Marcharon pidiendo justicia por Abril

LA MADRE PIDIO CAMBIAR EL SISTEMA JUDICIAL

La carta, que fue leída en la marcha por Jorge Dománico, Director de la Unidad Académica de la Escuela Normal 1 donde cursaba sus estudios Abril (12), está firmada por los padres y la hermana de la niña en la que se lamentan porque le quedó mucho “camino por recorrer”.
“Dulce, siempre sonriente, compinche, cómplice, divertida, servicial”, señala y recorre momentos que sus padres compartieron con ella, como cuando tocaba el piano o practicaba destreza.
En la publicación, la familia agradece el apoyo de parientes, amigos y compañeros de trabajo y le dedica una mención especial al personal del Hospital San Roque de Gonnet y al Hospital de Niños Sor María Ludovica, por haber hecho todo lo posible por salvar a Abril, y al personal perteneciente al Ministerio de Seguridad y al Ministerio de Justicia.
Aunque los Bogado decidieron no participar de la marcha de ayer, acompañan la iniciativa pidiendo, a través de estas palabras, “Justicia por nuestra princesa”.

Cambios en la justicia.
“Deseamos que la partida de nuestra pequeña no haya sido en vano y sea el puntapié para cambiar este sistema tan perverso de la Justicia Argentina”, concluye.
En ese sentido, expresa: “Quisiéramos estar presentes físicamente este lunes 13 de noviembre, pero los acompañaremos a través de estas palabras pidiendo JUSTICIA POR NUESTRA PRINCESA. Estamos tratando de buscar la manera de aliviar este inmenso dolor y es por ello que les pedimos que nos comprendan y puedan respetar nuestra decisión”.
Durante la marcha los compañeros y amigos llevaron pancartas y banderas con la leyenda “Vuela alto pequeña Abril”; “Nadie es capaz de matarte en mi alma”; “Justicia y basta de Inseguridad” y uno que rezaba “Tus compañeros y amigos de la escuela normal 1 presentes hoy y siempre. Asesinos libres nunca más”.
Silvia Luna, docente del Normal 1 y amiga de la madre de Abril, dijo en la marcha: “Es nuestra y nos la robaron. Fue un arrebato de injusticia de una familia muy sana y por eso vamos a pedir justicia para que las cosas puedan cambiar”.
“Que no haya sido en vano este lamentable hecho para que la Argentina renazca en este angelito. La escuela no es la misma y duele en el alma”, detalló.

El caso.
Abril fue asesinada el domingo 5 de noviembre, en la puerta de su vivienda situada en la calle 510 entre 10 y 11, en el barrio platense de Ringuelet. La niña acababa de llegar a su domicilio junto a su madre Laura Pupo (44), docente del Colegio Normal 1 de La Plata; su padre Cristian Bogado Scenna (42); el padre de éste, Hugo Bogado (73); y otro hijo del matrimonio de 4 años. En momentos en que estaban por guardar el vehículo en el garaje de la vivienda, aparecieron dos ladrones uno de ellos efectuó un disparo con su arma de fuego que impactó en la frente de la niña. (Télam)