Inicio El Pais "Mentí en la causa del memorando"

«Mentí en la causa del memorando»

CRECE EL ESCANDALO POR ESPIONAJE ILEGAL DURANTE EL MACRISMO

La Comisión Bicameral de Control y Seguimiento de los Organismos de Inteligencia convocó para el viernes a la ex funcionaria del gobierno de Cambiemos Susana Martinengo para escuchar su versión sobre los hechos que la sindican como un engranaje clave en las supuestas maniobras de espionaje ilegal que se investigan en el juzgado de Lomas de Zamora.
El escándalo por el supuesto espionaje desarrollado desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), durante el gobierno de Mauricio Macri, crece por dos frentes: por un lado el juzgado que conduce Federico Villena, que de a poco va comunicándole a las víctimas cómo fueron espiadas, y el Congreso, por donde estos días desfilan los supuestos victimarios (y también algunas víctimas) para revelar detalles de las maniobras.
Antes de Martinengo, señalada en el Congreso por ex espías que dijeron llevarle información, están citados a la bicameral que conduce el diputado Leopoldo Moreau, los ex espías Jorge «Turco» Saez y Alan Ruiz y el periodista Carlos Pagni, quien figura entre las presuntas víctimas de la organización investigada.
Ruiz es el ex director de Operaciones Especiales de la AFI y está señalado en la investigación judicial como quien daba las órdenes a los Súper Mario Bross, mientras Sáez aparece un escalón más abajo y fue el responsable de reclutar a varios de los espías investigados.
Tanto Martinengo como Sáez y Ruiz fueron mencionados en los últimos días por los ex espías Facundo Melo y Leandro Araque en sus respectivos pasos por la comisión del Congreso que los convocó para conocer los detalles del espionaje ilegal.
Los ex espías están obligados a asistir a las convocatorias del Parlamento, mientras que los civiles (como Pagni o Martinengo) podrían rechazarla.

Expediente.
En paralelo, avanza el expediente judicial que tiene en sus manos el juez Villena tras encontrar documentos sobre las operaciones de inteligencia en el teléfono de un ex espía al que llegó luego de que un narcotraficante detenido declarara que había sido contratado por la AFI para cometer un atentado en contra de José Luis Vila, un ex funcionario del Ministerio de Defensa de la gestión del radical Oscar Aguad.
Villena rechazó ayer apartarse de la causa por presunto espionaje ilegal a políticos y periodistas, al responder a una recusación en su contra presentada por los ex agentes de la AFI imputados en la pesquisa -Melo, Sáez y Araque- que lo señalaban como el juez que facilitó que fueran intervenidos los teléfonos del penal de Ezeiza, por lo que sostienen que no debería investigar supuestas maniobras de espionaje en esa cárcel.
«No soy ni he sido parte en los hechos ahora investigados», sostuvo Villena en la resolución en la que rechazó la recusación.
Los tres espías dijeron en su presentación haber realizado «tareas de inteligencia» con aval judicial y que, de hecho, uno de los magistrados que las autorizó fue Villena, en relación a escuchas realizadas al narcotraficante Mario Segovia, en la cárcel de Ezeiza.
Una de las novedades de la jornada fue que el juez pospuso para el lunes próximo las declaraciones del secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, y de su adjunto en el gremio, su hijo Pablo Moyano, quienes habían sido citados para hoy para que les fuera exhibido el material que probaría que fueron víctimas de espionaje.

Allan Bogado.
El ex espía Allan Bogado admitió que mintió al declarar en la causa del Memorando con Irán «a pedido de Cambiemos». Puntualmente, apuntó contra el ex Secretario General de la Presidencia de la Nación, Fernando De Andreis.
Según registros públicos, el ex secretario general de la Presidencia de Mauricio Macri, Fernando De Andreis, recibió a agentes de la AFI vinculados al espionaje ilegal en la Casa Rosada.
«Recibí presiones por parte de Fernando De Andreis», dijo Bogado en declaraciones a Radio 10, al tiempo que agregó que desde el Gobierno anterior lo amenazaron y le decían «qué es lo que tenía que declarar» en la causa.
El ex espía confirmó que sus abogados se reunieron con De Andreis en dos ocasiones, tanto en Casa Rosada como en la Quinta de Olivos. «Me dieron toda la documentación para darle volumen a la causa de la denuncia de Nisman contra Cristina -Fernández de Kirchner-. Me lo pidieron dirigentes importantes de Cambiemos», aportó.
Según Bogado, a sus abogados les dijeron durante esos encuentros «lo que tenía que decir» en el marco de la causa que investiga el documento firmado en 2013 bajo el mandato de Cristina Fernández de Kirchner. «Si no decía lo que ellos pidieron iba preso», remarcó. (Télam)