Masiva movilización

Ante la creciente tensión con el Gobierno, los gremios docentes realizaron ayer una masiva marcha al Congreso en medio de un paro nacional para exigir una suba salarial y más presupuesto para el sector, mientras que repudiaron la agresión a una maestra en Moreno y advirtieron: “No tenemos miedo”.
“Frente al Congreso, a los representantes del pueblo y con la Casa de Gobierno a nuestras espaldas, dos símbolos de la democracia decimos: no tenemos miedo. Lucha, más lucha, más lucha”, enfatizó Mirtha Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB).
Se pronunció así en el acto que realizaron a metros del Parlamento, tras la marcha que había partido desde el Ministerio de Educación, donde homenajearon a Sandra Calamano y Rubén Orlando Rodríguez, quienes murieron por un escape de gas en una escuela de Moreno, y afirmaron su “acompañamiento a Corina” De Bonis, la maestra atacada en ese municipio bonaerense.
En el cierre del acto, el titular del Suteba, Roberto Baradel, advirtió: “Si hay alguien que tiene fecha de vencimiento, no es la escuela pública, no somos nosotros, son estas políticas y este Gobierno”.
Antes, la titular de Ctera, Sonia Alesso, remarcó: “Es un paro para decirle al Gobierno de Macri que queremos presupuesto para la Educación”.
“Esta lucha continúa: por escuelas seguras, por condiciones dignas de enseñar y aprender, por salarios justos, por salarios dignos, por más presupuesto, por Sandra, por Rubén, hoy acompañando a Corina”, enfatizó Petrocini.
La protesta de Ctera y de los docentes privados de Sadop incluyó también el reclamo por la restitución de la Paritaria Nacional Docente que fue eliminada por decreto durante esta gestión.
Además adhirieron los gremios de docentes universitarios, pese a que la semana pasada sellaron su acuerdo salarial con el Gobierno, y el titular de la Conadu, Carlos De Feo, fue uno de los oradores del acto.
“Nos manifestamos en contra de una política que pretende terminar con el Estado que piensa en los más desposeídos, en la soberanía, en un futuro para todos, que piensa en la salud, en la educación y en el trabajo de los argentinos”, sostuvo De Feo.
En el escenario, también tomaron la palabra representantes de DAC, Fedun, Sadop y estudiantes universitarios y terciarios.

Maestra secuestrada
“No tenemos banderas políticas. No criticamos ni al gobierno actual ni al que se fue, y lo que hacemos lo hacemos por los pibes. Enemigos no tenemos o no lo sabemos, pero, efectivamente, a alguien le molesta”, reivindicó su tarea docente Corina de Bonis a un día de haber sido secuestrada y torturada por levantar junto a sus compañeras del CEC 801 y a las madres del barrio ollas populares que reemplacen el cierre de los comedores escolares de Moreno.
Suspirando y con la voz apagado, Corina no ofreció más detalles sobre su secuestro que “fue por un trayecto corto, pero el suficiente como para asustar y mucho”, y explicó la UFI 5 solicitó no divulgar detalles de los sucedido para avanzar en la investigación.
De Bonis, acompañada por compañeras y directiva del CEC 801, ofreció sus primeras palabras en la puerta de su casa, poco después de regresar desde el hospital donde se la realizaron los chequeos de protocolo para incorporar en la causa. “Estoy lo mejor que puedo estar”, había dicho a los periodistas en un primer y breve contacto.
“Una trata de tener fuerza y entereza. Somos docentes, nada más. Lo que hacemos, lo hacemos por los pibes. Que moleste una olla….”, dijo incrédula de la violencia que sufrió en la tarde del miércoles durante un “trayecto corto, pero el suficiente como para asustar, y mucho”.
Corina, quien cumple funciones administrativas en el CEC 801, describió las amenazas previas que la comunidad educativa debió sufrir desde que a fines de agosto comenzaron a realizar una olla popular para enriquecer el Servicio Escolar Alimentario que llegaba a la escuela con una vianda fría: “una feta de paleta, una de queso, un pan y una fruta”, describió.
“Nos pareció poco, por eso queríamos hacer la olla para que los nenes tuvieron algo más, ya que para muchos es su única comida”, señaló la docente los motivos de la acción.

