Inicio El Pais Miles de evacuados por las inundaciones en 4 provincias

Miles de evacuados por las inundaciones en 4 provincias

EMERGENCIA HIDRICA: TEMPORAL CASTIGO AL CAMPO

Más de 3.000 evacuados, pérdidas de cultivos de algodón y girasol, rutas cortadas y parajes aislados son las consecuencias de las inundaciones provocadas por las lluvias de los últimos días en Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, que ya dejaron cuatro muertos, informaron ayer autoridades locales y la Cruz Roja Argentina (CRA).
Las fuentes precisaron además que la situación «está normalizada» en Santiago del Estero, donde murió un nene que fue golpeado por una rama cuando circulaba en moto con su papá, y en el este de Tucumán, donde también habían caído varios milímetros de lluvia y cientos de personas habían tenido que abandonar sus hogares. Los otros tres muertos se habían registrado en la localidad correntina de Paso de los Libres, entre ellos una mujer y su hija.
«La emergencia más fuerte está por ahora en las provincias de Santa Fe, Chaco, Corrientes y Entre Ríos», precisó Rodrigo Cuba, director nacional de Respuesta a Emergencias y Desastres de la CRA.
Detalló que en Santa Fe hay unos 200 evacuados y un acumulado de 900 milímetros de agua caída, mientras que en Chaco hay entre 1.300 y 1.400 evacuados, en Corrientes unos 800 y en Entre Ríos alrededor de 800.
«En Entre Ríos tenemos complicaciones en las zonas cercanas a la ribera del río Uruguay, que está subiendo de manera progresiva y casi llega al nivel de evacuación», alertó Cuba, quien agregó que se está trabajando para asistir a los evacuados y evitar «enfermedades vectoriales, dérmicas y todo tipo de afecciones transmisibles».
«El acumulado para las regiones del Litoral y el Noreste del país es de 480 milímetros, y se estima que caerá más agua en los próximos días», adelantó.

Chaco.
En Chaco cayeron en lo que va de enero 472 milímetros de agua, cifra que se convirtió en el récord de los últimos 66 años para ese mes en la provincia, afirmó la Municipalidad de Resistencia.
Asimismo, cultivos de girasol y algodón se vieron afectados en el sudoeste de la provincia, aunque «todavía no se pudieron estimar las pérdidas», informó por su parte el Ministerio de Producción local.

Corrientes.
En Corrientes se mantenía ayer cortada la ruta 123 hasta la ruta 14 y otras 15 estaban siendo monitoreadas, mientras que algunos parajes permanecían aislados por las lluvias, señaló el gobernador Gustavo Valdés, quien declaró el estado de emergencia en la provincia.
Asimismo, cuatro familias de la localidad cordobesa de Arroyo Algodón, 127 kilómetros al sudeste de la capital, se autoevacuaron de sus casas por las lluvias que se registraron el fin de semana, que produjeron la crecida de ríos y arroyos, por lo que la Secretaría de Riesgo Climático y Catástrofe local pidió a los vecinos «máxima precaución».

Ayuda.
Las Fuerzas Armadas coordinan acciones en cuatro provincias para trasladar a los evacuados y distribuir alimentos por las inundaciones, mientras se intensifican los trabajos para reparar puentes y rutas socavados por la fuerza de la crecida de los ríos y arroyos.
Chaco, Corrientes, Santa Fe y Santiago del Estero, las provincias más afectadas, son asistidas por el Ejército, Prefectura y Gendarmería con cuadrillas, vehículos y medios especiales para facilitar el transporte y la distribución de alimentos a los centros de evacuados. A su vez, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de Nación envió suministros básicos para ser distribuidos a la población de Chaco y Corrientes.
Gendarmería ayuda en trabajos de control y señalización sobre la ruta nacional 123 en la intersección con la ruta nacional 14 y a la altura de Mercedes, a fin de evitar la sobrecarga de vehículos en el puente sobre el río Miriñay.
Y agentes de Vialidad Nacional continuaban con la colocación de un puente Bailey de emergencia en el kilómetro 863 de la ruta nacional 34, en la localidad santiagueña de Pozo Hondo, instalación que permitirá restablecer la circulación de la ruta, que une esa provincia con Santa Fe y Tucumán.
En Salta, la Dirección de Vialidad Nacional estableció en Rosario de la Frontera un desvío para que el tránsito particular y de transporte de cargas pueda conectarse con la ciudad de Santiago del Estero, destaca el comunicado.
En el municipio de Las Breñas, Chaco, las Fuerzas Armadas apoyan la evacuación de las personas afectadas en las zonas que permanecen aisladas, mientras que continúa la distribución de alimentos para los habitantes de Curuzú Cuatiá, Corrientes.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) estimó que las lluvias continuarán afectando las zonas ya complicadas durante los próximos días, y no descartó la presencia de ráfagas y granizo. (Télam)