Milagro Sala condenada a tres años de prisión

ESCRACHE A MORALES

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, recibió una condena de tres años de prisión en suspenso en el marco del juicio por el “escrache” de 2009 contra el entonces senador y actual gobernador, Gerardo Morales.
En su fallo, el Tribunal Oral Federal de Jujuy dispuso que la dirigente social realice trabajos comunitarios y también condenó a los cooperativistas Graciela López y Ramón Salvatierra a tres y dos años de prisión en suspenso, respectivamente, por considerarlos coautores de daños agravados materiales de los hechos investigados.
La abogada de Sala, Elizabeth Gómez Alcorta, afirmó que se trata de “un fallo injusto y no ajustado a derecho”, al considerar que no había pruebas para determinar que la líder de la agrupación social haya sido la instigadora del “escrache”, tal como había denunciado Morales.
“Para nosotros, en principio, es injusto y no está ajustado a derecho, no hay ninguna prueba válida para decir que Milagro haya enviado a nadie” a la protesta, sostuvo la letrada en declaraciones a la prensa tras el veredicto. Por su parte, el marido de Sala, Raúl Noro, advirtió en la sala de audiencias: “Este es un fallo de Morales”.
Los integrantes del Tribunal jujeño, Mario Juárez Almaraz, Maria Alejandra Cataldi y Federico Santiago Díaz, dispusieron los tres años de prisión en suspenso para Sala por el delito de daños cometidos durante la protesta, en tanto que la absolvieron por amenazas, al considerar que esa acusación ya se había extinguido.
La Fiscalía había reclamado tres años por los dos delitos (un año y medio por cada uno), ya que en el caso de la amenaza consideraba que se trataba de una coactiva, situación que tiene penas más altas y de haber sido avalada por los jueces no habría prescribido.
Con esta sentencia, Milagro Sala queda libre en el expediente por el “escrache”, aunque seguirá presa por otras causas por supuestas irregularidades en el manejo de fondos públicos girados desde la Nación a su agrupación: además, este jueves se conocerá el veredicto del proceso contravencional por el acampe que tuvo lugar en la Plaza Belgrano en diciembre de 2015.

“No se dejen apretar”.
“Les pido, señores jueces, que no se dejen apretar por el poder político, dicten lo justo”, había reclamado antes de la lectura del veredicto.
En su mensaje a los magistrados, señaló: “Siento mucho dolor por la injusticia que estamos viviendo porque no hemos robado nada, hemos trabajado, hemos dignificado, ese fue nuestro pecado”.
Sala se quejó además porque el proceso fue parte de la “judicialización de la protesta social” y agregó: “Simplemente lo que queríamos era igualdad, en un país tan rico, donde hay mucha plata, donde hoy volvieron a llevarse lo que antes se llevaban las grandes corporaciones”.
“Que les quede claro: hemos trabajado, hemos dignificado, hemos educado, hemos recuperado la cultura del trabajo. Y recuperamos a miles de jóvenes de la droga, la prostitución y el robo. Muchos de ellos hoy han regresado a ese camino. Es como si nuestro país estuviera retrocediendo”, agregó.
Durante esta última audiencia, Sala contó con el acompañamiento de un importante número de diputados, dirigentes y ex funcionarios kirchneristas, entre ellos los diputados nacionales Juan Cabandie, Marcelo Santillan, Josefina Gonzalez, Mabel Carrizo, Veronica Mercado, Gabriela Estevez, Lucila Masin, Cristina Brites, Luana Volnovich y Fernanda Raverta, entre otros. (NA)