Inicio El Pais Miel: ¿cuáles son los beneficios de su consumo?

Miel: ¿cuáles son los beneficios de su consumo?

Llega el invierno y el consumo de miel se intensifica especialmente como agregado a las infusiones y como un «paliativo casero» para contrarrestar dolores de garganta, pero sus virtudes son muchas más. Desde Senasa brindaron información sobre los beneficios de su consumo y una correcta manipulación.

Abejas, flores, néctar y dulzura: la miel es uno de los endulzantes naturales más apreciado por los consumidores dado que aporta una gran cantidad de beneficios para la salud de las personas.

Este producto alimenticio, que es elaborado por las abejas a partir del néctar de las flores, está compuesto de enzimas, vitaminas y minerales que protegen al organismo de las bacterias; y posee un poder antioxidante que ayuda a combatir el envejecimiento del cuerpo y la piel.

Aunque Argentina está entre los tres primeros productores y proveedores a nivel mundial de miel de alta calidad, con múltiples variedades de acuerdo al tipo de cultivo que es polinizado, el mercado interno del país consume apenas el 10% y exporta todo lo restante.

En el marco de la campaña “Alimentos Saludables” desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se destaca algunos de los principales beneficios de este producto, que suman a los controles que realizan a lo largo de su cadena de producción y comercialización.

Beneficios para la salud
• Refuerza el sistema inmunológico: tiene una gran cantidad de antioxidantes, vitaminas y minerales que combaten infecciones.
• Calma la tos y el dolor de garganta: cubre las paredes de la garganta y puede aliviar las distintas membranas irritadas en su parte posterior.
• Es un endulzante natural sin aditivos ni conservantes agregados: es una alternativa sana por sobre las azúcares refinadas.
• Restablece la función intestinal: tiene efectos laxantes suaves que favorecen el tránsito intestinal y ayuda a combatir el estreñimiento.
• Es un cicatrizante y antiséptico: permite prevenir la infección de ciertas heridas o quemaduras; su densidad protege contra bacterias y suciedad que entran en una herida.

Manipulación adecuada de la miel
• Utilice utensilios limpios y secos para no contaminar la miel; recuerde que el agua deteriora el producto y permite la proliferación bacteriana.
• En caso de estar compacta, fluidifique la miel en baño maría a baja temperatura para evitar la desnaturalización de sus propiedades.
• No es necesario conservar la miel en la heladera; un lugar seco y no expuesto a la luz solar directa es adecuado.