sábado, 21 septiembre 2019
Inicio El Pais Masiva marcha en 9 de Julio

Masiva marcha en 9 de Julio

MOVIMIENTOS SOCIALES PIDEN ACTUALIZACION DE PLANES

Movimientos sociales, con apoyo de organizaciones sindicales, desarrollaron ayer la primera marcha masiva del año sobre la avenida 9 de Julio y reclamaron actualización de los montos que perciben los beneficiarios de los programas de empleo y la Asignación Universal por Hijo (AUH).
En el cruce de las avenidas 9 de Julio y de Mayo, una gran cantidad de integrantes de Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), el Frente Popular Darío Santillán y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) llevaron adelante la medida bajo el lema «Tierra, techo y trabajo», así como también hubo protestas en distintas ciudades del interior, en el marco de una «jornada nacional de lucha».
Según la CTEP, en el centro porteño hubo «200 mil personas» y en las distintas provincias se registró un total de un millón de manifestantes. La movilización contó con el apoyo de sectores del sindicalismo como la Corriente Federal, ATE Nacional, y CTA Autónoma, entre otros.
Luego de que la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, reconociera que el índice de pobreza dará una cifra «un poco peor» que la última medición, el líder de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, consideró que los funcionarios nacionales «se transforman en relatores de la realidad».
«Es casi una autocrítica velada, pero después no se cambia. Es como un diálogo en el que no se escucha al otro. O se lo escucha pero no toma en cuenta lo que se dice para construir soluciones. Terminamos el peor año en muchísimo tiempo: aumentos por encima del 50 por ciento del valor de los alimentos, pérdida del poder adquisitivo del salario y los programas de empleo. Todo esto trae enormes dificultades para poder llevar un plato de comida», sostuvo el referente social.
Menéndez advirtió que «los programas de empleo están en 6 mil pesos y la AUH se actualizó un 30 por ciento, pero perdió 20 puntos (por la inflación). Se paralizó la economía y los ingresos de los hogares se borraron de un plumazo».
A la vez, rechazó los dichos de la ministra Stanley, quien indicó que «no es necesario utilizar métodos extorsivos» para expresar los reclamos sociales.
«El problema es vetar encima la posibilidad de reclamar. Se admite que la situación está peor, no se propone nada para resolverla y se cuestiona a quienes reclaman: no cierra por ningún lado, no tiene ningún sentido. ¿Qué quieren que hagan? ¿Que esperemos una salida que ni siquiera proponen cuál es?», remarcó.

Ganar la calle.
Por su parte, el líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete, también cuestionó a la funcionaria nacional: «En estos momentos no nos recibe. Esta jornada se podía haber evitado si ella nos recibía. Esperamos todo el mes de enero, pero hay una negación».
«Si no ganamos las calles, nos gana el FMI y se destruye la Nación. Vamos a defender nuestro país y la democracia argentina para nuestro pueblo», remarcó el secretario general de ATE, Hugo «Cachorro» Godoy, quien anticipó que «el plan de lucha continuará el 26 de febrero con paros y movilizaciones en todo el país».
Como consecuencia de la marcha, el tránsito en la zona del centro porteño fue un caos, debido a los desvíos y las demoras que se registraron. (NA)