Mataron a un comerciante en Villa Ballester

El hijo de Eduardo Herlein, el comerciante asesinado por delincuentes en su local de Villa Ballester, dijo ayer que los que mataron a su padre dieron cuatro vueltas manzana antes del crimen.
“Impotencia es lo primero que siento”, expresó Martín Herlein ante la prensa, y sostuvo que su madre se llevó la peor parte porque acudió al local al escuchar el disparo, vio cómo escapaban los dos delincuentes y se encontró con su padre “sangrando y agonizando”.
El miércoles por la mañana, Martín pidió colaboración para que se presenten ante la Justicia las personas que puedan brindar información sobre los autores del crimen. “Todavía no hay ningún testigo presencial, no había nadie en el local, y no tenemos cámaras”, declaró el joven.
Además, el hijo del comerciante, sostuvo que la cámara de seguridad de un vecino captó el momento en el que los delincuentes, que iban en un Peugeot 208 que había sido robado en Capital Federal, “habían pasado por Villa Loyola y dieron cuatro vueltas manzana para elegir el lugar y el momento adecuado para el robo”. El hecho ocurrió el martes en un comercio de venta de zapatillas. (NA)