Mauricio Macri visitó Chaco

EL AGUA NO DA TREGUA EN EL LITORAL Y NORTE

Más de 3.500 personas fueron evacuadas en el Litoral y norte argentino por las inundaciones, en su mayoría en el Chaco, en cuya capital se superaron en los primeros días del año los máximos históricos de lluvias y en donde es lento el escurrimiento de las aguas, informaron ayer Defensa Civil y la Cruz Roja Argentina.
En esa provincia hay 2.931 personas que se encuentran evacuadas según datos oficiales tanto en la capital Resistencia como en distintas localidades, mientras que en Corrientes hay casi 600 evacuados y en Entre Ríos son 109 las familias afectadas en Colón y Concordia.
“Es una situación compleja por el carácter de emergencia a nivel nacional, ya que son muchas las provincias involucradas. En algunas por suerte ya hemos logrado la normalización de la situación, particularmente en el este de Tucumán y Santiago del Estero, y otras que siguen en vilo”, comentó Rodrigo Cuba, director Nacional de Respuesta a Emergencias y Desastres de Cruz Roja Argentina.
En el Chaco los casi tres mil evacuados pertenecen a 15 municipios y permanecen alojados en distintos centros desde hace una semana, cuando se iniciaron las lluvias en gran parte del territorio provincial.
La municipalidad de la capital chaqueña informó hoy que en los primeros 16 días de enero se registraron 526 milímetros de lluvias, cifra récord que mantiene la emergencia hídrica en la zona de la capital chaqueña, donde volvió a llover esta madrugada.
En Corrientes, el intendente de la localidad correntina de Perugorría, Juan Ramón Castellanos, informó que son casi 600 los evacuados y autoevacuados por las inundaciones en la zona, entre ellos casi la totalidad de los habitantes de los parajes Paso Tala y Palmitas.
Mientras que en Entre Ríos son 109 las familias afectadas sólo en Colón y Concordia por el temporal de lluvias y por la crecida del río Uruguay, que según Prefectura Naval Argentina y la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande “continuará creciendo”.

Visita de Macri
En el medio de una crisis por el extremo temporal, el presidente Mauricio Macri decidió que el avión que lo traía de regreso de Brasil a Buenos Aires hiciera una escala en Chaco para interiorizarse sobre el momento que atraviesa la provincia a raíz de las inundaciones, que hasta ahora dejaron 2.476 evacuados.
El avión aterrizó apenas pasadas las 17. El Presidente visitó un centro de distribución que montó el Ejército argentino y poco después recorrió un refugio de evacuados en Barranqueras, uno de los lugares más afectados por las intensas lluvias que se registraron en las últimas semanas.
Macri, además, sobrevoló las zonas más afectadas por las inundaciones y mantuvo varias charlas con los dirigentes de la provincia. El gobernador Domingo Peppo lo recibió y acompañó tanto a él como a los ministros Patricia Bullrich y Oscar Aguad.
La situación sigue siendo crítica. El agua no baja y la crisis no se detiene. Los evacuados se distribuyen en distintas localidades, parajes y pueblos rurales de toda la provincia.
Las zonas afectadas por la emergencia hídrica en el Gran Resistencia y varias localidades fueron recorridas por el subsecretario de Protección Civil de la Nación, Daniel Russo, quien estuvo acompañado por el subsecretario de Gobierno, José María Quirós.
Quirós le reiteró al funcionario nacional “la necesidad” de la continuidad de la obra del canal 16 donde escurren las precipitaciones pluviales de un sector de la zona oeste hacia el sur del Gran Resistencia hasta el río Paraná. (Télam y TN.com)