo Mauricio Macri, quien había instado a los dirigentes de la CGT a ser “participantes activos” en el proceso para “bajar el costo argentino sin bajar el salario de los trabajadores”. (NA)