Sin quórum.
En momentos en que frente al Congreso tenía lugar la masiva marcha de docentes “en defensa de la educación pública”, los diputados de la alianza Cambiemos y sus aliados hicieron fracasar por falta de quórum una sesión especial convocada por un amplio espectro de la oposición para tratar proyectos de ley vinculados a la crisis de financiamiento en el sistema educativo.
La convocatoria en la Cámara de Diputados había sido motorizada por el bloque del Frente para la Victoria-PJ, pero el pedido reunía también las firmas de integrantes del interbloque Argentina Federal, del Frente Renovador, del Movimiento Evita, del Frente de Izquierda y de Unidad Justicialista de San Luis.
Entre todos los bloques lograron reunir a 122 diputados, siete menos de los 129 requeridos para dar inicio al debate sobre tablas. “Miles de personas en la calle y en Diputados la sesión se cayó por falta de quórum. Cambiemos ha decidido, una vez más, darle la espalda al pueblo”, criticó el diputado y titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky. (Pagina12.com y NA)

Gremios docentes se manifestaron en la capital pampeana
La secretaria general del gremio Utelpa en Santa Rosa, Ana María Willging, afirmó ayer que el paro docente en La Pampa fue “contundente” y destacó que cada vez es mayor la cantidad de trabajadores y trabajadoras que se suman a las calles para reclamar contra el gobierno de Cambiemos.
“Es un paro contundente. A primera hora, había 24 escuelas con el 100 por ciento de acatamiento de los docentes y el resto de los establecimientos más del 90 por ciento”, aseguró la dirigente gremial sobre el impacto de la medida de fuerza llevada a cabo en la provincia.
El paro docente se realizó en todo el país, convocado por la Confederación de Trabajadores de Educación de la República Argentina (Ctera) para reclamar por la restitución de la paritaria nacional, que eliminó el gobierno macrista, el incentivo docente, más recursos para educación y en defensa de la escuela pública.
En la capital pampeana, la concentración se realizó en la plaza San Martín y posteriormente, los gremios marcharon por las calles céntricas para visibilizar la protesta. Además de la Utelpa, también participaron otros gremios como Sadop -docentes privados- y Conadu -universitarios-.
“Nosotros marchamos porque no aceptamos el presupuesto del FMI que no tiene en cuenta las necesidades en los sectores de salud ni en la educación publica”, siguió la titular de Utelpa Santa Rosa.

“En peligro”.
Sobre la movilización, Willging manifestó que “esto quiere decir que no queremos que sigan avanzando con las políticas de ajuste en educación” que propone el gobierno para el presupuesto 2019 en el marco del plan que impone el Fondo Monetario Internacional (FMI) porque “la educación pública está en peligro”.
Siguiendo en esa línea, la sindicalista repudió lo ocurrido en la localidad bonaerense de Moreno donde el miércoles por la noche una docente fue secuestrada y torturada por encabezar una olla popular para alumnas y alumnos ya que la escuela permanece cerrada por la muerte de otros dos docentes por un escape de gas.
Además, manifestó que “es un grave atentado que no podemos permitir más, fue muy fuerte lo que ocurrió. Los docentes de Santa Rosa están muy conmovidos y todos mostraron su apoyo. Es una noticia que no debemos olvidar para que no vuelva a pasar”.
Con respecto a la víctima, dijo: “Corina estaba haciendo ollas populares para darle de comer a más de 200 chicos porque la escuela está cerrada. La situación de las familias es crítica y si el Estado no está presente, los docentes pondremos el cuerpo para que nuestros alumnos tengan un plato de comida todos los días”.