“Me río de las barbaridades”

LIONEL MESSI DESMINTIO QUE PONE Y SACA JUGADORES

Lionel Messi, capitán del Seleccionado argentino de fútbol, aseguró ayer que “es mentira” que pone y saca jugadores del equipo nacional, defendió al goleador Gonzalo Higuaín, descartó cualquier polémica con el delantero Paulo Dybala. El astro reveló que todavía no logró digerir la derrota ante Alemania en la final del Mundial.
“Nos duele a todos todo lo que se dijo durante todo este tiempo. Después de todos estos años estamos acostumbrados a que se digan barbaridades de nosotros y convivimos con eso”, aseguró el capital del Seleccionado argentino de fútbol, Lionel Messi, en diálogo con TyC Sports en Moscú.
El rosarino explicó que “todos pasamos momentos duros con la Selección” y que más allá de las críticas por las tres finales perdidas por la Selección, “hubo muchos golpes duros hacia este grupo”.
“Hablo con todos los muchachos, tenemos una gran relación, hace mucho que venimos jugando juntos y defendiendo la camiseta de la Selección, tenemos muy buena relación todos. Intentamos ayudarnos dentro y fuera de la cancha”, agregó.
La “Pulga” se encuentra en Moscú, donde participará del amistoso del sábado ante Rusia, en la reinauguración del estadio olímpico de Luzhkini, y no tomará parte del encuentro ante Nigeria, el martes 14, en Krasnodar.
“Me río porque son tantas las barbaridades que se dijeron que ésta es una más. Agüero, Di María, Mascherano, Biglia, son todas figuras en el mundo. Que digan que juegan porque son mis amigos es una falta de respeto a ellos, y también para mí. Se dice que pongo jugadores y técnicos, y es mentira”, dijo Messi, quien negó que exista un “club de amigos”.
El crack del club Barcelona, relajado y sin levantar el tono de voz ni perder la sonrisa, agregó que “después se van dando las cosas y se ve que las cosas que se dicen son mentiras. Jamás puse ni saqué a un jugador, ni lo voy a hacer, porque no es mi forma. Yo estoy acá para sumar y ganar”.
Para sostener sus dichos, Messi recordó que “de (Mauro) Icardi se decía que no queríamos que viniera y se sumara al grupo”, en referencia al goleador de Inter de Milán, quien participó de las dos últimas convocatorias para las eliminatorias sudamericanas.
Messi recordó que en los últimos tres años Argentina jugó “la final de un Mundial y dos de Copa América” y que “mínimamente, dos de las tres”, las tendría que haber ganado, pero que la que más le dolió fue la derrota en el estadio Maracaná ante Alemania.
“Todavía me duele haber perdido la final del Mundial”, señaló contundente el “Diez”, quien no olvida la noche del 13 de julio de 2014 y el gol del mediocampista alemán Mario Gotze, a los 8 minutos del segundo tiempo suplementario, en otra entrevista realizada ayer con el canal ESPN.
Messi defendió al delantero Gonzalo Higuaín, cuestionado por los hinchas y la prensa, y destacó que “todavía sigue demostrando que está en un gran nivel”, pese a que nunca fue convocado por Jorge Sampaoli.
“Lametanblemente “Pipa” tuvo las situaciones que tuvo y se la agarraron con él. Estamos acostumbrados a que se digan barbaridades de nosotros y vivimos con eso”, dijo sobre la situación del delantero de Juventus, quien erró definiciones claves en las tres finales perdidas bajo la conducción técnica de Alejandro Sabella y Gerardo Martino.
El astro rosario también se refirió a la frase de Paulo Dybala, quien tras los partidos ante Venezuela y Uruguay, en los que fue titular junto a Messi, reconoció que es difícil compartir cancha el rosarino ya que ocupan el mismo lugar en la cancha.
“Lo hablamos por arriba. Con Dybala no hay nada que aclarar. Entendí lo que quiso decir desde el primer momento. Alguno lo tomó de otra manera. Yo lo tomé de la manera que él lo quiso decir”, aclaró entre risas.
Con la clasificación ya en el bolsillo, el cinco veces ganador del Balón de Oro reconoció que “no podíamos quedar afuera del Mundial. Siempre volvía a Barcelona haciendo cuentas de qué tenía que pasar para clasificar. Después de la victoria en Ecuador, volví feliz”.
“No tenía una decisión tomada, pero la verdad es que hubiera sido el fin de esta camada de jugadores, porque hubiera sido una locura no clasificar al Mundial”, aclaró sobre las consecuencias que hubiera tenido quedar afuera de la Copa del Mundo a jugarse en Rusia.