Masiva participación en los talleres

Una masiva participación desbordó los talleres del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres que comenzaron en más de 340 aulas de escuelas y facultades de Rosario, mientras algunos tuvieron que realizarse en amplios patios de los establecimientos y en la calle.
Los talleres de ‘Trata y explotación sexual’ abarcaron 7 aulas, el patio y los balcones de una escuela donde además funcionaron los talleres de ‘Mujeres en situación de prostitución’ y el de ‘Mujeres de los pueblos originarios’ donde la escena volvía a ser la misma: espacios atestados de gente donde las participantes lograron ordenarse y funcionar normalmente.
En ese contexto, los talleres se sumergieron en los debates y en relatos dolorosos y terribles de distintas experiencias de mujeres que, organizadas o individualmente, llegaron a las jornadas para participar buscando un espacio que las contenga y donde construir colectivamente una salida antes la violencia y las injusticias, como definieron esta mañana las
organizadoras en el documento de apertura del encuentro.
En cada una de las escuelas el número de mujeres “nos desbordó, no hay espacio que alcance”, aseguró una de las integrantes del Comité Organizador, Liliana Zulaica.
También desbordaron en otras escuelas los talleres de ‘Violencia, abuso y acoso sexual’, ‘Violencia y maltratos’, ‘Femicidios’, ‘Anticoncepción y aborto’, ´Lucha contra las drogas y el narcotráfico’, ‘Violencia obstétrica’, ‘Maltratos, abusos y explotación infantil’, ‘Feminización de
la pobreza’, ‘Estrategias para el acceso al aborto legal, seguro y gratuito’, ‘Acceso a la justicia’, ‘Personas transgénero, transexuales y travestis’, entre otros.

Denuncias.
Asimismo, se denunciaron casos de femicidios, violencia sexual y abuso, violencia institucional, y trata de personas que permanecen invisibilizados, como asimismo circuló por todos los ámbitos del encuentro y las calles de Rosario el reclamo por “la libertad de Yanina”, la joven
rosarina condenada a nueve años de prisión por un aborto espontáneo, que se encuentra en prisión domiciliaria porque tiene un hijo pequeño.
Otros carteles que recorren las calles de la ciudad expresan el fuerte reclamo de “Desmantelamiento de las redes de trata” y de “Aborto legal, seguro y gratuito”.
Durante la mañana, un encendido discurso de las organizadoras contra la violencia y las injusticias sociales, abrió el encuentro ante una multitud de delegaciones de todo el país que colmaron la explanada del Monumento a la Bandera y convirtieron a ese acto en un acontecimiento histórico.
Durante la inauguración, y bajo el lema “el encuentro somos todas”, se reivindicó el carácter horizontal, federal, pluralista, autocovocado y autofinanciado de las jornadas. (Télam)

Compartir